Youtube retira vídeos de cupcakKe por su contenido sexual y luego rectifica

La desnudez, y los pezones femeninos especialmente, son frecuentemente problemáticos para los usuarios que apuestan por mostrarlos en redes sociales como Facebook o Instagram, pero Youtube, que permite la opción de control parental y calificar los vídeos solo para adultos, también está endureciendo esa política anti-desnudos en los últimos tiempos. Un ejemplo muy cercano es el de el grupo canario Texxcoco, cuyo clip para ‘Velvet Love’ (que estrenábamos en esta web) fue retirado durante horas por mostrar a Adriana, la cantante del grupo, y otro grupo de mujeres mostrando sus pechos desnudos. Horas después rectificaron y el vídeo volvió a ser subido. Algo muy paradójico, cuando el clip pretendía denunciar precisamente la política anti-pezón femenino (los masculinos sí son tolerados) en redes sociales.

Algo similar ha sufrido la rapera norteamericana CupcakKe en las últimas horas. Youtube ha retirado los clips de ‘Deepthroat’ y ‘Duck Duck Goose’ de su plataforma por considerar que excedía sus normas sobre desnudez y contenido sexual, ignorando, al parecer, que se trataba de vídeos musicales. Tras las protestas de la artista y sus fans, ambos volvían a ser públicos horas después. En el primero, y parafraseando el título de la canción, habla (y hace una demostración con un plátano) sin tapujos de hacer mamadas mostrando sus pechos (aunque con los pezones cubiertos), mientras que en ‘Duck Duck Goose

’, del que hablamos semanas atrás, juguetea con varios dildos.

cupcakKe publicaba semanas atrás su tercer disco, ‘Ephorize’, que no dudábamos en etiquetar como Disco Recomendado. No solo por la ingeniosa verborrea sexual de sus versos (no se queda ahí, también es comprometida contra la discriminación LGBTI+), sino también porque está repleto de temazos como ‘Crayons’, ‘Exit’ o ‘Fullest’, el salsero tema que lo cierra. Este, precisamente, ha sido objeto de un vídeo oficial recientemente.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Raúl Guillén
Tags: cupcakke