Está el hype, y luego New Radicals

Por | 23 May 12, 12:49

En la reciente lista de las mejores canciones de los 90 publicada por el NME, seguía apareciendo, a estas alturas, el ‘You Get What You Give’ de New Radicals. Más aún, la canción me sorprendía muy pocos días después en una radiofórmula española entre lo que supongo un hit dance actual que me resultaba desconocido y el ‘Angels’ de Robbie Williams. Así, como si hubiera sido un éxito de ventas alguna vez en nuestro país.

Capitaneados por Gregg Alexander, que este mes ha cumplido 40 años, New Radicals debutaron en 1998 mientras desde la prensa se celebraba la llegada al mundo del nuevo Mesías Mick Jagger. Gregg Alexander ya había publicado dos álbumes en solitario, ‘Michigan Rain’ (1989) y ‘Intoxifornication’ (1992), repitiendo en el segundo hasta cinco canciones contenidas en el primero, como dando entender a sus 20 años que tenía un talento más grande del que nos cabía en la cabeza, sólo que no podíamos darnos cuenta.

En el único disco de New Radicals, ‘Maybe You’ve Been Brainwashed Too’ (1998), Alexander compone y produce y toca la mayoría de instrumentos, revelándose como el hombre orquesta perfecto para ser vendido en los medios. Las actuaciones en programas tipo Jay Leno y Top of The Pops se sucedieron; las citas críticas a Beck, Hanson, Courtney Love y Marilyn Manson de la letra del single (a los que llama «farsantes») fueron contestadas por casi todos ellos; se ofreció al grupo un adelanto de 600.000 dólares por las ventas que iba a generar su disco (la mitad de lo que se acaba de pagar por álbum a Madonna)… De una forma o de otra, New Radicals estuvieron hasta en la sopa. Pero algo no terminó de resultar. El single sólo fue top 1 en Canadá y Nueva Zelanda, a duras penas llegó al top 40 en Estados Unidos, y no lo logró el álbum (puesto 41), que se quedó en un modesto top 10 en Reino Unido. Alegando que pasaba de estar toda la vida de viaje respondiendo a las mismas preguntas de la prensa, Gregg deshizo la banda, lo cual tenía algo de gracioso, pues se le consideraba el único miembro permanente.

Quedaba así la puerta abierta para que New Radicals se transformaran en un mito, mientras él se dedicaba a producir éxitos menores de Santana (‘The Game of Love‘ ganó un Grammy), Ronan Keating, Texas, Enrique Iglesias, Mónica Naranjo o los mismos Hanson a los que había criticado (‘Lost Without Each Other’). Un disco junto a su ex compañera de grupo, la que fuera actriz infantil Danielle Brisebois, se publicó con 12 años de retraso y sólo de manera digital. Haciendo gala de este gafe, ‘Maybe You’ve Been Brainwashed Too’ se quedó olvidado en un triste cajón del Yunke, La Metralleta y la calle Tallers, por donde nunca aparecen precisamente los discos de los Beatles a buen precio. ¿Acaso la única influencia que ejerció Alexander sobre la cultura pop fue la que tuvo su gorrito dos años después en ‘Gran Hermano’?

‘You Get What You Give’ era una buena canción, amplificada por una coda final bastante inesperada, pero el hecho de que el grupo ya estuviera separado cuando se lanzó su segundo single, el decente ‘Someday We’ll Know’, no ayudó a que se consolidara su valor. A su vez, cuesta mucho pensar que los programados como siguientes sencillos (que nunca llegaron), ‘Mother We Just Can’t Get Enough’ y ‘I Don’t Wanna Die Anymore’, hubieran podido hacer algo por un álbum claramente irregular al que no salvaba ni su obligada crítica a la cultura occidental en los años del post-grunge. Apenas ‘In Need Of A Miracle’ estaría entre las pistas supervivientes 14 años después.

Quizá en esta condición de «one hit wonder» que tanto le tiene que pesar a día de hoy al bueno de Gregg, tuviera algo que ver que el productor y autor Rick Nowels participara sólo en ‘You Get What You Give’. Nowels ya había sido responsable de numerosos éxitos de Belinda Carlisle (‘Heaven Is A Place On Earth’, entre ellos), en aquellos mismos tiempos había colaborado en ‘The Power of Goodbye’ de Madonna y, muy poco después en ‘White Flag’ de Dido. Parece significativo que últimamente le hayamos encontrado en -¡atención!- ‘Born To Die‘ de Lana del Rey, ‘Wounded Rhymes‘ de Lykke Li, ‘The Lady Killer‘ de Cee Lo y ‘Electra Heart‘ de Marina and The Diamonds.

Alguien podría argumentar que la maquinaria del «hype» se mantiene intacta en pleno 2012, pero por muy sobrevalorada que algunos crean a Lana del Rey, hoy sabemos que estallaríamos en carcajadas si nos venden en según qué radio a un mindundi como al nuevo Brian Wilson. Este improbable reencuentro con New Radicals sirve para recordar cómo se ha moldeado el concepto de «hype» desde los 90 y cómo ha cambiado la radio a la hora de marcar lo que es tendencia. Hoy Lana, Marina y Cee Lo triunfan por la fuerza del boca a boca e internet, tras haber comprobado en carne propia que la radiofórmula, a rebufo de lo que sucede en otros lugares, se negaba o se niega en presente a pinchar sus canciones.

La Tienda JNSP