Massive Attack no fallan en directo

Por | 09 Oct 10, 19:04

El grupo de 3D y Daddy G no ha visitado nuestro país de gira en su mejor momento creativo, tras haber publicado ‘Heligoland‘, el disco que más desapercibido ha pasado de toda su carrera. Ni en Barcelona ni en Madrid han conseguido llenar al pabellón correspondiente, en este último caso teniendo que cubrir el Palacio Vistalegre con los tradicionales plásticos blancos que ocultan las gradas vacías de los estadios. Sin embargo, la suya es una apuesta segura a disfrutar en directo.


‘Heligoland’ no es un disco que pueda sostener una gira y ni siquiera sus momentos mejor resueltos como ‘Psyche’ impiden que la primera parte del set suene algo fría, como empujando la densidad de su sonido demasiado hacia lo espeso. Sin embargo, su repertorio siempre resultará ágil e intenso mientras no prescinda del gran número de clásicos que siguen tocando ni de voces tan queridas como la del genial Horace Andy.

Martina Topley-Bird, que había ejercido de telonera, interpreta muchos de los temas, incluido ‘Teardrop’, que han hecho bien en cambiar bastante para excusar la ausencia de Elizabeth Fraser. Es a partir de este momento, hacia la mitad del concierto, cuando el público empieza a sentir que Massive Attack aún es un grupo con muchas cosas que decir, al menos en directo. A ‘Teardrop’ sucede ‘Angel’ y la ovación es enorme. La canción, que no ha perdido ni una décima de magnetismo en más de diez años, es un clásico que bien vale 40 euros de entrada.

Las proyecciones habituales en las giras de Massive Attack, normalmente cifras y datos estadísticos alternados con mensajes sobre la libertad y otros customizados para la ciudad que se visita, alcanzan su clímax en ‘Inertia Creeps’, durante la que el público puede leer «Beckham sufre un intento de asesinato», «Lady Gaga pierde a su abuelo paterno», «Sergio Dalma celebra sus 30 años de carrera» o, la más aplaudida, «Belén Esteban no volverá con Fran».

Era difícil imaginar una cumbre mayor para el concierto pero aún faltaba que Deborah Miller interpretara las joyas de ‘Blue Lines’, la preciosa ‘Safe From Harm’ o ‘Unfinished Sympathy’, ya en el primer grupo de bises, inmensa como siempre interpretada mientras las luces del Palacio Vistalegre estaban medio encendidas y la gente bailaba en perfecta comunión popular. Entre ellas, incluso ‘Splitting The Atom’ y ‘Atlas Air’ suenan a la altura. El concierto se despide con un segundo solicitadísimo, casi exigido, segundo bis por una sala a punto de venirse abajo, con ‘Karmacoma’. Que vuelvan cuando quieran y haciendo lo que quieran. 8.

Foto: Madieta, concierto en Badalona. Galería en Flickr.

La Tienda JNSP