Charlie Puth / Nine Track Mind

Por | 07 Mar 16, 23:16

32030156_500_500Vistosa la portada del debut de Charlie Puth, de las que se ven a la legua. No es la mejor foto de este joven americano de 24 años, pero sí una de las que mejor muestra su cicatriz en la ceja. Mirándola, uno se imagina accidentes de moto, peleas en un antro, un chico malote a lo Luke Perry en ‘Sensación de vivir’ sólo que de verdad, una vida perra alimentando una colección de canciones atormentadas… pero nada más lejos de la realidad. El único perro aquí es el que mordió y casi se lleva por delante al bueno de Charlie cuando tenía dos años, dejándole la visible marca y una curiosidad para sus fans. Poco más.

Es difícil hablar de ‘Nine Track Mind’ sin mencionar el éxito del falsete de Sam Smith. De hecho, en la carrera por convertirse en el nuevo “Adele con pene”, Puth dio un paso hacia la fama al versionar ‘Someone Like You‘, siendo gracias a ello rescatado por Ellen DeGeneres (su tema ‘My Gospel’ tiene además el ritmillo de la parte final de ‘Rolling in the Deep’). Gracias a los vídeos que subió a Youtube desde principios de década, nuestro chico se fue haciendo un nombre hasta pegar dos braguetazos con dos de sus composiciones y producciones, ‘See You Again’ con Wiz Khalifa para la banda sonora de ‘A todo gas 7’, en recuerdo del desaparecido Paul Walker; y ‘Marvin Gaye’ con Meghan Trainor, un tema más en la onda del debut de esta última que convertía al genio del soul en verbo (“let’s Marvin Gaye and get it on”, arranca alegremente). Ambos temas llegaron -sin merecerlo especialmente- al top 40 de las canciones más exitosas de 2015 en todo el mundo.

En el resto del álbum, Charlie Puth usa el doo wop y el R&B de, por ejemplo, Alicia Keys para expresar su mal de amores, ayudándose de vez en cuando de un pelín de modernidad, con mejores y peores resultados: ‘Losing My Mind’ sale reforzada del reto de dejarse manipular muy tímidamente por el neo-soul de James Blake o los primeros AlunaGeorge, pero cuando aparece el rap de Shy Carter en ‘As You Are’, el “eye rolling” es inevitable. ¿Era necesario? ¿Qué aporta a la canción aparte de un puntito de comercialidad?

Son estas 13 composiciones amables y agradables moviéndose entre la euforia (‘Then There’s You’) y la desolación, si bien esta última a menudo suena algo impostada y vaga. Es el caso del previsible número de celos junto a Selena Gomez (‘We Don’t Talk Anymore’ se pega sólo de lo bobísima que es) o esa recreación de ‘Let It Be’ que parece ‘Up All Night’. Pese a ese gritillo a lo Delorean que se repite cíclicamente, los Streets lo hicieron mucho mejor en ‘Never Went to Church’. ‘Nine Track Mind’ no merece ni de coña ser uno de los 10 discos peor valorados de la historia de Metacritic. Se deja escuchar. Cosas peores salen en la radio. Pero es cierto que resulta oportunista y que es fácil decidir si ese ‘Suffer’ se parece más a ‘Falling’… o a ‘Soy mujer’ de Chenoa.

Calificación: 5,5/10
Lo mejor: ‘My Gospel’, ‘Marvin Gaye’, ‘Losing My Mind’
Te gustará si te gustan: Sam Smith, Alicia Keys, Lighthouse Family
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon.es.

  • Damián Mendoza

    Suena muy rancio, como a radiofórmula de los 90.

  • Anmi

    Pero malo, malo, malo…

  • Dumblonde

    No es tan malo como lo pintan pero tampoco es un buen album

  • El pobre tiene voz, pero no tiene criterio… El disco no podía ser peor.

  • FJ

    No es la quinta maravilla del mundo, pero tampoco considero que es uno de los 10 peores discos de la historia. Peores patrañas han salido en estos últimos años

  • Yex Brown

    Merecía más la pena hacer la crítica al último álbum de James Morrison por ejemplo. No veo que este chico genere interés con su nula personalidad musical copiando a otros de forma mala y desacertada.

Send this to a friend