Imagine Dragons / Evolve

-

- Publicidad -

Imagine Dragons / Evolve

imagine-dragons-evolveEn esta era en la que los sonidos urbanos, latinos y negros capitalizan las listas de éxitos de todo el mundo, una banda de pop rock relativamente nueva que logre vender discos es casi una rareza. Es el caso de Imagine Dragons, cuyo debut ‘Night Visions’ tuvo un comportamiento de sleeper: lanzado en 2012, eclosionó en 2013 arrastrado por el longevo éxito de ‘Radioactive’ e, incluso un año después, siguió siendo uno de los discos más vendidos en el mundo. Esta proeza fruto de su música facilonga –al menos sobre el papel–: estribillos atinados con coros populistas que aprovechan trucos de estadio ya empleados antes por la cadena U2-Coldplay-The Killers–Mumford & Sons. Eso sí, con una pátina hiphopera que tan buenos réditos da en el mercado yanqui.

Tras un torturado ‘Smoke + Mirrors’ con el que su líder, Dan reynolds, quiso expulsar los demonios interiores que le llevaron a la depresión desde que era chico, ‘Evolve’ pretende ser, además de un contrapunto más luminoso, la consolidación tanto comercial como artística del grupo radicado en Las Vegas. Y la jugada es buena, porque ha logrado que una parte del público que no mostrara interés hacia ellos más allá de su incuestionable gran hit, nos detengamos en ellos. Lo que han hecho, básicamente, es abrazar decididamente su cara más pop, mostrándose como una suerte de Maroon 5 más vigorosos, cocinando un plato sabroso con los restos más aprovechable de discos menores de Coldplay como ‘Mylo Xyloto’ o ‘A Head Full of Dreams’.

- Publicidad -

Esto se materializa en singles de pop (no tan) rock modernete (Alex Da Kid reparte las tareas de producción con el dúo sueco Mattman & Robin –Tove Lo, Julia Michaels–) tan resultones como el irresistible ‘Thunder’, con ese entreverado groove hip hop, ‘Whatever It Takes’ y, en menor medida, ‘Believer’, en la que parecen apropiarse de los logros más comerciales del debut de alt-J, a las que se suma la estupenda, strangerthings-esca, ‘I Don’t Know Why’, que abre el disco desechando los viejos tópicos del grupo. Un truco que repiten, con similar tino, en la muy Queen ‘Yesterday’. Para rematar la agradable sorpresa, canciones secundarias con clara reminiscencia de sus paisanos The Killers cuando sacan su vena late-80s AOR (’Ill Make It Up To You’, ‘Mouth of the River’ y ‘Start Over’) se dejan escuchar y sintonizan bien con esa imagen nostálgica, tan ‘Tron’, de su portada.

‘Evolve’ no da para hacerse dragonier –o como leches se llamen sus talifans– porque en realidad solo logran sonar personales de manera muy tangencial, porque sus letras no aportan nada significativo (todo muy genérico) y porque el disco contiene naderías huecas con ínfulas épicas como ‘Rise Up’ o ‘Walking The Wire’, tan habituales en sus anteriores discos. Pero sí da cuenta de que son capaces de hacer buenas y atractivas canciones que justifican su estatus de estrellas. Como poco, tendremos curiosidad por ver hacia dónde se dirigen tras este disco.

- Publicidad -

Calificación: 6/10
Lo mejor: ‘I Don’t Know Why’, ‘Thunder’, ‘Believer’, ‘Yesterday’
Te gustará si te gustan: The Killers, Coldplay, los alt-J de ‘An Awesome Wave’
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas

La Prohibida recupera el tesoro ‘Determinista’ de Parade

Entre los daños colaterales que nos ha dejado la pandemia, el cierre de clubs nocturnos, Boite incluida. El público...

Zara Larsson cumple: más hits de pop, purpurina, glamour, luces y pelazo

Zara Larsson no tenía todavía 20 años cuando publicaba su debut internacional, aquel 'So Good' que consideramos uno de...