Las redes sociales acaban con la imagen de artista “intocable”

Por | 21 May 15, 0:03

rihanna-instagram¿Qué queda de aquellos tiempos en los que los artistas salvaguardaban su imagen y, ante los ojos del público, parecían hasta intocables, como de otro planeta? Ese mundo paralelo virtual de las redes sociales lógicamente ha ayudado a que todos estemos más interconectados que nunca, pero también ha provocado que muchas estrellas del firmamento musical hayan quedado en evidencia por sí mismas. Y no solamente por consentir en ocasiones a una jauría de trolls capaces de despedazar a la competencia de turno (¿alguien dijo “little monsters”?), sino por ser ellos mismos los que se exponen a una oleada de ridiculez y polémicas de lo más absurdas que les beneficia más bien poco.

Durante los 80 y los 90 la MTV se encargaba de alimentar el ego de un sinfín de artistas y ejercía como una plataforma promocional inigualable, al igual que los late shows más punteros estadounidenses. No obstante, con el desembarco de las redes sociales en nuestra vida 2.0., el exhibicionismo ha superado todas las expectativas posibles y es como si la rueda promocional no se detuviera nunca y fuese perpetua. Y si no que se lo digan al responsable de la cuenta de Instagram de Joan Rivers, que al poco de morir promocionaba desde ultratumba el iPhone 6 para sorpresa de sus seguidores y los aficionados de las ciencias ocultas.

Da exactamente igual que haya un disco en ciernes, o bien una aparición en un programa de televisión o una gala de audiencias millonarias: el artista 2.0 no puede frenar sus instintos de lucir cacha día sí y día también (que se lo digan a Justin Bieber); pronunciarse con poco tino sobre cuestiones que realmente ignora (ahí está Madonna, una de las últimas a sumarse a Instagram, que pasó por el filtro “rebel heart” al mismísimo Martin Luther King y es tan torpe deletreando como Rihanna); mostrar a la mascota de turno como si viviera en un carnaval de disfraces permanente (Asia, el bulldog francés de Gaga); presumir de amistades como cualquier hijo de vecino haría (ya hemos perdido la cuenta de las veces que hemos visto a Taylor Swift junto a las hermanas HAIM o Lorde), o incluso de esposa (lo que hace Kanye West cuando no se piropea a sí mismo) y, sobre todo, meterse en fregaos que no les incumben.

Como si del plató de ‘Sálvame’ se tratara, desde los últimos años podemos enterarnos en directo de las desavenencias que los propios artistas tienen entre sí y que, de no ser por esto, pasarían desapercibidas para la mayoría de mortales. De este modo hemos descubierto que Diplo a veces se pasa de bocachancla y se enzarza en guerras que no le llevan a ninguna parte sólo por diversión (aparte de los ataques que dedicó a Taylor Swift, no nos olvidamos de aquel estúpido ‘beef’ que tuvo con Geoff Barrow de Portishead vía Twitter) o que el productor británico Zomby (todo un experto en batallas internautas) llegó a las manos con Hudson Mohawke hace poco más de un año en Londres. ¿Realmente les beneficia hacer público todo ello? ¿Vale la pena teniendo en cuenta que ya ha habido damnificadas como Azealia Banks que por culpa de sus incontables trifulcas han visto cómo sus canciones han pasado del todo desapercibidas para el gran público? La respuesta para muchos, como por ejemplo Iggy Azalea, pasa acertadamente por desaparecer de las redes sociales una temporada para huir del ojo público… aunque tarde o temprano siempre acaban volviendo.

Pero no todo va a ser malo, ni mucho menos. Gracias a Twitter descubrimos que Courtney Love se maneja muy bien jugando a ‘¿Dónde Está Wally?’ dando con el vuelo MH370 de Malaysia Airlines desaparecido en marzo de 2014, o que James Blunt se toma con mucha guasa a aquellos que le dicen que es un cadáver mediático desde hace años. Después hay otras tantas como Shakira, muy listas ellas, que pese a contar con perfiles siempre políticamente correctos no dudan en colgar las fotos de sus retoños en las redes sociales para así joder a los paparazzis que la persiguen. Para la prensa rosa Twitter e Instagram ha pasado a ser un buffet libre de contenidos que pueden reproducirse gratuitamente en sus páginas.

