5 veces que agradecimos ser fans de la música y no del fútbol

Por | 22 Nov 15, 11:24

portada marcaLos atentados del pasado 13 de noviembre en París han causado una enorme conmoción mundial. A una semana, todavía muchos no somos capaces de creer lo que sucedió el pasado viernes en una ciudad que nos queda tan cerca. Y sin embargo, no podemos evitar pensar que el tratamiento de las noticias ha sido un tanto diferente para los ataques que se sucedieron aquella fatídica noche. Pese a que en la sala Le Bataclan murieron 89 personas, durante un evento musical -un concierto de Eagles Of Death Metal-; el mundo del deporte, y en especial el del fútbol, parece haberse adueñado de la pena, el duelo y el luto.

Tanto ha sido así que hemos tenido que reivindicar no solo el nombre del grupo, sino que muchos medios generalistas ni se han hecho eco de la carta-homenaje que publicaban tras los atentados. Mientras tanto, sí se hacían eco de las cancelaciones de partidos, o de las reacciones de personalidades del deporte frente a la barbarie.

Por suerte, nosotros sí agradecemos ser fans de la música. Porque, pese a todo, el periodismo musical no se ha rebajado al nivel del deportivo durante estos días, enfrascado en utilizar los atentados como excusa para ganar lectores. Aquí, cinco veces esta semana en las que hemos agradecido ser fans de la música y no del fútbol.

marcaLa terrible portada del Marca. El periódico más leído en España según el EGM no se cortaba un pelo en su portada del 14 de noviembre. Guarecido bajo una bandera francesa y un crespón negro, el titular rezaba “EUROPÁNICO”, y el periódico cuestionaba la capacidad francesa para mantener la seguridad durante las jornadas de la Eurocopa, que darán comienzo el próximo mes de junio de 2016. ¿Alguien se imagina la misma portada en un medio musical, haciendo referencia a alguno de los festivales o conciertos multitudinarios que se celebran en París casi cada mes?

La milagrosa camiseta de Ronaldo. Tomás González-Martín tiene muy claro que fue la camiseta “milagrosa” de Ronaldo la que salvó a Haidar de la muerte en un atentado a una mezquita de Líbano justo un día antes de los ataques en París. Esta historia, que no hubiese tenido ninguna repercusión de no ser por lo que sucedió el día siguiente, se completa sabiendo que fue la madre de Haidar la que salvó al pequeño, cubriéndole con su cuerpo cuando los terroristas detonaron sus bombas, y que la camiseta de Ronaldo, probablemente, poco tuvo que ver. Por suerte para el pequeño, “verá cumplido su sueño de conocer a su ídolo”. Está huérfano, pero al menos verá jugar a Ronaldo, eso debería bastar.

¿Se habría escrito la misma historia si la camiseta fuese de alguna estrella de la música, por ejemplo de U2? “La milagrosa camiseta de Bono”.

La pesadilla de La Roja. La selección española debía jugar un partido amistoso contra Bélgica, partido que se terminó suspendiendo. Algunos periodistas deportivos no dudaron de tildar el impasse entre los atentados y la cancelación del partido como “una pesadilla para La Roja” o “días de incertidumbre y nervios”. Desde luego que debieron serlo, no nos cabe la menor duda, pero seguro que fueron días más duros para los familiares de los muertos en los ataques a París.

Los musulmanes y el clásico. El tuit habla por sí solo, y el vídeo… el vídeo es de visionado obligado. Atención al momento de “te has puesto triste. ¿Quieres llorar?”. ¿Alguien se imagina este mismo reportaje en plan “Hemos juntado a musulmanes rockeros y poperos: ¿qué opinan de Eagles of Death Metal?”.

El clima de desconfianza de José Ramón de la Morena. Las columnas del periodista deportivo en ‘Hoy por hoy’ tienden a ser un eye-rolling constante, pero esta se lleva la palma. ¿Se ha instalado en vosotros la desconfianza a la hora de acudir al próximo concierto para el que tenéis entrada? ¿Se ha aumentado, en algún punto, la seguridad en lo que a macroconciertos y grandes eventos musicales se refiere? Nos tememos que la respuesta es un sonoro NO.

