Weyes Blood rinde homenaje a ‘Levando anclas’… con un móvil caníbal

‘Levando anclas’ (1945), ganadora del Oscar a la mejor banda sonora y protagonizada por dos estrellas como Gene Kelly y Frank Sinatra, marcó un antes y un después en el cine de Hollywood. No por su calidad (hay musicales de esa época muchísimo mejores, por ejemplo ‘Un día en Nueva York’, del mismo dúo), sino por un brillante número musical: el baile entre Kelly y Jerry, el ratón de la serie ‘Tom y Jerry’. Era la primera vez que un personaje animado interactuaba con un actor real en la pantalla con esta perfección técnica.

Weyes Blood rinde homenaje a esta secuencia en el clip de su preciosa canción ‘It’s Not Just Me, It’s Everybody’. Vestida de marinera como los protagonistas de ‘Levando anclas’ y filmada en un esplendoroso scope como en un musical de la Metro, Natalia Mering se marca un baile con un dibujo animado a la manera de Kelly y Jerry en un teatro de inspiración neogótica que remite al castillo de la película. La diferencia estriba en que su pareja de baile no es un simpático personaje animado, sino un teléfono móvil caníbal.

Tanto el baile como la canción, llenos de dulzura y elegancia, como los movimientos de cámara, suaves y delicados, contrastan con la macabra realidad que rodea a la cantante: un teatro lleno de cadáveres destripados. Un espectáculo dantesco, que diría un presentador de telediario. Un escenario postapocalíptico (la cantante se ha referido al filme ‘El último hombre… vivo’, 1971), que funciona como metáfora de nuestro presente hiperconectado a través de las pantallas pero con poco contacto humano. Como dice la propia Weyes Blood, un mundo “instalado en la interconectividad y el desgaste del tejido social”.

‘And In the Darkness, Hearts Aglow’ será estos días nuestro Disco de la Semana.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Joric
Tags: weyes blood