The Radio Dept. / Running Out of Love

Por | 24 Oct 16, 10:41

radio dept“Si no puedo bailar, tu revolución no me interesa”, espetó Emma Goldman a un camarada que le reprochaba estar divirtiéndose en vez de dedicarse “en serio” a la lucha. Porque la revolución también se baila. Este es el mensaje del dúo sueco al mundo; con ‘Running Out of Love’ The Radio Dept. han publicado su álbum más combativo. Preocupados por el auge de la extrema derecha en su país, su pretensión es sacudir caderas y conciencias, no sólo en Suecia, sino en un Occidente amenazado por los mismos males: el miedo, la insolidaridad y el fascismo. Si ya le dedicaron un single deseando su muerte, la gravedad de la situación actual les ha llevado a construir un disco completo para atacarlo. Y es el mejor de su carrera.

‘Running Out of Love’ es una obra pegadiza, inmediata y fantástica de canción protesta bailable, en la que The Radio Dept. han mutado sus postulados: suenan mucho menos lo-fi y dream pop, más sintéticos y orientados al dance, pero manteniendo su melancolía y evanescencia habituales. La voz de Johan Duncanson, tan lánguida y emotiva como siempre, también conserva su característico tratamiento; sigue escuchándose en segundo plano, como si la hubieran grabado en una caja, lo que dificulta la comprensión de las letras. El texto de Otis Hart que acompaña al “First Listen” en NPR de este “Running” es esclarecedor al respecto: “Duncansson y Larsson han demostrado un tremendo don para los ganchos efervescentes, que a menudo oscurecen las letras enterradas dentro. Bucead en profundidad y prestad atención: este álbum se ha hecho para 2016”.

Pero hasta llegar a este álbum tan 2016 se han tomado su tiempo. Su anterior disco ‘Clinging to a Scheme‘ data de 2010. Entre tanto, litigaron contra Labrador Records y perdieron, han ido sacando singles esparcidos… De hecho, ‘Running Out of Love’ está construido en parte con temas ya conocidos: ‘Occupied‘ salió en 2015; en el interior de ‘Death to Fascism’ se ocultaba el germen de ‘Sloboda Narodu’, la canción que abre ‘Running Out of Love’; ‘This Thing Was Bound to Happen’ es un antiguo tema inédito… Se echa de menos la fantástica ‘This Repeated Sodomy‘, pero probablemente su indie pop saltarín la alejaba demasiado del carácter general del disco.

Duncanson y Larsson aseguran haberse basado en grupos como Soul II Soul e Inner City que, entre finales de los 80 y principios de los 90, practicaron un house sofisticado y pegadizo. El magnífico y cálido inicio de ‘Sloboda Narodu’ con una percusión y una línea de bajo que le da un marcado espíritu sesentas, hasta que rompe en acordes orquestales sintéticos, ya nos anuncia a unos Radio Dept más expansivos, menos ensimismados, que reclaman con versos simples y sincopados: “Don’t ask for patience / ‘Cause we just don’t have the time / Freedom now”. Y, a continuación, la primera bomba del álbum, que no puede ser más explícita: la tremebunda ‘Swedish Guns’, donde el dúo carga directamente contra la industria armamentística de su país: “They should turn around / The Swedish guns / And force us to the ground / With Swedish guns / Cause who can be to blame / For Swedish guns? / A clue, it’s in the name”. Un caramelo envenado envuelto en una melodía cálida y dulce, con ecos de Prefab Sprout.

Como envenenado es el mensaje de ‘We Got Game’, que saquea levemente el gran clásico de Inner City, ‘Good Life‘ y los aires de los Pet Shop Boys de la era ‘Actually’ para construir un pegadizo himno de baile que es, a su vez, una arenga a la responsabilidad de los votantes a la hora de escoger gobierno. Rabia también destila el desvarío sintético de ‘Ocuppied’, un casi apocalíptico número de house de 1988 (¡ese piano!), sobre su litigio contra Labrador Records. ‘This Thing Was Bound to Happen’, antaño movido número shoegaze de estribillo arrebatador, rebaja las revoluciones por minuto para convertirse en un tema cálido, cercano al technopop centroeuropeo de los ochenta. Dulce también suena ‘Can’t Be Guilty’, aunque la línea de bajo de ‘Comitted to the Cause’ los muestra más terrenales y próximos a la música disco. El tramo final del disco parece desfallecer, pero vuelve a resplandecer en la última canción, ‘Teach Me to Forget’, con su recuerdo de New Order y sus gruesos acordes de trance.

‘Running Out of Love’ es un inmenso salto de The Radio Dept. Partiendo de una música teóricamente hortera -pero de enorme calado emocional- han conjugado su hedonismo inherente con una furibunda crítica social para parir un disco hermoso y necesario; tan acogedor como volver a casa y, a la vez, toda una patada en la boca.

Calificación: 8,2/10
Lo mejor: ‘Swedish Guns’, ‘We Got Game’, ‘Occupied’, ‘This Thing Was Bound to Happen’, ‘Teach Me to Forget’
Te gustará si te gustan: Pet Shop Boys, New Order, la dance-music de los noventa.
Escúchalo: NPR, Spotify
Cómpralo: Amazon

Etiquetas:
  • Lucas eme a

    DIS CA ZO

  • neel

    “This Thing Was Bound to Happen” TEMAZO

  • Charlie

    Definitivamente uno de los mejores discos del año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR