Quantcast

The Jesus and Mary Chain / Damage and Joy

-

- Publicidad -

The Jesus and Mary Chain / Damage and Joy

the-jesus-and-mary-chain-damage-joy“Dolor y gozo”. Pues, por obvio que sea, su título define bastante bien lo que uno siente al escuchar este nuevo disco de los escoceses The Jesus and Mary Chain, casi dos décadas después de ‘Munki’. Dolor porque la mayor parte del tiempo uno echa en falta en esta grabación las “toneladas” de fuzz y feedback que hacían de sus primeros álbumes algo único y excitante. Y gozo porque, afortunadamente, buena parte de estas canciones son entre buenas y muy buenas.

Con la fama de control-freaks que tienen los hermanos Reid, no cabría culpar al productor Youth (que también ha ejercido de bajista) de la falta de energía en el sonido de ‘Damage and Joy’. ¿Tanto costaba llevar al extremo los pedales en ‘Get On Home’, ‘Facing Up The Facts’, el final de ‘War on Peace’ o el mismo single ‘Amputation’, por ejemplo? ¿No hubiera sido de ley dar en los morros a la chavalada que les imita con mayor ímpetu desde hace lustros? Una actitud que se antoja derrotista y cansada, incluso en sus letras, donde Jim y William se muestran como dos cincuentones cascarrabias que fingen no vivir una crisis de mediana edad. Sin lograrlo, claro. Un complejo de Peter Pan mal llevado que deja un gusto agridulce, a medio camino de todo, ni fiero ni maduro.

- Publicidad -

Pero en el lado positivo, decía, pesa el hecho de que en él hay bastantes buenas canciones de rock and roll de la escuela Bo Diddley vía The Velvet Underground. Y eso, todo hay que decirlo, es un auténtico gustazo. Así se disculpa, e incluso se agradece con las mejores, que muchas de ellas no sean exactamente nuevas sino regrabaciones de temas publicados en solitario o con Sister Vanilla –la banda de su hermana Linda–. Especialmente agradecidos son los abundantes duetos con voces femeninas: con Sky Ferreira en la semiacústica ‘Black and Blues’, con Isobel Campbell (ex-Belle and Sebastian y socia de Mark Lanegan, etc.) en ‘Song for a Secret’ y ‘The Two of Us’, con la hasta ahora desconocida Bernadette Denning en el single ‘Always Sad’ y con su ya mencionada hermana en ‘Can’t Stop The Rock’ y la (fallida) balada con cuerdas ’Los Feliz (Blues and Greens)’.

Pero hay más: ‘Presidici (Et Chapaquidick)’, las citadas ‘Get On Home’ y ‘Facing Up The Facts’ (con el simpático guiño en su letra a las recurrentes peleas y desencuentros de los Reid) y ‘All Things Pass’ (tema que se incluyó, en otra versión, en la BSO de la serie de 2007 ‘Héroes’) son notables en distintos grados. No ocurre lo mismo con ‘Amputation’, la jevorra ‘Mood Rider’ o ‘Simian Split’, que podía haber dado más de sí de tomarse en serio el uso del saxo. Estas hacen pensar que podíamos haber tenido mucho más “joy” que “damage” si se hubieran limitado a entregar un álbum de 35-40 minutos con la auténtica crema. Para eso se inventaron los CDs extras en las ediciones Deluxe, amigos.

- Publicidad -

The Jesus & Mary Chain presentan ‘Damage and Joy’ este mes en nuestro país. Será en Barcelona (29 de abril, Razzmatazz 1) y Madrid (30 de abril, La Riviera).

Calificación: 6,9/10
Lo mejor: ‘Black and Blues’, ‘Presidici (Et Chapaquidick)’, ‘Get On Home’, ‘Can’t Stop The Rock’, ‘Always Sad’
Te gustará si te gustan: The Velvet Underground, los Primal Scream más ortodoxos
Escúchalo: Spotify

Lo más visto

No te pierdas