La difícil semana de Almodóvar

Por | 06 Abr 16, 23:24

almodovarAlmodóvar no saca una película todos los años. No es precisamente Woody Allen. Desde ‘Tacones lejanos’ estrena una obra cada dos o incluso cada tres años, siendo el lapso entre ‘Los amantes pasajeros’ y su inminente estreno ‘Julieta’ el mayor de toda su carrera (entre ‘Todo sobre mi madre’ y ‘Hable con ella’ no se superaron los tres años por unas pocas semanas).

Y sin embargo, esta semana de promoción que conduce a la llegada de ‘Julieta’ a las salas este 8 de abril no es como el director la había imaginado. Primero, su nombre ha dado la vuelta al mundo al figurar entre los millones de datos de los «papeles de Panamá» que se filtraban este domingo, en España a través de laSexta o El Confidencial. Se pone sobre la mesa que los Almodóvar recurrieron a paraísos fiscales hace unos 20 años, entre 1991 y 1994, los de ‘Tacones lejanos’ y ‘Kika’. Los Almodóvar figuraron como apoderados desde junio de 1991 hasta noviembre de 1994 de la sociedad Glen Valley Corporation, registrada en las Islas Vírgenes Británicas, un paraíso fiscal.

Y un día después, muere Chus Lampreave. Y mucho se ha hablado de la polémica relación del director con Carmen Maura, un tema recurrente en las entrevistas de ambos, de su preferencia por Penélope Cruz en su última etapa, del ninguneo a Victoria Abril, que esta dice que se debe a que no da papeles a las cuarentonas… ¿Y acaso no era Chus la chica Almodóvar que más nos importaba a todos? ¿Por qué no pudo haber papel para ella en esta película si el año pasado pudo participar en un corto?

Pedro ha reaccionado a ambas noticias. En el primer caso, rápidamente su equipo ha indicado que está al corriente en sus obligaciones tributarias. En el comunicado de Agustín Almodóvar, exculpa a su hermano: «Desde los primeros momentos de constitución de El Deseo, Pedro y yo nos repartimos las tareas y obligaciones de una forma muy clara. Yo me hice cargo de todos los asuntos referidos a la gestión de la empresa, y él se dedicó a todos los aspectos creativos. En este contexto, me gustaría aclarar que la constitución de la sociedad en 1991, se debió a la recomendación de mis asesores ante una posible expansión internacional de nuestra empresa. No obstante lo anterior, se dejó morir la sociedad sin actividad debido a que no encajaba con nuestra forma de trabajar. Lamento profundamente el perjuicio que está sufriendo la imagen pública de mi hermano, provocado única y exclusivamente por mi falta de experiencia en los primeros años de andadura de nuestra empresa familiar. En todo caso, reitero que tanto mi hermano Pedro como yo mismo, así como nuestra productora, nos encontramos al corriente de todas nuestras obligaciones tributarias».

En el segundo, el director y guionista ha escrito una carta para Chus en la que le muestra su cariño. «Antes de debutar como director, Chus ya me había fascinado en las dos películas de Marco Ferreri (‘El pisito’ y ‘El cochecito’), en ‘Mi querida señorita’ (de Armiñán) y ‘La escopeta nacional’ (de Berlanga). Yo soñaba con trabajar con ella si algún día conseguía dirigir una película. La llamé para ‘Pepi, Luci, Bom…’ y muy amablemente me dijo que no se veía. Volví a llamarla dos años después para ‘Laberinto de pasiones’ y, a pesar de su negativa, seguí llamándola para que interpretara una de las monjas de ‘Entre tinieblas’; fue entonces cuando nos conocimos personalmente. Ante mi insistencia y la química inmediata que se produjo entre nosotros, Chus aceptó, después de explicarme que no era actriz y que prefería un papel corto. Sobre el guión, el suyo no era muy extenso, pero se agigantó en el momento que Chus entró en contacto con él. La mitad del personaje está improvisado en el último momento; con pocos actores he sentido tanta reciprocidad y me he divertido tanto. Desde el primer momento sentimos que pertenecíamos a la misma familia. Chus me hacía sentir capaz de todo, tenía la capacidad de convertir cualquier extravagancia mía en algo natural, divertido, sencillo, puro; desbordaba humanidad e inocencia. Fue la actriz que mejor interpretó los personajes inspirados en mi madre y pertenecía a la estirpe de los grandes actores de reparto, aquellos sin los que el cine español no existiría».

