The Flaming Lips / The Flaming Lips And Heady Fwends

Por | 26 Jun 12, 10:49

Con motivo del pasado Record Store Day, The Flaming Lips recopilaron la serie de colaboraciones que habían llevado a cabo durante aproximadamente un año con artistas de los más variopinto, en una edición limitada de doble vinilo que, ante el interés suscitado, se publica ahora en formato digital y CD (con la salvedad de que el tema junto a Chris Martin, de Coldplay, ha sido sustituido por una colaboración con Aaron Behrens de Ghostland Observatory). Esta colección lleva el nombre de ‘The Flaming Lips and Heady Fwends’. Desde el notable ‘Embryonic’ (2009), la banda de Wayne Coyne ha ofrecido multiples lanzamientos, entre interesantes y disparatados, como su versión del ‘The Dark Side Of The Moon‘ de Pink Floyd junto a Henry Rollins o Peaches, su EP metido dentro de una calavera de caramelo o ‘7 Skies H3‘, su “canción” de 24 horas de duración nuevamente comercializada dentro de una calavera, humana en esta ocasión (esta fijación por las calaveras no es nueva, su primer EP de 1984 ya tenía una en la portada). Habrá quien piense, pues, que a los de Oklahoma se les esta yendo la olla y que Coyne esta convirtiendo toda una institución del rock indie en un circo. Que experimentar era ‘Zaireeka’ (1997), con sus cuatro discos para ser reproducidos simultáneamente, y no esto. Pero ellos son así, y bendita sea su locura.

‘Heady Fwends’, a falta de un nuevo LP, podría valer perfectamente como la continuación al citado ‘Embryonic‘ en tanto que aquí hay de nuevo buenas canciones dentro de un formato convencional (bueno, si no tenemos en cuenta la edición limitada en vinilo relleno de sangre de colaboradores como Justin Vernon o Chris Martin, entre otros). A veces sucede que discos de estas características acaban siendo un tanto desafortunados, pero Flaming Lips han vuelto a demostrar que su música es lo suficientemente elástica como para que en ella quepan tanto Ke$ha como Nick Cave. Cada corte se adapta de manera sorprendentemente efectiva, resultando en una serie de encuentros más que en todo lo contrario.

La tónica general es que en cada colaboración hay bastante miga, lo cual como premisa ya es algo bueno. En cortes como la inicial y rítmica ‘2012 (You Must Be Upgraded)’, junto a Ke$ha y Biz Markie, consiguen crear algo que podría estar en álbumes de todos los involucrados, sin que pareciera algo demasiado extraño. Por supuesto que a lo largo del disco el sonido es más propio de Flaming Lips que del invitado en cuestión, pero hay que incidir en lo eclécticos que pueden llegar a ser sin perder un ápice de su personal amalgama de psicodelia, noise-rock y electrónica. Y es así, siendo ellos mismos pero adaptándose a las circunstancias que requiere la ocasión, como sacan el mejor partido de voces como la de Justin Vernon (Bon Iver) en la calmada ‘Ashes In The Air‘, la de Jim James (My Morning Jacket) en la psicodelia-gospel de ‘That Ain’t My Trip’ o la de Nick Cave en la frenética ‘You? Man? Human???’: tres ambientes distintos para tres cantantes.

Entre las composiciones en las que que alcanzan las cotas más altas están ‘Helping The Retarded To Find God’ (junto a Edward Sharpe and the Magnetic Zeros), calmada y con aires folk, que posee algunos de los momentos más bonitos de los que se podrán disfrutar (bien podría haber formado parte de ‘Yoshimi Battles The Pink Robots’). También es destacable en este sentido ‘Children of the Moon’, junto a Tame Impala, una preciosidad espacial y psicodélica. Con Lightning Bolt acompañándolos en la cabina del piloto, algo bueno tenía que salir y ahí está ‘I’m Working At NASA On Acid‘, que va del folk marciano al ruido para volver al folk.

Si hubiera que dividir ‘The Flaming Lips and Heady Fwends’, sería en tres categorías: las curiosidades (como la colaboración con Ke$ha o ‘Do It!’, con Yoko Ono & Plastic Ono Band’), los aciertos más o menos esperados (‘Helping the Retarded…’, ‘Children of the Moon’) y las agradables sorpresas (muy agradables, de hecho). En este último apartado se encuentra la versión de ‘The First Time Ever I Saw Your Face‘ (original de Ewan MacColl y popularizada por Roberta Flack) junto a Erykah Badu, y cuyo videoclip ha dado tanto que hablar últimamente. Diez minutos impresionantes, con la hipnótica voz de Badu envuelta en una atmósfera drone. Por último y también dentro de esta categoría, está el tema que cierra la edición de vinilo, ‘I Don’t Want You To Die’, en la que Coyne & Compañía más Chris Martin juntan lo mejor de sí mismos, pero con el frontman de Coldplay llevándolos a su terreno en esta preciosa balada dominada por el piano y el delicioso falsete de Martin. “I love The Flaming Lips’, dice Chris una vez finalizado el tema. Y, aparte de la contrariada Erykah, ¿quién no los ama? ¿Quién no desearía entrar en el estudio con ellos? Desde sus discos hasta sus directos, poseen una magia, una alegría y ganas de vivir que nos contagia una vez más, y seguro que también a esta fabulosa lista de invitados. Hasta que llegue un nuevo álbum propiamente dicho, nuestra sed está saciada. Seguimos a sus pies.

Calificación: 7’9/10
Lo mejor: ‘Helping the Retarded to Find God’, ‘I’m Working at NASA on Acid’, ‘Children of the Moon’, ‘The First Time Ever I Saw Your Face’, ‘I Don’t Want You to Die’
Te gustará si te gustan: tanto Flaming Lips como sus amigos
Escúchalo: Spotify

Send this to a friend