Asteroids Galaxy Tour / Bring Us Together

Por | 17 Sep 14, 10:25

bring-us-togetherMette Lindberg y Lars Iversen se embarcaron en una gira poco menos que faraónica para promocionar su anterior trabajo, el notable ‘Out of Frequency‘, y para aprovechar las largas horas que se pasaban en el autobús decidieron usar un pequeño estudio portátil e ir dando forma a su nuevo disco durante los viajes entre concierto y concierto. Dicen que por eso ‘Bring us Together’ tiene tantos beats programados y samples aunque, seamos sinceros, los Asteroids Galaxy Tour van a sonar a funk, a groove de los 70 y retro aunque compongan con la única ayuda de un casio de esos que nos regalaban antes cuando hacíamos la comunión. Sí que es cierto que, a pesar de lo que el single ‘My Club’ pueda indicar, esta vez no han saturado los arreglos con miles de metales. Pero, insisto, siguen siendo los mismos de siempre a pesar de que nos quieran vender lo de “esta vez nos hemos vuelto más electrónicos”.

Lo que sí se han vuelto es muchísimo más irregulares que en sus anteriores trabajos. ‘Bring us Together’ se mueve entre dos extremos opuestos a más no poder. Los aciertos, incontestables, que suponen ‘Navigator’, con ese bajo irresistible ante el que es imposible no bailar sin despegar los pies del suelo, moviendo sólo la cadera y sin sudar porque sudar bailando es vulgar; ‘Hurricane’, un tema muy Devonté Hynes con un estribillo, unos metales y unos coros combinados con una maestría digna del ‘I hear a symphony’ de las Supremes; y el ya mencionado ‘My Club’ que, una vez superada la decepción inicial, se ha convertido en todo un grower; contrastan con canciones menores y, aunque me duela decirlo, unas cuantas naderías. El tema que abre y da título al disco no es que no sea un acierto pero parece que esté ahí a modo del “previously” de las series de TV. Algo así como “mirad, esto es lo que hemos venido haciendo hasta ahora solo que con unos beats por aquí y unos filtros para la voz por allá, no os asustéis”.

El problema del disco es que entre acierto y acierto tienes que pasar por errores como ‘Get Connected’ y ‘Choke it’. Un batiburrillo de ideas que no han sabido llevar a buen término. Se les podría perdonar porque después suena ‘Hurricane’ pero ya es tarde: el daño ya está hecho. Los fans de los Asteroids, los que hemos venido disfrutando con ‘Around the Bend’, ‘Major’, ‘The Sun Ain’t Shining No More’, ‘Heart Attack’ o ‘Fantasy Friend Forever’ esperábamos que la banda pudiese perfeccionar la fórmula de ‘Out of frequency’ pero el resultado deja a veces bastante que desear. Dicho de otra forma, las canciones destacadas de este último trabajo son mejores que cualquier hit de la banda pero los fallos son bastante más flagrantes que en anteriores ocasiones. ‘Rock the Tide’, por ejemplo, tiene un estribillo capaz de lo mejor que se ve lastrado por un sonido y una producción, sobre todo al principio, muy Smash Mouth. Y, sí, yo también pensé que jamás volvería a escribir “Smash Mouth”.

La parte final del disco, habiendo asumido ya que el conjunto no funciona, pasa sin pena ni gloria. Se me hace bastante difícil creer que alguien vaya a querer volver a escuchar ‘Zombies’ o ‘I am the Mountain’. ‘X’ no está del todo mal pero ya es imposible remontar. Lo único que quieres es volver a ‘Navigator’.

No me atrevería a decir que ‘Bring us Together’ sea un disco malo con la cantidad de aciertos que tiene – concentrados en 4 canciones, sí -. Creo que más bien es un trabajo muy extremista: lo malo es muy malo y lo bueno es muy bueno. Supongo que será cuestión de esperar al siguiente Lp y de no perder nunca la ilusión de que los Asteroids Galaxy Tour publiquen un trabajo en el que sepan plasmar todo el talento que tienen.

Calificación: 5,5/10
Canciones destacadas: ‘Hurricane’, ‘Navigator’, ‘My Club’.
Te gustará si te gusta: Devonté Hynes, el funky y pasar del amor al odio en 3 minutos.
Escúchalo en: Spotify.

  • Wiii

    My club no es de lo mejor de la discografía de The Asteroids. Para nada.

  • Marcelino

    Este grupo antes molaba, y mucho, ahora da penilla.

  • Mauro

    No es un mal disco. Se me hace que debe parecer mucho mejor escuchandolo en vivo.

Send this to a friend