  • Jota

    No quiero ofender, de verdad. Pero creo que vosotros tampoco estáis tratando bien la noticia. No sé, sois una web de música. Dedicaos a ello y no intentéis pasar la línea hacia algo más “serio” porque, bajo mi juicio no lo hacéis bien.

    Pero bueno, es sólo mi opinión…

  • Ogilvy

    Demagogos y obsesionados por cuantificar solidaridades, con artículos así demostráis ser peores que aquellos a los que acusáis.

  • Frances Meiwes

    El anterior artículo me pareció más o menos acertado. Éste ya, delírico.

  • Anchored

    Pues a mí, al contrario que los tres mojigatos que no saben apreciar una crítica necesaria y que viene totalmente al caso, teniendo en cuenta el contexto, me parece un artículo importante y original.

    Harto estoy de la falta de crítica en el fútbol, que lo inunda todo, en un país sin referentes en los que la juventud imita a unos analfabetos horteras millonarios. Un país donde los propios aficionados a los equipos muestran el mejor ejemplo de la falta de espíritu crítico nacional, con presidentes metidos hasta el tuétano en corrupciones y favoritismos, unos dirigentes (como Villar Mir) que representan el caciquismo y el amiguísimo, una prensa de cotillas vergonzosos que es la más vista y leída en un país donde la gente está tristemente desinformada, y unos jugadores que son racistas, se saltan las leyes como quieren, no pagan sus impuestos, y son arrogantes e irrespetuosos.

    Estos atentados tocaron claramente el corazón de la música. Son muertos para la humanidad entera, pero un poco más de los que nos sentimos identificados con las víctimas, de los que, cuando miramos esa foto sacada poco antes de las ejecuciones, con las luces puestas y la gente sonriendo, no podemos dejar de vernos a nosotros mismos y a todos nuestros amigos. Porque yo he estado en 3 conciertos desde los atentados, y dudo que en el “clásico” de ayer la gente se fijara bien en la disposición de la sala, dónde estaban las salidas, detrás de qué podrías esconderte. Porque aunque lo más probable es que no se repita un atentado con esas características exactas, es muy difícil no verse ahí, no pensar en lo que pasó. Por eso este artículo es totalmente pertinente y es importante reclamar nuestra voz en toda esta tragedia.

    Después de las bufonadas y errores, internacionalmente conocidos, de la supuesta prensa seria española tras los atentados, poner el foco sobre lo asquerosa que también es la prensa deportiva ayuda a comprender el GRAN problema que tenemos en España con el periodismo.

    Ayer ya tuve que aguantar a un hipster de manual ofenderse por sugerir que había mucha corrupción en el fútbol (hola, del Nido), ahora los comentaristas lloriquean porque habéis hecho una crítica totalmente válida al tratamiento de los atentados por parte de la prensa más consumida del país. Cómo se os ocurre, demagogos, cómo se os ocurre meteros con el fútbol, que hace a los españoles olvidar la crisis, la corrupción y este intento fallido de democracia.

  • Alejandro

    UNA PARTE del periodismo deportivo ha tratado con absoluta falta de profesionalidad y respeto los atentados de París. He llegado a escuchar “el drama de Arbeloa” porque había ido a pasar el fin de semana a Eurodisney con su hijo y estaba cerrado. He visto como los periodistas deportivos esperaban al árbitro español del partido Francia-Alemania a la llegada al aeropuerto como si fuese la Pantoja para preguntarle por los momentos de pánico vividos, cuando se sabe que ni siquiera en el estadio fue para tanto, no se enteraron de nada y el partido continuó. Pero esto es así, en el periodismo deportivo hay muchísima caspa y un narcisismo muy repugnante, aunque no podemos generalizar, por supuesto, pero está y es asqueroso.

  • John Constantine

    Se puede decir más alto pero no más claro. Absolutamente de acuerdo.

  • Jota

    ¿Mojigatos? Dudo que sepas el significado… por cierto, se puede dar una opinión sin faltar a los que no piensan como tú.
    Saludos mojigatos.