En España no andamos cortos tampoco. Además de las meadas fuera de tiesto de David Bisbal o los problemas que Alejandro Sanz ha tenido con sus haters en Twitter, también hemos visto con detalle el camel toe de Russian Red antes de que decidiera irse a Los Ángeles o el sentido del humor que los miembros de Manos de Topo lucen retwitteando todos esos mensajes que se meten con la particular voz de Miguel Ángel Blanca. Aunque si a alguien amamos con toda nuestra alma es a La Bien Querida, que no dudó en colgar para sus seguidores instagrameros una preciosa estampa de ella y su pareja, David Rodríguez, momentos antes de darse un homenaje en la cama.

Buena parte de nuestros artistas favoritos, visto lo visto, deberían pasar por un examen previo para saber si están realmente capacitados para gestionar sus redes sociales (si no siempre pueden contratar a una tercera persona para que se haga cargo de ello). Pero ciertamente muchos echamos de menos aquellas décadas de los ochenta y los noventa en las que, aun generando menos noticias, nadie podía tachar a un ídolo de ser un cansino de tomo y lomo. Les envolvía un aura de misterio que ahora no quieren preservar para conseguir seguidores a toda costa.

Foto: Instagram de Rihanna.

  • Muy bien artículo. Es muy cierto. Por ejemplo, antes a Madonna, como a otros artistas, la rodeaba un aire de misterio, verla aparecer en los medios era todo un acontecimiento, siempre rodeada de una parafernalia que la hacía diferente al resto de los mortales. Lo que habrá tras bambalinas era una incógnita. Y en cambio ahora la podemos ver tomarse selfies horrendas en el baño de su casa.

  • Begoña Bengoetxea

    Es francamente molesto y decepcionante que se utilicen tantos términos en inglés para describir hechos o situaciones que se podrían traducir al castellano. Esto es esnobismo y dependencia, en otros tiempos colonización cultural. Como muchos latinos llamando mouse todavía al ratón o keyboard al teclado. No hablemos ya de la manía de baterísta en lugar de lo que aquí siempre ha sido batería. Todos los nombres del artículo son basura, así que de qué estamos hablando o qué es en sí el propio artículo.

  • AutotuneBaby

    Comparto mi opinión con el autor del articulo, pero también es innegable que en los últimos años cada vez más todos le dan una importancia extrema a las redes sociales, que sirven para mucho pero como todos nosotros los artistas también pueden cometer errores cuando hacen algo tan personal como publicar un comentario o fotos sin asesoría pero ellos tienen la mirada del mundo encima, yo en lo personal también prefería a la Madonna inalcanzable y en otro escalón pero hoy en día estamos en 2015 y las cosas cambian, no digo que sea para bien o mal pero en la actualidad la inmediatez, la interconexión y ese siempre querer saber y ver mas de los artistas hace que pase este tipo de cosas porque un o una popstar sin Instagram o Twitter no existe. Es la filosofia 2.0

  • Cheshire Cat

    En multitud de casos se ha pasado del artista – mito intocable e inalcanzable al artista que busca la sobre-exposición mediática conscientemente vía redes sociales, donde publican la cosa más nimia con tal de estar en boca de todos y muchas veces se perjudican a sí mismos. Y es que, como en casi todas las cosas, en el término medio está la virtud. Hay quien ha sabido manejar muy bien el asunto y las redes sociales les han humanizado y acercado a la gente sin exponerse en demasía y hay quienes las usan exclusivamente como otra manera de publicitarse, algo que me parece lícito.