La muerte de Chus Lampreave ni beneficia ni perjudica el estreno de esta nueva cinta en concreto, pues se trata de un drama austero sin concesiones a la comedia y sin ningún personaje que pudiera acercarse siquiera a las cualidades de la actriz. Simplemente nos duele. Pero es innegable que los papeles de Panamá y la creación de una sociedad «offshore», quizá legal, quizá poco ética, sí van a marcar la agenda de ‘Julieta’. Ya lo han hecho. Es pronto para averiguar si el público perdonará la «falta de experiencia en los primeros años de andadura» de esta «empresa familiar» hace 20 años o si su imagen saldrá tan tocada como la de Ana Torroja o Monserrat Caballé. Asediado por la prensa, Agustín Almodóvar reconocía en Twitter que cancelaban un «photocall» debido a «la presión», si bien mantenían las entrevistas promocionales. Pero sólo las de las actrices. «Ante la prioridad informativa en temas ajenos a Julieta, hemos decidido desde El Deseo desconvocar el photocall y junket previstos para el día de mañana» (hoy miércoles), decía el comunicado.

20 Minutos había concluido que Pedro era «el que peor había reaccionado» a la filtración, por haber «amenazado» a los medios («estaremos atentos al contenido de la información que se publique de cara a los juicios de valor que pudieran realizarse con vulneración de nuestros derechos», decían los Almodóvar en un comunicado). Y ahora se relacionará cualquier paso dado con la filtración: los titulares insinúan que Pedro Almodóvar se ausentaba el lunes del pase de prensa de la película en Barcelona por este motivo, cuando nos consta que no iba a asistir desde un principio. Pero es cierto que la información es confusa. El tuit de Agustín indica que se mantienen las entrevistas pero no se especifica si eso incluye a Pedro. Huffington Post publicaba que se cancelaban todas las entrevistas con el equipo, pero luego rectificaba que se mantenían las de las actrices. Según El Confidencial, Almodóvar iba a atender a «decenas de medios» este miércoles en El Casino de Madrid, pero finalmente no lo hará. Por un lado, El Deseo ya había advertido desde antes de esto que las entrevistas del director a toche y moche, los grandes estrenos en la Gran Vía y las fiestas con el equipo no eran parte esta vez de la agenda de la productora… ni parecen primordiales hace años como en los días de ‘Tacones lejanos’. Por otro, parece que los Almodóvar sabían «hace semanas» que los papeles iban a aparecer…

En cualquier caso esto, unido a la pérdida de Chus, no convierte precisamente esta semana en la soñada desde El Deseo. Desde ‘Hable con ella’ se ha bromeado con que Pedro Almodóvar haya alternado siempre una película «buena» (‘Hable con ella’, ‘Volver’, ‘La piel que habito’) y una «mala» (‘La mala educación’, ‘Los abrazos rotos’, ‘Los amantes pasajeros’). Hay mil horas de debate posible tras esta última afirmación, pero para la opinión pública su gran última película, a nivel premios internacionales, cumple ya 10 años, y ahora ‘Julieta’, que tenía que ser «la buena», habrá de ser el doble de buena para que su equipo y el público olviden esta semana funesta. Si lo es, todos quedaremos contentos. Si no lo es, podremos decir que la cinta venía gafada. ¿Alguien recuerda que, irónicamente, la película tenía que haberse llamado ‘Silencio’?

Actualización: Agustín Almodóvar denuncia la persecución de los paparazzis en Twitter: «Paparazzi de guardia frente a la productora. Pedro tiene 2 coches siguiéndole todo el día. Espero q les paguen bien».

Foto: Nico Bustos.

La Tienda JNSP