Juice WRLD se consolida en Estados Unidos; Solange se hunde

Hits

El rapero de Chicago Juice WRLD, de tan solo 20 años, se mantiene en el número 1 del Billboard 200 por segunda semana consecutiva. Si ‘Death Race for Love’ movía durante su primera semana lo equivalente a 165.000 unidades, en la segunda han sido 74.000 más. El mayor responsable de este éxito encaminado al disco de oro (500.000 copias en Estados Unidos) en muy poquito tiempo es lógicamente el streaming.

Son muchas las canciones del disco las que permanecen entre lo más oído de Estados Unidos, lideradas por ‘Robbery’, ‘Fast’ y ‘Hear Me Calling’, eso sí al menos de momento todas lejos del alcance de ‘Lucid Dreams’ de su debut de 2018, ‘Goodbye & Good Riddance’, cuya buena aceptación comercial el rapero continúa recogiendo. Aquella canción rebasa los 700 millones de streaming en Spotify, en parte gracias a su sample de Sting.

JUICE WRLD tiene aún el peso de en cierta forma ser una estrella local o en la vecina Canadá, pero ‘Death Race for Love’ ha tenido también muy buenos datos de salida en Suecia (top 4), Dinamarca (top 4), Australia (top 8) y Reino Unido (top 12), sin desmoronarse en este caso demasiado en su segunda semana. En España ha sido top 25 en streaming. En todo caso, ya solo con las cifras de Estados Unidos, es posible que estuviéramos ante uno de los álbumes más populares del año.

Flops

En el polo opuesto encontramos a Solange. No podemos decir que su disco ‘When I Get Home‘ estuviera pensado para las masas, pero tampoco esperábamos que cayera de esta forma. El álbum no fue número 1 en Estados Unidos como sí consiguiera ‘A Seat at the Table’ en 2016. Al contrario, fue simplemente número 7. Pero lo peor ha venido después: una caída al puesto 54 en la segunda semana y después al puesto 119 en la tercera. No parece que ‘Almeda’ o ‘Stay Flo’ vayan a poder remontar esto, pues ninguna ha logrado llegar al Billboard Hot 100, y muy sonado va a tener que ser el vídeo, la actuación en Coachella o su aceptación en los Grammys 2020 (demasiado lejanos, quizá) para que se produzca el milagro. Mientras el anterior ‘A Seat at the Table’ estuvo medio año en listas americanas, la duda ahora mismo es si este aguantará más de un mes.

Fuera de Estados Unidos, la suerte de ‘When I Get Home’ ha sido por supuesto peor: el disco era número 18 en Reino Unido pero desaparecía de todo el top 100 en la segunda semana, era solo top 37 en streaming en España pese a que Solange es cabeza de cartel del Primavera Sound o había de conformarse con un puesto 84 en Francia. Menos mal que al menos las críticas han acompañado…

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso