- Publicidad -

Röyksopp / Profound Mysteries III

Lo mejor: 'Me&Youphoria', 'Stay Awhile', 'Feel It', 'The Night'
Te gustará si te gustan: ellos mismos, Moderat, Daft Punk
Escúchalo: Youtube

Röyksopp han vuelto este año tras casi una década de ausencia para hablar sobre los misterios de la vida. «Suena bastante pomposo. Incluso hemos añadido la palabra «profundo» para subrayar la tontería de todo esto», bromeaban este verano. Luego su música suena tan mística como siempre, sin renunciar a la pista de baile, además. A esos misterios hay que añadir la forma de desvelar toda la campaña, pues cuando empezamos a adentrarnos en ‘Profound Mysteries‘ no sabíamos que era la parte I de una trilogía que terminaría este mismo año. Aquella primera parte salía en mayo, en junio se anunciaba la segunda, que salía en agosto, y sólo entonces se confirmaba la tercera, que ahora tenemos entre manos.

El dúo formado por Svein Berge y Torbjørn Brundtland había dicho en 2014 que le cansaba el formato álbum tradicional. Primero creímos que ‘Profound Mysteries’ era un proyecto transversal enriquecido por una serie de visuales. Nos quedamos cortos. El proyecto coge cuerpo en forma de trilogía, como sucedió con ‘Body Talk’ de su compañera Robyn. No es que este tercer álbum consecutivo sea el mejor, es que da gusto ver lo que conforma. ¿Que estaríamos ante un álbum realmente sublime reuniendo las 10 mejores de estas 30 canciones en total? Obvio. Pero también hay que alabar que alguien nos ofrezca algo diferente en esta tormenta de abrumadoras novedades en que se ha convertido el mundo musical cada viernes.

- Publicidad -

«Profound Mysteries» está pensado como un proyecto en el que Röyksopp agradecen a sus influencias y colaboradores de siempre y recuerdan los tiempos en que grababan MIDIs. Corría el final de los años 90. Entre las nuevas canciones de esta tercera parte que destacan por lo buenas que son, en su sonido continuista, hay que hablar de ‘Me&Youphoria’, un electro por la resiliencia, melódico, precioso, en el que una voz nos propone «volar».

El anhelo sexual ha marcado algunas de las mejores grabaciones históricas de Röyksopp, como fue el caso de ‘Sordid Affair’, y ese es el caso de ‘The Next Day’. Escuchamos a un Jamie Irrepressible dolido porque su chica se fue en la mañana sin decirle adiós: «A la mañana siguiente se tuvo que ir, no se pudo quedar / Nunca supe por qué / Me dio un beso y dijo adiós». Parecida es la temática de ‘Stay Awhile’, donde dos seres tratan de encontrarse y darse calor, poniendo algo de sí mismos. «He esperado demasiado / Me mata estar sola / Es mejor que baje las defensas / O el momento se perderá». Uno de esos seres es Susanne Sundfør y el otro el mismísimo Svein Berge de Röyksopp.

- Publicidad -

Sundfør se ha convertido en una artista fetiche para el dúo, pues ha interpretado a lo largo de los años muchas de sus mejores canciones, como ‘Running to the Sea’ o más recientemente ‘Oh, Lover’. Y desde 2022 también nos ha convencido la incorporación deluxe de Alison Goldfrapp, en esta tanda en una canción repetitiva de vocación hipnótica, ‘The Night’. Antes de conquistarnos con Goldfrapp, hay que recordar que Alison había empezado cantando con Tricky, por lo que siempre perteneció realmente a este mundo de enigma.

Es una de las novedades de este 2022 en un proyecto que también se jacta de querer mirar al futuro. Esa labor es más tímida, pues la influencia de Jarre, Daft Punk… sigue pesando mucho en pistas como ‘Speed King’, de 10 minutos. Lo que sí es cierto es que el disco incorpora algo de otros ritmos que parecen similares y no lo son tanto, como el dream pop de ‘Lights Out’ con Pixx; el R&B de ‘Just Wanted to Know’, con Astrid S, quien parece que puede llevar a Röyksopp a nuevos territorios comerciales los próximos años; y sobre todo ‘Feel It’. Mientras la paleta de sintetizadores del dúo sigue siendo inequívoca, la voz de Maurissa Rose les lleva más al house o la rave británica, o incluso al góspel. Así que aparece también por aquí un pequeño puntito ‘Screamadelica’. Eso sí, el álbum se cierra por algo apelando decenas de veces a un «perro viejo», y es que cuanto más se rebozan Röyksopp en su particular sonido, más como en casa nos sentimos. Que todos los misterios sean como estos…

Discos recomendados

Vicente Navarro / Las manos

Los Punsetes / AFDTRQHOT