Rocío Saiz: «Los afters son fuente de personas maravillosas, honestas y reales»

Rocío Saiz es cantante de Las Chillers y Monterrosa, y últimamente has podido verla en directo como artista en solitario presentando las canciones de su disco ‘Amor Amargo‘. Entre ellas, hits como ‘Autocensura’ o ‘Cortisol en sangre’.

La artista ha presentado ya el disco varias veces en directo, pero le aguardan muchas fechas como Mallorca Live Festival, Vida Festival, MadCool, Santander Music Faestival, Sonorama y un largo etcétera. Por eso es la nueva invitada de nuestra sección «Meister of the Week», patrocinada por Jägermusic, en la que un artista escoge un tema que no tiene nada o casi nada que ver con su carrera. Para sorpresa de nadie, su opción han sido los afters.

¿Por qué has elegido hablar de afters y personas de afters?
Pues voy a ser sincera: porque son las personas más maravillosas, honestas y reales que he conocido en la noche. Cuando llegas al after ya estás de vuelta y media, no importa quién eres y lo que haces, estás en el mismo universo. Ese sí que es el metaverso de verdad. Aclaro que para mí los afters no son en los garitos, sino en el momento en el que ya has pasado por todos y acabas en una casa.

El hecho de que alguien a quien no conoces de nada decida compartir contigo tu intimidad y con otras 20 personas y ofrecerte lo que quieras y necesites coger de la cocina, me parece uno de los gestos más bonitos que te pueden hacer. Muchas veces conoces su verdadero yo, allí no hay trabajos, no hay horarios, no hay orientación sexual ni odio, allí puedes ser quien y como quieras. Puedes pasar de la alegría a la tristeza y viceversa en un segundo, que la gente te va a cuidar.
Evidentemente has pasado muchas fases hasta llegar a ese espacio seguro, se ha caído gente por el camino y ya solo quedáis los que, como decía una amiga mía, «he venido a dar la chapa y a recibirla». En los after se habla muchísimo, muchísimo más que en la vida real, muchísimas más cosas que no tendrías la valentía de hacer en tu día a día. Puede que no vuelvas a ver a esas personas nunca más y eso hace que sea un entorno mágico para dar vueltas a todas esas ideas que te remueven en tu cabeza. O puede que comiencen unas nuevas relaciones de amistad increíbles que nunca te van a fallar.

Para empezar claros: del 1 al 10, ¿cuánto de fácil te lían para ir a un after?
Un 2. Yo no suelo ir mucho de after porque siempre tengo que viajar y luego la cabeza me pasa factura, pero la verdad es que cuando me lío me lío de verdad y me voy tarde. Depende de la gente y el ambiente.

La gente tiene pensado con quién se tomaría un café si tuviera la ocasión. Yo creo que es mucho más divertido y sensato irse de after con esa persona. Dinos cinco personas que juntarías para iros de after.
¡Es que ha habido grandes mixes ya de after! No voy a desvelar secretos pero hay muchas personas con las que no he coincidido. Me encantaría coincidir a día de hoy con Brigitte Vasallo, Pol Guash, Yolanda Díaz, Emma Watson y aunque nunca quedaría con ella, me encantaría coincidir con Ayuso para ver qué diría con la guardia baja. Tengo muchísima curiosidad.

«Me encantaría coincidir con Ayuso en un after para ver qué diría con la guardia baja»

Una canción ajena imprescindible de after, y otra tuya propia que encajaría o incluso has llegado a escuchar.
Canciones mías de after, hemos quemado mucho ‘El Descanso del guerrero’ y ‘Si mañana me muero’. Las que tocan la patata entran mucho en los corazones. Yo siempre pongo ‘Only You’ de Yazoo, bastante en bucle, nos abrazamos todas y veo cómo nos empezamos a mirar y a decirnos a nosotras mismas si estas somos las que queremos ser. Tiene algo el riff de esta canción que te da paz, melancolía y a la vez te inquieta y hace que se muevan cosas en tu subconsciente.

¿Cuál ha sido el after más largo en el que has estado?
Uno en casa de Ana Morgade después de aquel concierto de Las Chillers en el Ocho y Medio cuando hicimos «sold-out». Me fui a las 19.00.

¿Cuando sale el sol, eres de las que les agobia el día y cierran todas las persianas o disfrutas de la radiación solar?
No lo soporto, cierro a muerte todo. Cuando sale el sol me da el sentimiento de culpa y en verano como haga calor con todo lo que llevas encima me parece hasta peligroso. Sobre todo cuando llega el momento de irte a casa y te tienes que ir andando porque estás en alguna ciudad pequeña de festival y no hay taxis.

¿Eres de las que ponen casa o esperas a que tus amigas lo organicen?
Yo nunca he puesto mi casa, excepto en Nochevieja y fue durísimo. Admiro muchísimo a las que incluso les gusta poner su casa. Una vez estuve en una en Barcelona después de una fiesta techno, que tenía un garito instalado en el salón, con luces, bola de discoteca… Estaba preparada para el after.

Un after que nunca olvidarás.
Uno en el piso de arriba del teatro Pavón después de las fiestas de San Cayetano cuando nos dijeron que iban a cerrar.

«Lo que saco de todo esto es que es increíble la voluntad y las ganas que hay de salir de fiesta porque en general todo el mundo lo está pasando mal o tiene una vida muy complicada»

Los afters pueden desencadenar conversaciones de un nivel que solo se pueden dar en esas circunstancias. ¿Alguna vez has dado con una melodía o con alguna canción en estas dilatadas horas?
Pues la obsesion con alguna melodía me suele dar un poco antes, durante la cena. Cuando llego ahí lo único que me importan son las personas, su vida y sus problemas. Y de todo eso sí que he escrito y escribo letras, ideas, o momentos. Lo que saco de todo esto es que es increíble la voluntad y las ganas que hay de salir de fiesta porque en general todo el mundo lo está pasando mal o tiene una vida muy complicada. Y se levantan día tras día con una sonrisa y sin que nadie se entere por lo que están pasando. Eso es lo que más valoro de las personas, la resiliencia.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso
Tags: rocío saiz