  • Cheshire Cat

    El hooliganinsmo y la hipocresía están presentes en todos los aspectos de la vida, la música tampoco se libra. No, las publicaciones musicales no han hecho demasiado ruido con el atentado en París, pero también se han ocupado de seguir las noticias de Eagles of Death Metal, que es lo que les tocaba, con un tono adecuado, eso sí, y es suficiente con ver las múlltiples cancelaciones de conciertos y artistas que se han rajado (Prince, Foo Fighters) o que exigen mayor seguridad en sus conciertos (Bob Dylan) para ver que del pánico no se ha librado casi nadie. Que quizás no sean las formas adecuadas, pero preguntarse por cómo afectará todo ésto a la Eurocopa de 2016 es lícito. Por supuesto que los ejemplos de la prensa deportiva que ponéis me parecen vomitivos, pero el tratar de marcarse tantos con una noticia como ésta, ese “a ver quién la tiene más larga” implícito a éste pseudo análisis cuando en todas partes cuecen habas, me parece un patinazo muy gordo por vuestra parte y no más defendible que esa portada de MARCA que citáis. En cuanto a la citada carta de Eagles of Death Metal recuerdo, seguro, haberla visto en El País, el medio más generalista en prensa escrita y por internet que puede haber en España. El anterior artículo me pareció correcto, os dí la razón. Éste ya no tiene ni pies ni cabeza. Con todo mi cariño os lo digo.

  • Anchored

    Sí, mojigatos, ¿o no habéis puesto el grito en el cielo por un artículo que se metía con la actitud de la prensa deportiva, o porque intentaba aportar una perspectiva más adulta y menos sensacionalista después de ver lo que había gente como La Razón y El Marca?

    Por cierto, es una crítica, no una falta de respeto.

  • Cheshire Cat

    Estoy totalmente de acuerdo con el segundo párrafo de tu comentario, y también con el último. Nada que objetar. Con el resto, si bien no te falta razón en ciertas cosas, hay matices con los que no estoy en absoluto de acuerdo. Se puede y se debe criticar a la prensa deportiva y a la prensa generalista, pero cuando se trata de demostrar que se está por encima del sensacionalismo y el ombliguismo haciendo un artículo sensacionalista y ombliguista se comete un error de base. No es ser mojigato, es hacer las cosas de la manera adecuada.

  • John Constantine

    El artículo y el comentario de Anchored tienen más razón que un santo.
    Lo que hay en España , salvo excepciones, no es periodismo deportivo, es un sainete barato lleno de impresentables que han canibalizado los peores modos del Sálvame, tanto a la hora de los reportajes como de los debates.
    Y para quien tenga las narices de negarlo, le invito a que compruebe los cientos de ejemplos de ello que se pueden ver en La libreta de Van Gaal. http://www.lalibretadevangaal.com/ . Ahí que todo demostrado y más que claro.

  • Chocho en lata

    Otra muestra más de que el “fúrbol” es para retrasados.

  • Otro más

    Si unos fanáticos de la Swift fueron salvados de la muerte por unas manillas que dieron en uno de sus conciertos (Noticia que ustedes publicaron), no es nada descabellado que alguien diga que se salvó por una camiseta.
    En mi caso soy fan tanto de la música como del fútbol, yy me parece que tanto periodistas deportivos como musicales suelen aprovecharse de las tragedias para poder vender sus notas, no todos claro está.

  • Carrabouxo

    Lo único que no entiendo es que parece que decís que ser fan de la música es excluyente para que te guste, en este caso el fútbol… pues no es excluyente. La prensa deportiva se ha ido al tacho hace mucho tiempo, pero aunque vosotros no llegáis a las salvajadas de esta gente (que mezcla política con lo que sea) sois los primeros en frivolizar muchas veces dentro de este ámbito, en plan coña, pero lo hacéis. Pero en general el declive de la prense es latente, en todos los ámbitos, solamente hay que ver qué fue El País y qué es ahora…

    Aquí no se trata de a quién hacen más caso, o quién es mejor. Esto ha sido una tragedia mayúscula, punto. Sinceramente me parece irresponsable y poco maduro el artículo.

Playlist del mes

Send this to a friend