  • irene carcelen

    Es verdad,.. por ejemplo. .Alaska siempre había dicho que no se iba a hacer Instagram ..y a veces sube fotos con descripciones interesantes ..pero otras veces solo sube fotos de su vida diaria .y la verdad..es que llega a cansar. .en plan..te admiro.. me gusta tu música ..hasta tengo un punto cotilla.. pero ya esta,,, hay un limite … no me interesa saber las 24 horas lo que estas haciendo.. dosifica la información ..( la verdad es que hay algunos famosos que suben autenticas chorradas a Instagram con unas descripciones que dan vergüenza ajena dándoselas de trascendentales)

  • irene carcelen

    La que mas me gusta en Instagram es Lana del Rey… unas cuantas selfies.. fotos de conciertos . ..fotos mas o menos artísticas y poco mas.. aunque con Lana lo peor son los paginas de fans en Facebook que no hacen mas que informar donde se encuentra ella las 24 horas del día

  • Llevas mucha razón, Sergio.

    Y por mencionar un ejemplo claro de una estrella (de las de verdad, no petardas de temporada) que sigue comportándose con la misma aura de misterio que inauguró en los 80: Prince. Quizás sea el ejemplo más claro de que se puede ser un mito superlativo en la música y estar la mayor parte del tiempo ausente de las redes sociales.

  • Yomismo77

    Los artistas de verdad no hacen esas gilipolleces.

  • Warp

    ¿De dónde sacáis el tiempo para ver tanta cuenta?

    ¡Procrastinadores!

  • Gabrielonidas

    El hecho de tener que estar en el candelabro a diario es letal para el glamour. La estrella pop del futuro podría ser un Banksy. Otro enfoque inteligente según yo lo veo es el de La Bien Querida, que sí sabe manejar el cotarro de la red social: morbo dosificado, un poquito de styling y algo de costumbrismo: éxito. Desde luego, Internet es todavía terra incognita y muchos famosos están mordiendo el polvo en ella, como si se tratara de la llegada del cine sonoro.

  • OSCAR

    Que quieres que te diga… Prince me encanta, pero vamos el sigue en los 80… su evolucion ha sido CERO

  • OSCAR

    Madonna ha sido y siempre sera una artista de su tiempo, su carrera se basa en evolucionar con los tiempos, Instagram le gusta, pasa bastante de twitter y la mayoria de supuestas polemicas son gilipolleces…incluida la que se cita en el articulo… y por cierto que un redactor de Jenesaispop tenga los cojones de criticar las faltas de ortografia de nadie…con las traducciones de copy/past del ingles que hacen y las faltas de ortografia vergonzantes que se ven continuamente en esta web…tiene cojones

  • Garth R

    No se puede seguir trabajando en el medio de la música si pretendes ignorar las redes sociales, hay artistas que no necesitan o no quieren o ya no se les da eso de seguir buscando nuevos fans como U2, Rolling Stones o Bruce Springsteen, pero es porque ellos conservan muchos fans que ya no compran sus discos, es mas que nada, porque los “adultos contemporáneos” añoran sus viejas glorias de sus artistas favoritos y llenan sus presentaciones (directos).

    Prince?, pues el no es del grupo privilegiado, tiene ya décadas que no hace discos comerciales (o no se venden bien), también Prince estuvo muy renuente a la venta digital y exposición al canal “YouTube”, lo cual le ha afectado enormemente, esto lo hace alejarse de las nuevas generaciones, y su “éxito” fue menor a un MJ o Madonna en los 80’s (comercialmente hablando). yo prefiero a Prince actualizado a mantenerlo como “Mito”, prefiero a Prince muy por encima de un MJ, ese mote de “mito” hay que dejarlo para cuando desaparezca (literalmente) de la tierra.

    Las nuevas generaciones están creciendo con las redes sociales, donde todo indica que si no eres conocido o famoso, no eres nadie, no se necesita tener talento para eso, el claro ejemplo esta en la venta del “selfie book” de kim kardashian. Prince tiene mucho que ofrecer, pero por querer manejarse a la antigua, pierde mas.

