L.A. ponen Joy Eslava patas arriba

-

- Publicidad -

L.A. ponen Joy Eslava patas arriba

La trayectoria ascendente que está siguiendo la carrera de Luis Alberto Segura al frente de L.A. no deja de sorprender por diversos motivos. Ya os comentamos los orígenes del mallorquín como batería de otros grupos y cómo acabó ganando notoriedad al desmarcarse en solitario, pero hay otro aspecto que también resulta curioso: se suponía que para llegar a un público más amplio en este país había que cantar en castellano y de hecho, salvo con las contadas excepciones de Dover o Sexy Sadie, esa parecía la norma. La mayoría de los grandes grupos independientes de este país cantan en su idioma nativo y a otros grupos que originalmente cantaban en inglés, el éxito les llegó precisamente cuando se cambiaron a nuestro idioma, como es el caso de Love Of Lesbian, Standstill o The New Raemon (Ramón Rodríguez cantaba en inglés con Madee, su anterior proyecto). No parecía posible a estas alturas que un proyecto cantado en la lengua de Oscar Wilde fuera a revolver los cimientos de la escena y atraer a hordas de seguidores, pero así es el caso de L.A., como pudimos comprobar en la pasada edición del SOS 4.8 y como quedó más que constatado en su concierto anoche ante una Joy Eslava a reventar de público.

Madrid era una de las primeras fechas de la gira de presentación del notable ‘Dualize‘ y Luis Alberto y sus chicos lo tenían ganado todo desde el principio. Con que hubieran encendido el piloto automático, tocado sus temas sin inmutarse y se hubieran marchado a casa casi sin decir adiós, misión cumplida. En serio, da la impresión de que no tenían por qué molestarse, que nos tenían a sus pies nada más pisar el escenario, pero el engrasado cuarteto hizo todo lo posible por convertir su show en toda una fiesta. Con un set en el que interpretó parte de su último álbum, pero pareció darle más peso a ‘SLNT FLM’ y ‘Heavenly Hell’ (algo que no acabamos de comprender, dada la calidad de ‘Dualize’), convencieron tanto con “clásicos” como con novedades, brillando especialmente en ‘Rebel’, ‘Mirrorball’, ‘Crystal Clear’, ‘Over and Over’ o en ‘Older’.

- Publicidad -

Los momentos más festivos se vivieron hacia el final del concierto, cuando la banda sabía que tenía al público en el bolsillo para descargar el resto de su arsenal y así hacer temblar el suelo de la Joy, como sucedió cuando interpretaron ‘Hands’ con todo el mundo coreando y en la triunfal (pero momentánea) despedida con ‘Microphones & Medicines’ y más coros y palmas para acompañarla. Para el primer bis (sí, hubo dos, conformando un show de generosa duración), salió Luis Alberto con su acústica para hacer sonar ‘Elisabeth’ y terminar de emocionar al respetable con la tremenda ‘Stop The Clocks’, ya acompañado de la banda. Para contrarrestar un primer bis muy romanticón, salieron con hambre de rock en el segundo, cerrando el set con ‘Outsider’. En su despedida prometieron volver pronto y, si es así, que sea en un recinto más grande. Si en sólo tres años y pico L.A. han logrado ponerse en la primera línea de nuestra escena, con lo vivido anoche empieza a parecer posible que se acaben merendando el panorama internacional y para ello el inglés les va a venir de perlas. 8.

- Publicidad -
- Publicidad -

Lo más visto

No te pierdas

‘Leave the Door Open’ de Silk Sonic: ¿un clásico o una ocasión perdida?

La redacción de JENESAISPOP os ofrece una opinión a favor y otra en contra de 'Leave the Door Open',...

‘Pussy’ de Bad Gyal: ¿un trallazo o algo aburridísimo?

Una redactora de JENESAISPOP se posiciona a favor de 'Pussy', de nuevo de Bad Gyal con El Guincho, una...