Flume / Skin

-

- Publicidad -

Flume / Skin

flume-skinLa fama del australiano Harley Edward Streten, más conocido como Flume desde que publicara su primer disco homónimo con apenas 20 años en el 2012, ha crecido como la espuma en los últimos meses. Una expectación mundial que igual se ha hecho de rogar después de aquel primer trabajo, un EP con su paisano Chet Faker, remezclas sonadas para Disclosure –además de una gira con ellos-, otra de diez minutos de ‘Afterlife’ para Arcade Fire e incluso arrasar en su país con ‘Sleepless‘, una de sus primeras canciones. Ha sido con los avances de este segundo ‘Skin’ cuando las espadas se han puesto en alto y en pie de guerra.

La primera escucha del álbum ya deja una explosión de trallazos directos, una guía sonora que va saltando del UK garage y el house –siempre bajo una mirada vocal pop o R&B- al dubstep plagado de beats. En la segunda y tercera audición, la inclusión de voces tan dispares y alejadas como las de Beck, Little Dragon, AlunaGeorge o Kucka puede dar la impresión de una excesiva diversificación, pero en verdad ninguna sobresale ni para bien ni para mal, simplemente cada una aparece en plano sin sumar ni restar colorido. Esta particularidad también se ve reflejada en una portada que parece albergar pocos colores si no te fijas mucho, cuando realmente acoge infinidad de tonos. Como la flor en racimo de la carátula, las canciones van creciendo y se van elevando, y siempre sin que deje de prevalecer la mano de Flume.

- Publicidad -

El resultado final de ‘Skin’ se ve ligeramente perjudicado por un excesivo número de cortes, concretamente unos pocos que, sin desmerecer, aparecen plantados en tierra de nadie, no sabemos si con el ánimo de ejercer de puente entre unos temas y otros, como sucede con la instrumental ‘Free’, casi innecesaria, o simplemente con el de experimentar (‘3’, ‘When Everything Was New’). Todo lo contrario que los eficientes ‘Innocence’ con AlunaGeorge con la mínima letra, ‘Numb & Getting Colder’ elevando un poco más el nervio, las voces envasadas al vacío de ‘Never Be Like You‘ y ‘Lose It’ con Vic Mensa o el toque más solemne de ‘Tiny Cities’ con Beck. Un tema de cierre con el que te das cuenta de que en el disco casi nada decae, de que la pretenciosidad no existe y de que sonar a otras producciones como las de Hudson Mohawke no hacen al australiano un secundario.

Flume actúa el viernes 17 en Sónar de Noche.

- Publicidad -

Calificación: 7,7/10
Lo mejor: ‘Never Be Like You’, ‘Lose It’, ‘Smoke & Retibution’ y ‘Take A Chance’
Te gustará si te gusta: Hudson Mohawke, Flying Lotus, Disclosure
Escúchalo: Spotify
Cómpralo: Amazon.

Lo más visto

No te pierdas