Lana del Rey, la locura

Por | 19 Oct 11, 1:30

Un año y medio después de nuestro artículo «Revelación o timo» sobre Lana del Rey, dan ganas de volver a utilizar el mismo titular. Y es que no han cambiado tanto las cosas desde entonces. Si en aquel momento ya hablábamos sobre sus cambios de nombre (publicó un disco como Lizzy Grant que desapareció de los canales oficiales), los distintos MySpace que tenía y sus misteriosos matrimonios múltiples, las cosas siguen casi igual. Seguimos sin disco de debut oficial en la calle (no llegará hasta el 23 de enero) y la gran diferencia desde entonces parece simplemente la atención mediática a su alrededor.

A día de hoy, podríamos decir que Lana del Rey genera casi más noticias que Lady Gaga. Sólo en las últimas horas hemos conocido un remix suyo del gurú del witch-house Balam Acab, otro de Joy Orbison, Bombay Bicycle Club la han versionado, Lana ha interpretado en vivo en la tele su hit del momento y se ha situado en el puesto 6 en singles en Reino Unido según las conocidas «midweeks» provisionales (la lista definitiva sale el domingo).

La principal responsable de todo este cambio es la canción continuista que presentamos hace tres meses, ‘Video Games‘, que se publica ahora en un single junto a otra vieja conocida, ‘Blue Jeans‘. Recientemente la interpretaba en el programa del prestigioso Jools Holland, para disgusto de Chris Owens de Girls, que se quejaba de que ellos nunca hubieran tenido oportunidad de tocar en este show a pesar de haberlo pedido varias veces a lo largo de los años, y Lana sí.

Y es que la popularidad de Lana del Rey ha crecido en estas semanas tanto que ahora tiene fans para siempre, como la redacción de Disco Naiveté, donde desde el principio le dieron mucha bola; pero también «haters», como Julián Ruiz, que recientemente desconfiaba de ella en la web de Plásticos y decibelios, dudando incluso de que hubiera dirigido su vídeo vintage, como se dice, y afirmando que singles como ‘Video Games’ «hay miles cada tres meses».

El mail de Universal España confirmando su sospechado fichaje era enviado a la prensa este lunes, acompañado de este sugerente texto: «A veces las estrellas se nos imponen y a veces las estrellas simplemente surgen y se deslizan en el espacio como si fueran impulsadas por algo de otro mundo. Este último es el caso de Lana del Rey, artista de presencia impresionante donde combina tres elementos básicos: su voz, su imagen y las sensaciones que provoca. Estrellato musical no es una opción con la Sra. Del Rey. Es su vocación. Ella se hace llamar la «gangsta Nancy Sinatra» y define su estilo como «Hollywood pop / sadcore», un concepto nuevo y dramático de la música pop». Además, se listaban los países en los que ‘Video Games’ ha sido número 1 en iTunes: Australia, Bélgica, Francia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Holanda, Noruega y Portugal.

No se adjuntaba una biografía sobre su pasado, pero Lana del Rey ha deshecho parte de su misterio incluso contestando algunas entrevistas este verano. En Pitchfork, medio que a última hora se ha sumado a la moda, decían sobre su entrevista con ella que había contestado «algunas de sus preguntas» por mail, como dejando caer que otras las había dejado en blanco. Pero en ella Lana sí hablaba sin tapujos, por ejemplo, sobre esa gente que le ha ofrecido sexo a cambio de una oportunidad («ya no estamos en 1952», fue su respuesta). Y meses antes, en Flush The Fashion, Del Rey hablaba sobre los títulos que barajaba para su disco o sus influencias. En ambas recalcaba que era ella misma quien escribía las canciones, anteponiéndose como autora a vocalista incluso.

Después de tanta información y tantas vueltas sobre Lana del Rey en los últimos días, no queda otra que volver al lugar donde estábamos al principio. A la espera de que llegue su disco de verdad (¿incluirá este ‘Kinda Outta Luck’ que se mantiene en su canal oficial de Youtube?), no estamos sino ante una debutante que lleva años haciendo sus propias canciones y que está intentando pulir sus cualidades antes de debutar a lo grande. Así que calma, porque después de las grandes expectativas, vienen siempre las grandes decepciones.

Lizzy Grant / Lana del Ray

Si hay una razón por la que no hemos caído en la tentación de titular este artículo ‘Lana del Rey: Revelación o Timo 2’ es porque la edición del single ‘Video Games’ / ‘Blue Jeans’ deja ver que la cantante está tomando el camino adecuado después de este álbum retirado de la venta oficial pero encontrable por canales alternativos.

En aquel disco encontrábamos dos tipos de canciones junto a la ya mítica falta de ortografía «Lana del Ray»: las que la han llevado a convertirse en la voz de moda entre penumbras que recuerdan a la explosión trip-hop post-Portishead y a la imaginería cinematográfica de David Lynch; y también los tropiezos que pudieron propiciar que este disco fuera retirado del mercado. Entre las canciones que no tienen nada de qué avergonzarse, y en sintonía con ‘Video Games’, está el single ‘Kill Kill’, construido a base de sugerentes susurros con ese decadente estribillo que repite «estoy enamorada de un muerto» y su cara B en un EP de 2009 ‘Yayo’, también bonus track de este disco en una versión del álbum llamada ‘Nevada (Master Ref 1)’. Entre las no tan buenas, la guitarrera ‘Queen of the Gas Station’, demasiado popi y quizá algo boba, y sobre todo el inapropiado número bailable ‘Brite Lites’, que parece un descarte de Miss Kittin.

A pesar de los fallos, se percibe en el álbum a una artista buscándose a sí misma y llegando casi siempre a buen puerto, a uno muy similar a la primera Emiliana Torrini, con la ayuda del productor David Kahne, que ha trabajado con Tony Bennett, Bangles o los Strokes. Canciones como la notable ‘Gramma’, la acústica ‘Pawn Shop Blues’, el buen single potencial de pop afilado ‘Raise Me Up’ o la medio experimental ‘Mermaid Hotel’ pueden tener cosas por mejorar pero muy grande tiene que ser lo que trame en el estudio para que ninguna figure en su cacareado «debut». 7,6.

Etiquetas:

La Tienda JNSP