- Publicidad -

MØ / Motordrome

Lo mejor: 'Live to Survive', 'New Moon', 'Kindness'
Te gustará si te gustan: Robyn, Troye Sivan, MUNA
Escúchalo: Youtube

MØ continúa su carrera seis años después de ‘Lean On’ -el mayor éxito de todo 2015- y cuatro años después del lanzamiento de ‘Forever Neverland’, su segundo álbum de estudio, que incluía la semi exitosa (en Spotify) ‘Sun in Our Eyes’. La artista danesa ya no es habitual de las listas de éxitos y ‘Motordrome’ no es un disco lleno de hits facilones reunidos sin ton ni son para rascar streamings. Más bien sorprende que MØ ha cuidado su concepto de varias maneras.

El título de ‘Motordrome’ alude a un tipo de circuito de carreras con forma circular, de barril, en cuyas paredes conducen rápidamente los motociclistas con el objetivo de no caer contra el suelo, lo cual sucede si la motocicleta se detiene. La «pared de la muerte» sirve a Karen Marie Aagaard de metáfora para hablar sobre el que ha sido el estado de su salud mental en los últimos años, unos años marcados por el éxito comercial pero también por el fracaso, en los que ha creído que si paraba de trabajar al ritmo que llevaba, caería en el olvido, y que le llevaron a sufrir ataques de pánico constantes. Hasta que regresó a casa de su madre a descansar y empezó a ver las cosas de otra manera.

- Publicidad -

La tranquilidad hallada por MØ se refleja en el contenido de un álbum modesto, de 10 pistas tan solo, pero que tiene forma de álbum clásico: las que se podrían considerar la cara A y la cara B de ‘Motordrome’ arrancan con singles clarísimos para después dar lugar a los medios tiempos y las baladas reflexivas de rigor, y el disco presenta incluso una estructura circular, reflejada en los elementos instrumentales compartidos por la primera pista y la última, marcadas por la presencia de violines. Es evidente que MØ ha cuidado el concepto de álbum total más allá de los singles.

Unos singles que, además, están muy bien. ‘Live to Survive’ habla de superar las adversidades y su retrato del «choque» emocional que puede provocar una ruptura conecta directamente con el concepto del disco, pero además es todo un pepinazo de synth-pop cuyo estribillo «vivo para sobrevivir otro mal de amores» podría haber cantado una diva de los 80 tipo Bonnie Tyler. En su mismo estilo, aunque con un punto más italo, ‘New Moon’ habla de madurar y dejar de «aguantar la mierda de nadie» y es casi igual de resultona; y también destaca la simpática ‘Kindness’, que está dedicada a los fans, gracias a su ritmo caribeño acompañado de violines.

- Publicidad -

La idea de «patinar eternamente en una rueda para hámsters» vuelve a aparecer en el dramático medio tiempo ‘Wheelspin’, pero más allá de los singles, ‘Motordrome’ no consigue igualar la frescura de ‘No Mythologies to Follow’ ni igualar los momentos más inspirados de ‘Forever Neverland’. MØ parece atascada creativamente cuando es capaz de entregar un estribillo tan poco atractivo como el de ‘Cool to Cry’, con el que desaprovecha su interesante producción distorsionada, y baladas como ‘Brad Pitt’ o ‘Goosebumps’ no dejan de ser simples escaparates para la asalvajada voz de su intérprete, sin que compositivamente estén inspiradas.

No están mal los ecos trip-hop de ‘Youth is Lost’, un medio tiempo nostálgico 100% MØ en su retrato de esa niña interior que nunca se llega a perder; y ‘Hip Bones’ suma variedad a la secuencia con su sonido 50s a lo Pipettes, el cual es su elemento más reseñable. Con todo, ‘Motordrome’ no es exactamente la confirmación de la promesa que transmitía Karen Marie cuando debutó con un trabajo vibrante y modernete, sino más bien el típico disco presentado por buenos singles pero que en realidad está lleno de esas baladas que su autora necesitaba hacer. Toca pegar el sello «solo para fans».

Charli XCX / brat

<strong>Lo mejor:</strong> 'Live to Survive', 'New Moon', 'Kindness' <br> <strong>Te gustará si te gustan:</strong> Robyn, Troye Sivan, MUNA <br> <strong>Escúchalo:</strong> <a href="https://www.youtube.com/watch?v=VdZwSxJDQ5A">Youtube</a>MØ / Motordrome