Russian Red vuelve a hablar de política en El País

-

- Publicidad -

Russian Red vuelve a hablar de política en El País

La orientación política de Russian Red sigue dando que hablar. Tras la bomba soltada por Marie Claire y las escuetas declaraciones para La Razón, han sido muchas las preguntas que han pasado por nuestra cabeza: ¿puede influir la orientación política de un artista para que dejemos de escuchar su música? ¿Por qué buscamos que nuestro artista favorito tenga las mismas opiniones que nosotros? ¿Cuánto nos pueden importar las opiniones políticas de una cantante de pop de 24 años? ¿Es la izquierda más tolerante que la derecha o en absoluto? ¿Ya no tiene asegurado ‘Fuerteventura’ un lugar en la lista de mejores discos del año como hace unas semanas? ¿Qué dice de nosotros mismos que planteemos estas preguntas?


Víctor Lenore (Rockdelux, Mapa sonoro, etc) ha hablado con Lourdes para un artículo de El País. «Al principio, este asunto me asustó un poco, pero ha acabado por darme igual. He recibido mucha agresividad y poco respeto desde que hice esta escuetísima declaración. La conclusión que saco de todo esto es que existe una totalitarización de la opinión pública que poco se acerca a los ideales de una sociedad progresista. De la derecha me atraen varias cosas, pero no siento la necesidad de justificarme al respecto, porque no afectan ni a mi música ni a mi manera de relacionarme con la gente. Evidentemente, las ideas políticas afectan en tu modo de entender la sociedad, que supone un balance entre qué es lo ideal y qué es lo práctico». Finalmente dice que su pensamiento es «más tradicional, más cercano a la derecha», pero que «no se siente representada por ningún partido político». Quizá lo más interesante que dice es lo siguiente: «El único indicio de moralidad que aparece en mis canciones es la importancia que tienen en mi vida las relaciones personales». En la entrevista ampliada en el blog de El País Pop Etc, Lourdes empieza diciendo: «En JENESAISPOP cualquier cosa que diga o haga se critica con mucha crueldad, desde los que comentan, no desde los que publican».

- Publicidad -

Varios músicos opinan sobre su punto de vista, siendo Nacho Vegas el más radical: «Las políticas neoliberales han dejado en la calle a familiares y amigos y han recortado derechos fundamentales a la mayoría de la gente. En esta situación no puedo evitar pensar que cualquiera que se declare de derechas ha de ser un cretino o un cabrón. (…) Como en principio no tengo a Russian Red por ninguna de estas tres cosas, quiero pensar que no sabía muy bien de lo que hablaba. (…) En realidad, no me extraña tanto que Lourdes sea de derechas porque creo que su intención es solo hacer canciones bonitas».

También aparecen por el artículo Nacho Canut, El Zurdo, David Rodríguez, Rodrigo de Triángulo de amor bizarro, Calamaro o Bunbury, quien dice que mientras «nos peleamos», el bipartidismo se beneficia. Manolo de Astrud se reconoce afiliado a un partido comunista y se preocupa de que eso no esté reflejado en sus canciones. «Supongo que esa gente diría que, en virtud de la casi total ausencia de política en mis letras, estoy haciendo música complaciente con el status quo y, en esa medida, de derechas. Es algo que me preocupa y que no tengo del todo resuelto».

- Publicidad -

Imprescidible el análisis de El País, que además se aprovecha de que los comentarios de su noticia estén cerrados (aunque en el blog Pop Etc sí están abiertos), de manera que sólo tendrán que pasar la mitad de tiempo borrando insultos del respetable que faltan al honor y a la intimidad de las personas, reconocidas en nuestra Constitución, lo que también nos está dando mucho que pensar durante los últimos días.

Lo más visto

No te pierdas

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.

Adiós a Françoise Cactus y su manera irrepetible de entender el pop

Jaime Cristóbal escribe sobre la manera de entender el pop de Françoise Cactus, "caótica, brillante, inconsciente, sexy, humorística, romántica, desprejuiciada y multilingüe", a través de uno de sus 7".