- Publicidad -

Julia Nar & Khotton Palm / dérive.

Lo mejor: 'rosa.', 'plage.', 'colegas.'
Te gustará si te gustan: Maria Arnal i Marcel Bagés, James Blake, The xx
Escúchalo: Youtube

Julia Nar y Khotton Palm han publicado este verano su primer EP conjunto, compuesto por 6 canciones. Ella es una autora canaria asentada en Barcelona, que ha ido cambiando sus estudios de piano y violín primero por la guitarra y luego por la electrónica. Él es un autor con cierta mano para las colaboraciones, pues ha viralizado algunas realizadas junto a Liza Lo (‘Empty Room’, 1 millón de reproducciones) o Dwara (cerca de medio millón).

Juntos han entregado un pequeño EP con influencias muy variadas como la electrónica, el jazz, el R&B o de manera muy tímida el flamenco. El lanzamiento comienza con ‘colegas.’, un tema que como cuentan desde su comunidad Acqustic, puede hablar de una ruptura tras la que la amistad no es posible; o bien sobre unos amigos que ya no aguantan ser sólo «colegas» y quieren dar un paso más allá. Mediante la captación de voces sampleadas y el efecto de la repetición de sus textos, logran cierto poso poético que ya no se perderá en estos 20 minutos de música.

- Publicidad -

Parece que su mejor expresión es la canción ‘rosa.’, esa en la que se alternan las palmas flamencas con los trucos de producción de James Blake, ya solo por lo que cala ese estribillo «tú y yo… sabíamos que esto no iba a ser efímero». Pero son muy curiosas las cosas que pasan en el resto del EP.

‘sable.’, que debe su nombre a la palabra «arena» en francés, se inspira en las formas de la naturaleza y las dunas en una figura corporal. Es más cercana al ambient. En ‘luces.’, por su parte, escuchamos dos capítulos diferenciados, uno representando la noche y lo que los faros nos aportan en ella, y otra el día («Siento el calor, siento tu calor, la luz del sol me guía»). Y quizá el gran hallazgo, el gran grower, sea ‘plage.’, un tema también de nombre veraniego, ardiente, en el que se aúnan los fantasmas de Burial y Pional con un piano muy Carole King, bastante setentero. Una interesante conjugación de clásicos y sonidos actuales que se completa con la final ‘cerca.’

- Publicidad -
- Publicidad -

Discos recomendados