Justin Timberlake vende los derechos de sus canciones

Justin Timberlake ha vendido los derechos de sus canciones al fondo de inversión Hipgnosis, confirma Variety. El autor de ‘SexyBack‘ se suma así a la larga lista de artistas que, en los últimos tiempos, han vendido sus catálogos por grandes sumas de dinero. Timberlake ha aceptado una cifra que rebasa los 100 millones de dólares.

En concreto, Hipgnosis ha adquirido el 100% “de todos los derechos de autor, propiedad e intereses financieros de Justin Timberlake en la participación del escritor y el editor en los ingresos por presentaciones públicas, así como el catálogo de composiciones musicales escritas por Justin Timberlake”. La venta incluye también “los derechos de administración mundial de las composiciones, sujetos al plazo restante de los derechos de administración de Universal Music, que vence en 2025”.

Merck Mercuriadis, CEO de Hipgnosis Song Management, ha elogiado el talento de Timberlake en un comunicado, en el que le describe como «uno de los artistas más influyentes de los últimos 20 años y también uno de los mejores compositores de la historia». En su catálogo se incluyen éxitos como ‘Cry Me a River’, ‘Rock Your Body’, ‘SexyBack’, ‘My Love’, ‘What Goes Around . . . Comes Around’, ‘Suit & Tie’, ‘Mirrors’ o ‘Can’t Stop The Feeling’. Su último álbum de estudio, el irregular ‘Man of the Woods

‘, vio la luz en 2018, y Justin lleva tiempo preparando el siguiente.

La venta de catálogos por parte de artistas de primer nivel es una práctica cada vez más común en una industria dominada por el streaming. De esta manera, los artistas reciben de una vez los ingresos que su música puede generar en el futuro. Además, muchos artistas han tenido que cancelar conciertos por la pandemia, por lo cual han perdido grandes sumas de dinero.

Muchos artistas que venden sus catálogos son veteranos que buscan asegurarse ingresos ante la posibilidad de no poder salir de gira. Solo el año pasado, Bruce Springsteen vendió su catálogo a Sony por 500 millones de dólares, y Bob Dylan vendió el suyo a Univeral por una cifra que rondaba los 300 o 400 millones. Sin embargo, también son muchos los artistas jóvenes que han decidido deshacerse de los derechos de sus canciones por razones económicas, como Shakira o David Guetta.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Jordi Bardají