Blonde Redhead / Penny Sparkle

Por | 13 Sep 10, 16:57

Poco queda ya de aquel indie rock ruidoso que los emparentaba con Sonic Youth en el sonido actual del trío italo-japonés-americano Blonde Redhead. La transición hacia el dream pop que comenzaron en ‘Melody Of Certain Damaged Lemons’ (2000), matizaron en ‘Misery Is A Butterfly’ (2004), y perfeccionaron en ‘23‘ (2007), parece completa en el tercer largo con 4AD, ‘Penny Sparkle’. Los gemelos Pace y Kazu Makino han confeccionado estas diez nuevas canciones con la ayuda de Alan Moulder y Van Rivers & The Subliminal Kid, y la sensación inicial de la primera escucha es que para desarrollar las ideas plasmadas en el nuevo álbum se han fijado en la segunda parte de ’23’, la más calmada y electrónica. ¿Qué implica esto? Que hay que tener más paciencia para adentrarse en las densas brumas del nuevo álbum, mucho menos inmediato que las anteriores entregas.


Sin apenas baterías y sin apenas guitarras. Así es como encontramos a los Blonde Redhead de 2010, dominados por secuenciadores y sintetizadores sustituyendo a unas y otras en la práctica totalidad, con un resultado que radica más en atmósferas que en canciones. En realidad con este disco se estarían acercando más a grupos como The Knife o The xx que a otros proyectos con los que se les ha comparado hasta ahora. Lo que más se parece a un single es el segundo corte, ‘Not Getting There’, y el noveno, ‘Everything Is Wrong’, a la cara b de ese supuesto single, y más que nada por la duración, porque aquí la mayoría de los temas fluctúa entre los 4, 5, y 6 minutos. Prevalece la abstracción y la oscuridad, el lento desarrollo de cortes como la inicial ‘Here Sometimes’, ‘My Plants Are Dead’ o ‘Black Guitar’ (donde, mira tú por donde, sí suena una guitarra). A veces parece que se han pasado de minimalistas y etéreos, que esto no es lo suyo, pero para algo están las segundas escuchas. Por ello, y una vez puestos en antecedentes, es decir, teniendo en cuenta que las cosas han cambiado, una segunda oportunidad a, por ejemplo, la sinuosa ‘Love or Prison’, es verdaderamente gratificante.

Calificación: 7/10
Lo mejor: ‘Not Getting There’, ‘Love or Prison’, ‘Everything Is Wrong’.
Te gustará si te gustan: Asobi Seksu, The Knife, The XX, Mercury Rev
Escúchalo: NPR

Etiquetas:

La Tienda JNSP

  • ¿¿Y YO ME ENTERO AHORA?? WTF???

  • asa

    Sublime.

  • Totalmente de acuerdo con lo de «para algo están las segundas escuchas». La primera vez que escuché el disco no le agarré el hilo y me dejó un poco perpleja, decepcionada casi. Pero las escuchas posteriores fueron revelando su encanto. No es álbum muy accesible, pero el tiempo y la atención dedicados a desenmarañarlo son indudablemente fructíferos y gratificantes.

  • poppyboy

    Me quedo alucinado con las comparaciones que hacéis: The xx y The Knife….

  • Precisamente a mi me ha dejado tan indiferente como me dejan The Knife o The XX, pero ya veremos más adelante…

  • Java

    Es para escucharlo con cuidado, y para ciertos momentos. A ver que tal en directo en Londres a fin de mes.

  • F

    Pienso lo mismo. Me decepcionó un poco al principio, sin canciones que destaquen, pero ahora… AHORA NO PUEDO PARAR DE ESCUCHARLO. Escuchar Love Or Prision con los cascos a toda leche no tiene precio.

  • AtlasBear

    Pitchfork le da un 4.0

    Qué miedo me da escucharlo ahora.

  • asa

    Pitchfork le pone 4 a mis discos favoritos, primero MAYA y ahora este, no me importa.

  • Pablo Enrici

    Coincido con los comentarios anteriores, una primera escucha con gusto a poco y luego una obsesión de no poder sacarlo del ‘repeat’.

    Love or Prison, con esas melodías de Kazu, me desarma.

  • simon schuster

    será que no tengo un pedo de gusto, pero a mi me está enganchando febrilmente. O será que el 4 de pitchfork me pone? ayy qué difícil