The Weeknd / Kiss Land

-

- Publicidad -

The Weeknd / Kiss Land

kisslandThe Weeknd no llega de cualquier manera a lo que él considera «su debut». Para bien, llega con la ventaja de haber sacado punta a un género tan blando como el R&B y triunfado con la edición de tres mixtapes (1, 2, 3) durante 2011 que, a pesar de haber sido regaladas en Internet, le hacían vender medio millón de copias cuando se producía su edición física en forma de trilogía (‘Trilogy’) a finales del año pasado. Para mal, lo hace con una portada horrible en la que se presenta altivo, cuando precisamente ha dejado claro que odia verse en las fotos. Y sobre todo, para mal, porque ‘Kiss Land’ ha tenido la peor promoción imaginable con ‘Belong to the World‘, un single inspirado en ‘Machine Gun’ de Portishead, a sabiendas de que el grupo de Bristol no le había dado permiso para utilizar un sample de la canción. Según Geoff Barrow, Abel Tesfaye se las ha ingeniado para incluirlo en la canción imitándolo de todas maneras a modo de anuncio cutre televisivo, y mostrando al artista canadiense como uno de esos niñatos que se creen que todo les ha de venir regalado porque ellos lo valen, incapaces de respetar a las generaciones anteriores que le han influido.

Tesfaye contaba en su primera entrevista (este verano) que todo el disco ‘Kiss Land’ está inspirado en Portishead y que de hecho se molestó en escribir «a los productores de Portishead» (sic, ¿¿quiénes serán??) para agradecerles, pero ha sido incapaz de aceptar su rechazo, que ha podido producirse por varias razones: a) ‘Machine Gun’ es una de las producciones más fascinantes de los últimos cinco años, pero es demasiado reciente para ser sampleada b) Abel podría haber utilizado en su simpático escrito la palabra maldita («trip-hop») frente a unos Portishead que siempre la han despreciado c) no les ha gustado nada el resultado, con unas cuerdas sintetizadas en el estribillo un poco metaleras y/o d) a Portishead no les apetece que su canción sea utilizada en un disco lleno de prostitución y drogas, quizá porque la música de la banda ya se ha asociado con el sexo o el consumo de porros mucho más de lo que correspondía.

- Publicidad -

Lo bueno que puede decirse de este «préstamo» es que viene como anillo al dedo al objeto de ‘Kiss Land’, literalmente un intento de imitar una película de terror, «influido por cineastas como John Carpenter, David Cronenberg y Ridley Scott». Una de las características del neo-R&B de The Weeknd es la creación de ambientes y densidades opresivos, pero quizá sin la atronadora percusión de ‘Belong to the World’, Tesfaye no habría conseguido un disco tan oscuro. Y es que salvo este y algún otro corte como el, en contraposición, luminoso, ochentero y bailable ‘Wanderlust’, estamos ante un disco consecuente con la trilogía de mixtapes, y por tanto quizá más apto para una ciencia ficción tipo ‘Blade Runner’ que para una película de «terror-terror».

Y eso que las historias que nos cuenta Tesfaye son, en cierto modo, terroríficas. Si antes le veíamos con severos problemas de celos acentuados por severos problemas de inseguridad, todo ello se ve agravado ahora por constantes referencias en los textos a las sufridas giras (‘The Town’ y ‘Live For’, esta muy pegadiza, junto al amigo Drake) y cómo estas han condicionado su vida personal, especialmente en cuanto a infidelidad y prostitución se refiere. El disco se abre con ‘Professional’, que samplea el ‘Proffesional Loving’ de Emika (¿os acordáis de Emika, verdad?) y deja muy claro el tipo de amor al que se refiere la letra mucho más allá de su mismo título, extendiéndose por otras canciones, en realidad, prácticamente hasta la extenuación, con constantes referencias al sexo tales como «voy a hacer que te corras tres veces seguidas» (‘Love in the Sky’) aunque dice que tiene prisa o «la hice chuparla con grillz de oro en la parte de atrás de la zona VIP» (‘Kiss Land’).

- Publicidad -

Puede que termines hasta las narices de frases en la línea si nadie te la/lo ha chupado con un par de esos brackets de lujo hechos a medida en un camerino, ni vistas a. Pero hay que seguir reconociendo que, con un tono que en muchos de los temas parece haber resucitado al mismísimo Michael Jackson (ya hubo sampleo a ‘Dirty Diana’) sobre unas bases muy Massive Attack, The Weeknd sigue construyendo un mundo propio que, salvo alguna excepción, está a la altura de sus cuidadísimas y muy certeras referencias. Ese mundo al que ha llamado ‘Kiss Land’ (el título no es tan cursi como aparentaba) contiene más despecho y resentimiento que amor, pero al menos consigue transmitir todas esas tormentas emocionales con su música.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Wanderlust’, ‘Live For’, ‘Kiss Land’
Te gustará si te gustan: Michael Jackson, Massive Attack… y ya The Weeknd
Escúchalo: NPR

Lo más visto

No te pierdas

‘Eso que tú me das’: Pau Donés siendo hasta el final el mismo que cantó ‘Grita’

A finales de los años 90 las canciones de Jarabe de Palo eran omnipresentes. Cada vez que un ser...

No hubo euforia: desangelada victoria de ‘Voy a quedarme’ para Eurovisión

RTVE destinó más recursos a las colaboraciones de Blas Cantó que a las canciones aspirantes para Eurovisión en sí.