Little Boots / Nocturnes

Por | 05 May 13, 14:09

nocturnesEn una especie de alineación astral Little Boots y La Roux vuelven a rivalizar este año con sus respectivos lanzamientos, pero mientras el de Elly Jackson continúa aún cociéndose, el de Victoria Hesketh ya está aquí. Titulado ‘Nocturnes’ porque es un disco “que se debe a la noche”, el segundo trabajo de Botitas tras el fracaso comercial de su álbum debut ‘Hands’ queda lejos de ser el mejor disco de dance moderno desde ‘Overpowered’ que más de uno está esperando, pero tampoco está nada mal.

Para su “comeback” Botitas ha contado con Tim Goldsworthy de DFA a los mandos de la producción. Suyo es el músculo dance de la mayor parte de un ‘Nocturnes’ que también cuenta con aportaciones de nada menos que John Ford de Simian Mobile Disco y Andy Butler de Hercules and Love Affair. Del primero es el pepinazo house de casi siete minutos ‘Shake’, conocido ya por todo el mundo porque es de 2011 (!), y del segundo una de las grandes canciones del álbum, ‘Every Night I Say A Prayer’, aunque también una de las peores, ‘All for You’.

Está claro, pues, que ‘Nocturnes’ es un trabajo concebido para la pista de baile y aunque lejos de la sofisticación de una Kylie o una Róisín, quizás porque su pretensión de homenajear “el house de los 80, la disco de los 70 y la electrónica futurista” le ha dirigido hacia la búsqueda de sonidos mucho más clásicos, el sucesor de ‘Hands’ cumple su propósito gracias a una mimada producción de sintetizadores que no duda en incorporar arreglos de piano (‘Every Night I Say A Prayer’), violín (‘Broken Record’) o incluso bongos (‘Motorway’) cuando lo cree necesario, pero sobre todo gracias a unos ganchos melódicos estupendos como los de la primera mitad del álbum, especialmente memorables en los casos de ‘Beat Beat’, ‘Every Night I Say a Prayer’ y ‘Broken Record’, esta última tan pegadiza que puede hasta irritar.

‘Nocturnes’ se ve no obstante perjudicado por una segunda mitad menos interesante, con canciones como ‘All for You’ o ‘Strangers’ que no destacan ni para bien ni para mal (desde luego la expulsión de la fantástica ‘Headphones’ del tracklist final no ha sido un acierto), y sobre todo por la calidad de Botitas como vocalista, que es absolutamente vacua y por tanto incapaz de añadir algo de emoción y personalidad a sus nuevas canciones. De este modo, ‘Nocturnes’ se queda en un disco muy recomendable en su estilo, pero al final tan infeccioso y efectivo como meramente funcional.

Calificación: 6,7/10
Lo mejor: ‘Broken Record’, ‘Beat Beat’, ‘Shake’, ‘Every Night I Say a Prayer’
Te gustará si te gusta: tanto Donna Summer como Annie
Escúchalo: Pitchfork

La Tienda JNSP