    Aquí no hay de otra mas que “renovar o morir”. ahí esta como muestra Madonna juntándose con las nuevas generaciones, y todo es para que la ubiquen y seguir vendiendo discos, y aun asi, ya no le va igual que antes, solo en giras le va mejor (también mejor que a Prince en ambos casos, disco-gira). O acaso a alguien le ha funcionado lo que hace Prince?

  • Mmmhhh… Discrepo completamente. No sé si has seguido en detalle sus discos desde finales de los 90: está claro que la cima de Prince fue desde 1999 hasta Lovesexy, pero eso no significa que esté bloqueado en los 80. Hay muchas canciones que lo demuestran, pero por resumir, creo que basta con escuchar los discos 3121 y Art Official Age para comprenderlo.
    Eso sí, juzgar al Prince de 2015 con los estándares de Sign O the Times o Lovesexy no tiene ningún sentido.

  • De nuevo discrepo. Si hay un mito en el mundo de la música (y además está vivo y coleando), se llama Prince. Obviamente su impacto comercial en discos hace eones que desapareció. Pero en cuanto hay rumores de un concierto de Prince, no hay más que ver a los músicos de los alrededores ponerse en marcha como locos.
    En cuanto a comparaciones de Prince con MJ o Madge… pfff… es que no tiene sentido, y además he discutido al respecto tantas veces que para qué. A cada cuál que le guste lo que quiera, que todos somos libres de tener los gustos que nos dé la gana, faltaría más. Pero por resumir: Madge es imbatible en mercadotecnia, pero pobrecita mía, no es música ni lo será nunca. Tiene instinto para vender música y shows musicales (que no conciertos). Pero juega en una liga diferente de Prince, totalmente (y no por arriba). Independientemente de sus multicirugías y de los muchos millones que seguirá ganando con los circos que monta disfrazados de conciertos.
    En cuanto a MJ, tenía un talento enorme, y hay datos sobrados que lo demuestran (y digo como músico). Ahora, de nuevo me parece que no se puede comparar con Prince. Prince hizo SOTT él solito. MJ hizo Thriller con Quincy Jones. De lo cual se deducen montones de cosas respecto de ambos.

  • Garth R

    Noto cierta misoginia (o tal vez se a mi imaginación), Madonna es la artista mas reconocida (femenina) mundialmente, es verdad que sus conciertos los lleva a cabo mediante un espectáculo, tal pareciera que no conociste ningún concierto de MJ, y hasta te podría mencionar que los hacia con mayor producción que Madonna. Lo cierto es que las cifras no pueden mentir. Es de las pocas artistas que aparece con reconocimiento en el salón de la fama en UK y USA, podrá no gustarte, pero los críticos la reconocen.

    Prince es verdad, juega en otra liga diferente, él no maneja tantos estilos como Madonna, él fue y es un gran músico, pero ya solo el recuerdo queda. Mientras Madonna recién certificao sencillo en Italia, certifico Album en Brazil, Uk, Portugal, Polonia, etc., y sigue en plataformas como Itunes y Amazon, Prince tiene bastante tiempo que no certifica y sus ultimas producciones no venden, y eso es por lo que menciono que le hacen falta las redes sociales.
    hacer un disco “solito” no demuestra nada, el llegar al tope puede ser difícil, lo mas difícil es mantenerse y Prince no lo ha logrado en su totalidad.
    Quizá para ti no será música lo que hace Madonna, al parecer mencionas, o entiendo que tienes cierta relación con el medio musical, no se de que generación seas o cual sea el grado de estudio, pero la música de Madonna tiene bases, no es un estilo “al ahí se va”.
    Mencionas que ella hace puro circo en sus conciertos, pero sigue certificando en música y le siguen reconociendo sus producciones, su ultimo disco tiene buena reseña.
    Si de cirugías hablamos (saliendo del tema), las cirugías no le afectaron a MJ, o si?

