Maronda / La orfebrería según los místicos

Por | 20 feb 13, 19:30

El segundo trabajo del dúo formado por Pablo Maronda y Marc Greenwood vuelve a adentrarse en los dramas de las relaciones de pareja, en los recovecos de la nostalgia y la esperanza mediante bonitas melodías y letras cantables y contagiosas. Temas de ayer y de hoy que recuerdan sin lugar a dudas a aquellas boy-bands made-in-Spain de los años 60. No vamos mal encaminados si la mente se nos escapa hacia conocidos temas de Los Brincos o Los Ángeles, entre otras. Delicadeza y sencillez -y no por ello descuido- es lo que encontramos en cada tema de ‘La orfebrería según los místicos’. La perfecta aleación del joyero piadoso por amor sólo podía dar como resultado un tesoro como este álbum.

Dan comienzo los primeros acordes de ‘Volverás’ y algunos somos redirigidos a Los Mitos y a aquel hit titulado ‘Cuando vuelvas’. Si los primeros recitaban “sé que no soy nada para ti y que no te importa mi sufrir”, Maronda nos trae su versión particular del amor perdido y resignado con este tema, dejando además un hueco a la aceptación de que su ex pareja rehaga su vida con otra persona. En este contexto retro (¿o deberíamos decir vintage?) encontramos también otros bonitos temas como ‘La piedra negra’ o ‘Los últimos días de Arcadia’, que de no ser por su excesiva duración (7:10 minutos, ¿qué tal?) sería un perfecto canto folk a la juventud y el inevitable paso del tiempo.

Entre los platos fuertes encontramos ‘El ruido eterno’, uno de los temas más efectivos y directos del álbum, con la frescura de los primeros Tachenko, las melodías de algunas bandas pop de los años 80 y la inmediatez de los temas de La Costa Brava (ese acorde en séptima antes del puente convierte a las canciones en perfectamente completas y adictivas). En la misma línea vocal y melódica encontramos ‘Me fui antes de verte llegar’ o ‘Las luces resplandecen’, con la colaboración a las voces de Jorge Pérez (de Tórtel). O ‘La cristiandad’, que cuenta con los arpegios más bonitos y una de las frases más ingenuas, sinceras y conmovedoras de todo el disco: “no puedo recordar querer a nadie igual, más puro que el cristal, más que una cristiandad, sin mártires, sin más, me importas de verdad”. Aunque uno de los claros singles del álbum es el recién presentado ‘La recriminación’, con la colaboración de Sandra Belda (de California Snow Story y Superété) a las voces, reflejando la dureza de una ruptura, lo difícil que es mantener la cabeza fría y a raya los sentimientos, siempre encontrados, que corren desde la rabia a la duda, pasando por el rencor y la más grande de las penas. Todo esto, bajo la influencia directa de Gainsbourg y su ‘Je suis venu te dire’, hace de la canción una de las más grandes de este taller orfebre.

La sorpresa y la emoción que provocaron Maronda con su primer álbum es posible que sea irrepetible, el estilo ya no sorprende como lo hizo entonces y sus voces ya no son desconocidas. Pero sería absurdo no admitir que este es el pop que nos gusta a los que venimos de aquella semilla que implantaron los pioneros de la música popular y que una vez más Maronda ha vuelto a dar en el clavo.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘El ruido eterno’, ‘Cristiandad’, ‘La recriminación’
Te gustará si te gustan: Los Mitos, Los Ángeles, La Costa Brava, Tachenko
Escúchalo: en descarga desde su web

Etiquetas:

6 Comentarios

  1. Lulo 20 febrero, 2013 | Enlace

    Qué alegría que saquen disco, voy a ahcerme con él pero ya. Tengo su canción “Cambiada” cíclicamente metida en la cabeza desde hace ya un par de años.

  2. Víctor 20 febrero, 2013 | Enlace

    Sólo escuché los dos singles que pusisteis por aquí y con eso ya me molan.

  3. Mameluco 20 febrero, 2013 | Enlace

    Para mí lo mejor del disco, y por razones sentimentales y de gusto literario es “La Piedra Negra”.

    Pero ya digo que es una opinión llena de la mayor de las subjetividades.

  4. Caótico 21 febrero, 2013 | Enlace

    Llevo dos dias escuchando el disco en bucle y lo menos que puedo decir es que hoy lo escucharé dos o tres veces, seguro. Totalmente de acuerdo con la crítica de @angeleleciel y los parecidos con grupos como La Costa Brava.
    Una pregunta: ¿hay algun motivo científico-matemático (o lo que sea) por el cual un “acorde en séptima antes del puente convierte a las canciones en perfectamente completas y adictivas”?

  5. Tragasables 21 febrero, 2013 | Enlace

    ¿no será acorde DE séptima?

  6. Caótico 21 febrero, 2013 | Enlace

    Oye, que yo lo preguntaba sin ironías ni nada

Síguenos en Facebook

Discos recomendados »

Cloud Nothings / Here And Nowhere Else

La furia no ha podido con las grandes canciones en el cuarto disco de Cloud Nothings.

FKA twigs / LP1

El debut de Thalia Barnett es un trabajo que estimula todos los sentidos y, además, llega al alma.

Sagrado Corazón de Jesús / Opera Omnia

La recopilación de las maquetas de Jesús Fernández le revela como la mejor reencarnación imaginable de Carlos Berlanga.

Destacamos

peret

Muere Peret

Adiós al rey de la rumba catalana.

beyonce-partition-

El pop femenino triunfa en los VMA 2014

Gran actuación de Beyoncé. Miley, vídeo del año.

guardianes

‘Guardianes de la galaxia’: Han Solo salta al hiperespacio de la Marvel

Como si Steven Spielberg y George Lucas hubieran realizado en los 80 una película basada en una historieta de la Marvel.

TVE presume de emitir el primer dueto entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera

A todo playback.

begin again header

‘Begin Again’: tócala otra vez, Keira

Kinghtley protagoniza el nuevo melodrama musical del director de ‘Once’.

christina aguilera V Mag

Christina Aguilera, muy embarazada, copa portadas con su desnudo

Christina Aguilera se hace un Demi Moore.

I_Used_to_Be_Darker

5 películas inéditas para este verano

Filmes recientes que no han encontrado distribución en salas y que merecen mucho la pena.

wendy sulca

Wendy Sulca se pone hardcore

Nuevo vídeo para el single mitad electro mitad Camela de Wendy Sulca.