- Publicidad -

Yung Beef / Gángster Original

Lo mejor: 'Presión', 'Un gángster y una scort', 'Pastillitas', 'Un tiro', 'Secretos'
Te gustará si te gustan: Lil Peep, la Lana “pre-Norman”, Albany, Billie Eilish, Lil Nas X, Bad Bunny
Escúchalo: en Youtube

“Aunque yo sea de barrio, me sé expresar” dice Yung Beef en una de las canciones de su nuevo disco, a lo que podríamos contestarle “no hace falta que lo jures”. Su labia, su ingenio, su sensibilidad y, en definitiva, su enorme talento hace tiempo que muchos lo venimos señalando, pero no se cansa de confirmarlo. Y no será porque se prodigue poco: ‘Gángster original’ es el cuarto álbum que publica este año (si consideramos ‘Sonrisas’ y ‘Lágrimas’ como piezas independientes), y el anterior a éste tenía la friolera de 24 pistas. ¿Que si se hubiese limitado a un solo disco este 2021, incluyendo solo lo mejor de los cuatro, el resultado habría sido mucho mejor? Pues puede ser. Pero también es cierto que su carácter impredecible (lo es, aunque le pese a quienes le ponen solo una etiqueta) y su caos forman parte de su encanto como artista.

En esta ocasión, Fernando se ha rodeado en la producción de gente como 4LX, 24/7 Music, Magienelbeat, OldPurp, MariioThugger, Roydee o Youngdst, y ha querido colaborar en distintos cortes del disco con habituales como Khaled, Pablo Chill-E, Alex Fatt, y también Zaramay, Polimá Westcoast, Gloosito y Vitavalaguer. Precisamente es uno de ellos, Alex Fatt, quien ejerce de “pegamento” en tres interludios que, como el disco en sí, hablan de lealtad, de sobrevivir en la calle, de adicciones, de amor y -sí- de madurez. “Los años que me queden en la música, yo ahora voy a ponerme pa lo mío, centrarme… me lo está pidiendo mi hijo, me lo está diciendo la vida en to los sentidos”, explicaba hace poco en Gallery Studio, “que piense un poco en mí, no egoístamente, sino en to lo que tengo alrededor, que tengo que cuidar (…) no sé, centrarme un poco en la realidad. Yo siempre he estado muy drogado, hermano, he estado en mi mundo, volando.”

- Publicidad -

Fernando considera también que es su álbum más “avanzado a nivel musical”, y es cierto que hay mayor presencia de guitarras o pianos (“estábamos por el sur, el sol da esos colores”). En ese sentido, ‘Ya no quiero tus besos’ es muy interesante a nivel de construcción de melodía e instrumentos, aunque no es de las que más destaca líricamente. Para eso tenemos muchas que sí; nada más empezar está el combo “dime tus secretos (pero me la devuelves cuando sale el Sol)” de ‘Secretos’, que encima viene con algo tan lindo como es la pregunta de su hijo “Papá, ¿cómo se llama tu canción nueva?”. Luego está ‘Presión’, uno de los mejores temas que El Seco ha editado este año, en el que puede entregarnos una frase tan badgyaliana como “mi lengua en tu totito, está exquisito” como abrirse y soltar unos versos tan puros como los de “a veces pienso que tú me puedes cambiar / convertir mi casa en un hogar (…) yo te quiero, tú me quiere / nos quiere tu abuela”. ‘Pastillitas’, con el estupendo gancho “y me da por registrarte el bolso, mi amor / y el corazón me lo destrozo”, es otro acierto.

Aunque quizás la cumbre es ‘Un gángster y una scort’, que no decepciona con un título así, combinando la sorna (“a nadie le bailo el agua, bitch / el toto te lo hago agua / mis putas son tan cuties / y yo soy tan Chucky”) con la melancolía (“cuando soy malo nos va mejor / sin creer en el amor, bitch, nos va mejor / si no nos vemos, puta, es mejor / tol mundo me lo dice, puta, estás mejor / asúmelo y solo úsame un rato”), y además con un intermedio en el que ALEX FATT reflexiona sobre el uso del sexo para llenar el vacío y la tristeza. Y es que hay puntos melancólicos incluso cuando Yung Beef lanza amenazas o se pone gallito en otros temas, como si no estuviese del todo seguro de ese poder, y esto está lejos de ser una crítica: le hace mil veces más interesante que quienes se ponen el disfraz de softboi para sacar una baladita. “Imposible que estés bien en un mundo que está mal”, como él dice en esta canción.

- Publicidad -

Pero tranquilos que Yung Beef no ha sacado de repente un disco de Sufjan Stevens, y su chulería, su humor y su arte siguen ahí. ‘Un Tiro’ funciona como un ídem, y tenemos ejemplos como “no me da sueño si no es encima ‘un coño / pero a ninguno pido matrimonio”, “en Internet son mu gitano y en la calle mu payito” (ambas de ‘Sin Hook’), “de desfilar en comisaría a los desfiles / la vida da vueltas como una Minipimer”, “la Vendición somos errores pal monopolio / más calle que el Monopoly” (‘Secretos’) o “joseando soy José y gozando soy Gonzale” (‘Trust nobody’). Incluso hay un guiño a ‘Ready pa morir’, su mayor hit –hasta la llegada de ‘Metallica’-, en ‘Secretos’: “adulto pa morirme / pero pa amar soy joven”. O la más controvertida, cierta mención a un famoso en ‘Sunydeis’: no, no es la de Lady Gaga y “Alejandro, Fernando”, sino el “follando menores como Marilyn Manson”.

‘Gángster Original’ quizás sea el álbum más cohesivo de Yung Beef hasta el momento, y el mejor de los que ha lanzado este año, funcionando todo el disco a modo de viaje por un mood concreto y unos sonidos que están al servicio, como no puede ser de otra manera en él, de sus letras. Aunque tenga sus altos y sus bajos, Fernando se ha ganado el ser alguien a quien siempre es interesante escuchar. Por una parte por su talento compositivo; por otra porque, como él mismo dice en ‘Las Prendas Remix’: “pa qué mentir si puedo ser sincero”.

Discos recomendados