Jenny Hval se casa con el patriarcado en ‘Year of Love’

Jenny Hval es la artista noruega a la que conocemos por trabajos de pop electrónico experimentales y conceptuales como ‘Apocalypse, girl’, ‘Blood Bitch’ o ‘The Practice of Love’. Su álbum más reciente, ‘Classic Objects’, ha salido este año. En él, Hval explora sus propias contradicciones como mujer y como artista, algunas de las cuales quedan plasmadas en el single principal. ‘Year of Love’ salió en enero pero, con el paso de los meses, se ha ido apoderando de nuestras vidas. Hoy es la Canción Del Día.

‘Year of Love’ está basada en el matrimonio de Hval, y también en una pedida de mano que ocurrió durante uno de sus conciertos. «Esta experiencia me resultó perturbadora», ha contado. «Me enfrentó al hecho que yo también estoy casada. ¿Qué dice de mí como artista este detalle de mi vida privada? ¿Quién soy como artista? ¿Mis acciones personales traicionan a mi voz y a mi trabajo?»

Hval está felizmente casada, pero no siempre comulgó con la idea de matrimonio. En su juventud, la cantante solía «discutir con gente a la que le gustaba estar casada» con razonamientos «políticos y estructurales», ha contado

a The Guardian. Ahora que ha madurado, disfruta de su matrimonio. No obstante, Hval reconoce que se ha casado por «razones contractuales», en concreto, para poder disfrutar de los beneficios que las parejas casadas gozan en Noruega.

En ‘Year of Love’, Hval expone su visión sobre el matrimonio en una de sus producciones más finas a la par que accesibles. Los ritmos y percusiones de la canción se inspiran en la música popular latina, en concreto en la samba y la bossa nova, estilos que Hval lleva totalmente a su terreno de pop electrónico nórdico. ¿Se puede decir que Hval he hecho una samba vanguardista?

La visión de Hval sobre las nupcias llega cargada de tensiones. Canta que se ha casado con el patriarcado y que es una marioneta del sistema, y se cuestiona a sí misma por creer que un simple «contrato fuera muy diferente del complejo industrial de la felicidad» que representa la «institución» del matrimonio. Sin embargo, la canción suena cómoda y relajada en esta realidad.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Jordi Bardají
Tags: jenny hval