    Es una pena que MJ que no pudiera desprenderse de su guante y su moonwalk en todas sus presentaciones, era su sello característico, se convirtió en un personaje mas que seguir como artista, por eso prefiero mas a Prince.

  • Si percibes misoginia en mi mensaje, vuelve a leerlo: no la hay en absoluto. Existen multitud de mujeres en el mundo de la música que merecen todo mi respeto (Suzanne Vega, Sinéad O’Connor, o Chrissie Hynde, por mencionar sólo a tres) , lo que ocurre es que Madonna no es una de ellas. Repito la idea: no tiene parangón en el mundo de márketing de la música. Como música propiamente dicha, es misérrima.

    Y por no alargarme: si para convencerme de que Madonna es muy buena vas a utilizar cifras de ventas, apaga y vámonos. Las ventas no significan NADA para mí. Algunos de mis músicos favoritos venden poco/nada, y siguen siendo excelentes en mi opinión. Y otros son, o fueron, superventas absolutos. En todo caso, las ventas y la calidad de la música no tienen nada que ver, ni lo han tenido nunca. Como ejemplo ilustrativo, obsérvense las ventas del famoso proyecto “Crazy Frog” y luego escúchese la “música” que contenía.

  • Garth R

    No, no solo use cifras (ventas) para hablar de algo hay que conocerlo, no se puede ser objetivo si te gana el gusto personal.

    A Madonna se le han reconocido como conciertos a la producción de sus “shows musicales”(como les llamas), si solo atrae por su “show”, no aparecería en listas (no hablo de ventas ok), si ya bastantes músicos reconocidos le alaban su trabajo musical y no solo de conciertos, no creo que a estas alturas con todo lo que ha logrado, le afecte alguna mala critica

    Nadie te esta tratando de convencer que sea mejor que, ni que debe de gustarte, por ejemplo, para mi (en lo personal) Sinead es una artista mediocre, canta bien, si, pero ha hecho demasiados covers, no tiene mayor influencia y no hace nada que alguien no haya hecho, su mayor logro (o reconocimiento) fue una canción no compuesta por ella, ahora Suzanne Vega?, mira, si 2 temas fueron suficiente, pues vale que Lorde y Gotye ya tienen resuelta su carrera discográfica.

    La única verdadera artista de las 3 que mencionaste fue la ex-pretenders (Chrissie Hynde), por ser de la “Old School”, pero tampoco fue tan independiente como Madonna, Hynde siempre busco apoyo en grupos, ya hasta después de bastantes años se animo a andar sola, quizá le faltaba mas seguridad, o en esos tiempos no era tanto el apoyo a las mujeres solistas, ella (Hynde) llego a trabajar con gente que trabajo con Madonna

    “Crazy Frog” cumplió su cometido, era para la mercadotecnia, funciono, vaya que si estas en el ring, tiene que ser para algo, no puedes dormir en tus laureles, ya porque tienes el nombre de “Prince” tienes la vida resuelta, mira ahora como esta Taylor Swift por todos lados, hace 5 años quien estaba?, Rihanna?, Beyonce?, pero no desaparecen porque tienen que seguir con la mercadotecnia, usan las redes sociales, lo importante de un artista, o lo que le da valor agregado es que se involucren en su trabajo, si hacen un copy-paste, también se necesita poner de su cosecha, nadie es original, y volvemos a lo mismo, se necesitan las redes sociales
    Ahora que si te mueves por lo mas “Indie”, pues, si llegaste a conocerlos, fue precisamente por eso, porque usaron algún medio para darse a conocer, Prince , MJ también fueron en su tiempo un producto de la mercadotecnia, asi como lo fue Rihanna y Beyonce, (solo que estas 2 no tienen tanta credibilidad como MJ o Prince).
    Las nuevas generaciones no saben quien es Suzanne Vega, y Sinead O Connor no es Bjork para tomarla como influencia.

Playlist del mes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR