Discos de la década: Grizzly Bear / Veckatimest

Por | 20 Ago 09, 13:46

veckatimest1

Cuando tuve la suerte de ver en vivo a Grizzly Bear en el escenario ATP del Primavera Sound 2007, disfruté de uno de esos momentos mágicos en que una banda en directo te deja absorto y te lleva allí donde no terminaba de lograrlo en disco. Ed Droste, Christopher Taylor, Daniel Rossen (también en Department Of Eagles) y Christopher Bear redimensionaban las canciones de sus dos álbumes con delicadeza y mimo, cuidando al máximo las armonías vocales, jugando con los silencios y las pausas…


‘Yellow House’ era un gran disco, pero había una cierta oscuridad y sordidez que lastraba canciones tan brillantes como ‘Colorado’, ‘Knife’ o ‘Little Brother’. Tal revelación me ha hecho ansiar durante casi dos años este ‘Veckatimest’. Veckatimest es el nombre de una isla inhabitada frente a Cape Cod, lugar en el que el grupo gestó la forma de estas canciones, en un viejo caserón de la abuela de Droste. ‘Veckatimest’ cumple rotundamente con esa voluntad por sacar brillo a sus canciones que se intuía en esos directos, aunque no es un álbum de digestión sencilla. Pese a la engañosa inmediatez de su primer sencillo, ‘Two Weeks’ (y ya no hablemos del sublime mix de Fred Falke), se trata de un álbum denso, de una producción compleja que pide ser degustada con detenimiento y atención. Y tras varias escuchas uno cae en que ese es precisamente el premio y el fin de tal esfuerzo, aprender a disfrutar de sus rincones, recrearse en sus mil detalles y efectos, en esos sonidos viejos que regalan música nueva y brillante. La pericia vocal del cuarteto se ha convertido en su principal arma y seña de identidad y, como en el caso de Fleet Foxes, se convierte en el elemento que eleva las canciones a la altura adecuada para ponerlas fuera del alcance de la mediocridad.

Pero es que hay mucho más: el apabullante crescendo de guitarras al final de ‘Fine For Now’, la coda vocal de ‘All We Ask’, el folk de otro planeta de ‘Dory’, la percusión caribeña que manda en ‘Southern Point’, el funk lento de ‘Cheerleader’ adornado por un maravilloso coro a cargo del Brooklyn Youth Choir que, como los arreglos de cuerda, está dirigido por el reputado Nico Muhly (Antony And The Johnsons, Bonnie ‘Prince’ Billy), el sonido de teclado raptado de ‘Good Vibrations’ en la genial ‘Ready, Able’, la titubeante y caótica montaña rusa que es ‘I Live With You’ alimentada otra vez por los fantasmales coros de los niños de Brooklyn, la exquisita sencillez del cierre con ‘Foreground’…

La opacidad de los textos, con los que raramente podremos sentirnos identificados, y la complejidad de algunas canciones puede hacer desfallecer incluso al oyente más experimentado, pero aconsejo vivamente no tirar la toalla, sino insistir en detenerse y deleitarse en sus infinitos recovecos que, como aquellos huecos en ‘La escala de los mapas’ de Belén Gopegui, nos invitan a acomodarnos en ellos para refugiarnos fugazmente de la feroz realidad. ‘Veckatimest’ es una obra magnífica, música pop de gran altura.

Calificación: 9/10
Temas destacados: ‘Two Weeks’, ‘Ready, Able’, ‘Fine For Now’, ‘Southern Point’
Te gustará si te gusta: Beach Boys, Fleet Foxes
Escúchalo: en MySpace

La Tienda JNSP