- Publicidad -

She & Him / Melt Away: A Tribute to Brian Wilson

Lo mejor: 'Don't Talk', 'Wouln't It Be Nice', 'Kiss Me Baby', 'Meant for You'
Te gustará si te gustan: Beach Boys, Phil Spector, She & Him
Escúchalo: Youtube

Brian Wilson ha cumplido 80 años hace escasas semanas, el pasado 20 de junio. Entre los homenajes recibidos, uno de los más trabajados es un disco tributo de 14 pistas grabado por She & Him. Es, además, su excusa para volver después de 6 años de silencio, los que han pasado ya desde su segundo disco navideño.

Zooey Deschanel nació en Los Ángeles, y M. Ward creció en Glendale, California, antes de mudarse a Portland. Esto significa que ambos reconocen haberse criado con la música de Beach Boys, que ambos definen, como casi todo el mundo, como el sonido de California durante los años 60. ‘Melt Away: A Tribute to Brian Wilson’ es una recreación de aquellas melodías surferas y aquellas armonías tan identificativas que han inspirado a varias generaciones.

- Publicidad -

El álbum no esquiva algunas de las grabaciones más icónicas de Beach Boys, como por ejemplo ‘Wouldn’t It Be Nice?’, la inequívoca pista 1 de su gran obra maestra ‘Pet Sounds’. También aparecen más hits, como por ejemplo ‘Do It Again’, que fue número 1 en Reino Unido en 1968 y en cierto sentido su regreso a la imagen surfera de principios de los años 60 con la que todo el mundo les identificaba. Además, nada menos que el mismísimo Brian Wilson hace un «featuring» en su propio disco tributo al haber grabado unas tomas vocales nuevas para esta revisión.

Pero ‘Melt Away: A Tribute to Brian Wilson’ se caracteriza por haber evitado muchos -muchísimos- de los mayores hits de Beach Boys, como ‘Good Vibrations’, ‘Surfin’ USA’, ‘God Only Knows’, ‘I Get Around’, ‘Barbara Ann’ y un larguísimo etcétera, para decantarse por grabaciones mucho más desconocidas.

- Publicidad -

She & Him se han adentrado en discos como ‘Today!’ de 1965 o ‘Sunflower’ de 1970 y además no para centrarse siquiera en sus singles más populares. ‘Good to My Baby’ y la bonita ‘Kiss Me Baby’ son recuperadas de aquel 8º álbum de Beach Boys de 1965, en el que los temas más recordados eran ‘Do You Wanna Dance?’ o ‘Dance, Dance, Dance’, si es que son recordados en absoluto.

La decisión deja resultados ambivalentes. Por un lado, el álbum dejaría más huella con más canciones más emocionantes para todos, como ‘Don’t Talk’. Por otro, hay que agradecer que alguien se haya detenido en algo que no sea ‘Pet Sounds’ y un «greatest hits» de Beach Boys. Como ese melómano freaky con tiempo de pararse tanto en la anécdota como en el hit que pasará a la historia, She & Him te recuerdan que el primer disco en solitario de Brian Wilson existió en 1988 (‘Melt Away’), que ‘Deirdre’ era otro tema perdido que admitía una producción menos bucólica y más tipo Fleetwood Mac en los 80, y que aquel tema de 38 segundos que abría ‘Friends’ (1968) podía ser aquí una buena pista de despedida (‘Meant for You’), entonada por la dulce voz de Zooey y la cálida y rota de M Ward, triplicando su duración. Un disco que She & Him han hecho por admiración y para divertirse, como prueban pistas tan desprovistas de pretensiones como ‘Good to My Baby’ o ‘Heads You Win-Tails I Lose’.

Discos recomendados