Giorgio Moroder / Déjà Vu

Por | 17 Jun 15, 22:41

giorgio moroderTú, que fuiste el genio que propulsó el italo disco en las listas de ventas con el sello Casablanca Records; tú, que fuiste uno de los productores más solicitados de los años setenta y ochenta gracias a temas como los inmortales ‘I Feel Love’ o ‘Bad Girls’ de Donna Summer y un extensísimo etcétera entre los que encuentran David Bowie, el ‘Take My Breath Away’ de Berlin o el ‘Love Kills’ de Freddie Mercury; tú, que lo fuiste todo, ¿por qué razón quieres ensuciar tu legado con estas nuevas canciones que no aportan absolutamente nada bueno a tu carrera?

El homenaje que te dedicaron Daft Punk en su último disco debe haberte hecho perder la cabeza. Lejos de seguir descansando tranquilo en ese retiro en el que llevabas treinta años, vas y firmas un disco llamado ‘Déjà Vu’ que, siendo sinceros, deberías haber titulado como ‘Demodé’. Más que nada porque dándole al play y escuchando la inicial ‘4 U With Love’ nos damos de bruces con una producción desfasadísima que sólo podría engatusar a los nostálgicos de Modern Talking o cualquier otro dinosaurio de las hombreras y los peores atentados estilísticos.

Con 75 años tenías una oportunidad perfecta de decir «aquí sigo yo» y quitarle el puesto a Max Martin de Rey Midas del pop palomitero. Pero no. Lejos de eso vuelves con un disco plagado de featurings de relumbrón del todo desaprovechados (salvamos a Kylie de la quema porque ‘Right Here, Right Now’ es más interesante que todo el ‘Kiss Me Once’ en conjunto) y en el que, como si el espíritu de Calvin Harris te hubiese embriagado, buscas la melodía fácil e insultantemente inofensiva. Si los temas de por sí, por mucho guilty pleasure que hubiera, fueran como mínimo memorables, aún tendría un pase. Sin embargo, más allá de escuchar a Britney Spears sin tanto autotune en la versión que se marca del ‘Tom’s Diner’ de Suzanne Vega, lo cierto es que sólo hay una sorpresa mayúscula, la disco-funk ‘Wildstar’ a cargo de Foxes, que sí que tiene un potencial enorme como single veraniego.

Ni Sia intentando emular en el tema titular lo que consiguió en su día con David Guetta, ni Charli XCX poniéndose más industrial que de costumbre en ‘Diamonds’, ni Matthew Koma creyéndose Adam Levine de Maroon 5 en ‘Tempted’, ni siquiera Kelis rememorando el ‘Flesh Tone’ en la noventera ‘Back and Forth’ levantan el vuelo de un disco que es la máxima expresión de la impersonalidad musical. Duele poner a caldo a una eminencia como tú, pero si hay un claro ejemplo de que cualquier tiempo pasado fue mejor, sin duda, es este ‘Déjà Vu’ que ni por asomo es una mínima sombra de lo que en su día fuiste y representante no sólo en el mundo del pop, sino también de la electrónica.

Calificación: 3/10
Lo mejor: ‘Wildstar’, ‘Tom’s Diner’, ‘Right Here, Right Now’
Te gustará si te gustan: el pop de usar y tirar y el morbo de comprobar cómo un mito se hunde por sí mismo.
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP