Viva Suecia / La fuerza mayor

Por | 04 Mar 16, 15:39

viva-suecia-la-fuerza-mayorEs una alegría que un grupo underground dé el salto y se aproxime una miga a esa liga en la que juegan poquísimos afortunados en este país, la de los grupos que pueden vivir de la música sin salir en radiofórmula. Viva Suecia agotaban las entradas para la presentación de su debut en Madrid. La Sala Costello es pequeñita, pero todos los tickets se vendían con semanas de antelación, y además ahora sabemos que, en la semana de su edición, ‘La fuerza mayor’ lograba un top 37 en ventas igualando más o menos los méritos de artistas que llevan años, como Triángulo de amor bizarro. De aquí para arriba, esperamos.

El grupo murciano editaba sus primeras canciones en Clifford Records para después ser fichado por Subterfuge, seguramente gracias al potencial incuestionable encontrado en canciones como ‘Los años’ o ‘Palos y piedras’, recuperadas en este largo junto a composiciones totalmente nuevas. Viva Suecia son expertos en la creación de estribillos sufridos que se pegan a la primera, como “con los años, lejos de aprender, nos apuñalamos, nos hacemos tanto daño”, “vas detrás de todo lo que acaba fatal” o “miento cuando digo que me hace falta espacio”; si bien muchas veces, más que estribillos se trata de frases estratégicas que aparecen al final de la composición y después se repiten.

El grupo ofrece a la muchachada lo que le gusta: estructuras in crescendo con guitarras que van cobrando fuerza a medida que avanza la canción, autocoros trágicos y frases que más que brillantes suenan resultonas. En ese sentido, “hoy la cumbre, mañana el fango o esa insoportable mezcla entre ambos” (‘Nadie te devolverá el favor’), “no hay necesidad de ser testigos de la debacle en los comicios” (‘Palos y piedras’) o “déjame que opine para mí que en boca abierta solo entra niebla” (‘La novena vez’) suenan prestas para que los seguidores de Los Planetas, Lori Meyers o Vetusta Morla se adhieran a su causa.

Por otro lado, ‘La fuerza mayor’ encierra pocas sorpresas, sonando correcto con la producción de su paisano Paco Román de Neuman, pero a su vez un tanto estandarizado en la causa indie noventera. Incluso ‘Acabaremos muriendo en ello’, que comienza más en plan Francisco Nixon (en solitario), termina usando los mismos trucos. Estamos en 2016: se echa de menos la inquietud de Los Planetas por acercarse al flamenco o la de Odio París por arrimarse a la electrónica, al dream pop o incluso a la canción melódica, pero para tratarse de un primer paso, no está nada, nada mal.

Calificación: 6,8/10
Lo mejor: ‘Los años’, ‘Bien por ti’, ‘Permiso o perdón
Te gustará si te gusta: el primero de Templeton, Los Planetas, Neuman
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon.es.

Etiquetas: ,

Send this to a friend