- Publicidad -

Josef Salvat / Islands

Lo mejor: 'I'm Sorry', 'The Drum', 'Changes - Without You', 'Happy'
Te gustará si te gustan: Nick Jonas, The Weeknd, Robyn, Dua Lipa
Escúchalo: Youtube

La buena noticia para Josef Salvat es que sus seguidores saben la música que siempre le ha gustado: el electropop por la vía de Robyn y Years & Years siempre estuvo en su imaginería desde los tiempos de su debut ‘Night Swim‘, como también lo estaba la pesadumbre de una Lana del Rey.

La mala es que los temas principales de su tercer álbum ‘Islands’ suenan entre mucho y demasiado a los mayores hits en los últimos tiempos de Dua Lipa y The Weeknd, así que habrá quien piense al escuchar el tema estrella ‘I’m Sorry’ que estamos ante otro advenedizo de los años 80. Un tema al que además sucede en la secuencia del álbum un ‘Promiscuity’ muy fácil de asociar a las guitarras de INXS o Prince… Exactamente esto parece el paso de ‘Physical’ a ‘Break My Heart’ en la sucesión de singles de ‘Future Nostalgia‘.

- Publicidad -

Como anticipándose a las críticas, Josef Salvat ha explicado que escribió ‘I’m Sorry’ en 2013, nada menos que junto a Justin Parker, muy conocido entonces por haber estado componiendo con la misma Lana del Rey; y que simplemente estaba aguardando el momento adecuado para publicarlo. Quizá ese momento habría sido idóneo hace un par de años o tres, si bien es difícil negar su eficacia para adentrarnos en un álbum que no da palos de ciego, sino que se ciñe sin sonar repetitivo a una estética similar.

Si ‘I’m Sorry’ suena como todo un llenapistas en nuestros corazones, lo mismo sucede con el italo disco de ‘Changes – Without You’ o con ‘Happy’ cuando esta decide levantarse de la silla. Otros temas con potencial aportan detalles diferentes, pero sin alejarse demasiado del redil: ‘So Lite’, entre la Britney más pop y los sonidos tropicales, e incluso ‘Sunbeams’ y ‘Honey on the Tongue’ con su vocación de baladas guiadas por el piano apuestan por una producción sumergida en la década de la laca.

- Publicidad -

‘Islands’ es por tanto un disco muy cohesivo y natural, en el que el único featuring es el de los participantes de la orgía de ‘Promiscuity’, con la que Josef Salvat invita a hacer el amor en los tiempos de la crispación y el odio, «tengas 18 años u 80». Un himno hedonista en contraste con otras canciones que hablan de sus inseguridades (‘The Drum’), las relaciones en las que hacemos daño (‘I’m Sorry’), el despecho (‘Happy’) o la crisis de los 30 cuando tus amigos se empiezan a casar (‘Islands’).

No le ha sentado mal a Josef Salvat alejarse de las multinacionales para publicar ‘Islands’ en un sello pequeño. Para tratarse de un tercer disco se habría agradecido algo más de riesgo o sorpresa, pero por lo demás es un álbum fiel a sí mismo hasta el punto de la honestidad brutal. El artista escribió ‘The Drum’ justo tras la muerte de David Bowie y en ella se desnuda de esta manera: «Soy un campeón, pero no de los que ganan, sino de los que lo intentan».

Discos recomendados