Quantcast

Marilyn Manson / The Pale Emperor

-

- Publicidad -

Marilyn Manson / The Pale Emperor

marilyn mansonPara su nuevo disco, Marilyn Manson ha querido retomar los orígenes del rock’n’roll: el blues. Así, ‘The Pale Emperor’, noveno trabajo de la banda y segundo editado bajo su propio sello, Hell, etc., se abre con un tema de claras influencias blues como ‘Killing Strangers’, un corte de sintetizadores sucios, percusión polvorienta y guitarras contenidas que asienta con solidez la atmósfera de un álbum cómodo en todo momento en el conservadurismo pero con muy pocos momentos de verdadera brillantez.

Producido a medias entre Brian Warner -el iconoclasta empedernido al que identificamos como Marilyn Manson- y el experimentado productor y compositor de bandas sonoras para cine y videojuegos Tyler Bates, ‘The Pale Emperor’ no es el típico ejercicio de nostalgia rancio, pero tampoco representa un cambio sustancial respecto a ‘Born Villain’. De acuerdo, puede que ‘Third Day of a Seven Day Binge’ nos remita a los tiempos de ‘Mechanical Animals’, pero lo hace porque suena refrescante en el repertorio del grupo, un poco Bowie también, sí, pero distinta a su vez a todo lo que hayan hecho Marilyn Manson hasta ahora. Es su canción más pegadiza en años, de igual modo que ‘Deep Six’, con sus referencias a Zeus, Narciso y Adán y Eva, es una de las más efectivas en su inclinación hacia la energía cruda de ‘Antichrist Superstar’.

- Publicidad -

El problema es que varias pistas del álbum son indistinguibles entre sí, pues pese a que todos los elementos que se esperan de un disco de Manson sigan ahí -riffs afilados, percusiones agresivas, un uso sutil pero esencial de los sintes, y muchos juegos de palabras y referencias culturales en las letras- ninguno de ellos termina otorgando distinción a ninguna canción en particular salvo contadas excepciones. ‘The Mephistopheles of Los Angeles’ es pegadiza, sí, pero su impacto se diluye a la larga, y lo mismo ocurre con temas como la oscura ‘Warship My Wreck’, ‘Devil Beneath My Feet’ o ‘Slave Only Wants to Be King’. A menudo da la impresión de que el grupo ha invertido más tiempo en trabajar sus alusiones a John Wilkes Booth (el asesino de Lincoln), Edgar Allan Poe, los juicios de Salem o a Ella Wheeler Wilcox que en escribir canciones memorables de verdad.

Y es una pena porque, si algo demostraba ‘Born Villain‘, es que a Manson todavía no se le habían agotado del todo las ideas. Pero ‘The Pale Emperor’, pese a su concepto de álbum «bíblico» (en palabras del propio Warner), no solo no termina de explotar ese lado blues que desde el principio impregna todo el álbum en canciones mejores sino que, sencillamente, por momentos, suena tan envejecido y poco inspirado como su líder. Al contrario que el anterior, ‘The Pale Emperor’, como ya demasiados discos del grupo, lamentablemente no aguantará el paso del tiempo.

- Publicidad -

Calificación: 5/10
Lo mejor: ‘Third Day of a Seven Day Binge’, ‘Deep Six’, ‘Killing Strangers’
Te gustará si te gusta: The White Stripes, Band of Skulls, The Kills… pero sobre todo si eres fan a muerte de Marilyn Manson
Escúchalo: YouTube

Lo más visto

No te pierdas