Frank Ocean y Solange no deben conciertos a nadie, pero sí una mejor explicación

Solange actúa este jueves en Primavera Sound de Barcelona, pero su concierto peligra: esta semana, la cantante ha cancelado a ultimísimo minuto su fecha inmediatamente anterior, en el festival Boston Calling, citando «problemas de producción fuera de su control». Solange ha tuiteado que lamenta la cancelación: «he luchado para daros solo lo mejor de mí pero los dramas y retrasos en la producción se han puesto de por medio».

Esta explicación nos suena, pues es más o menos la misma que ha utilizado Frank Ocean para justificar la reciente cancelación de sus conciertos en Washington, Alabama y Barcelona. Él además ha dicho que «espera regresar pronto a Barcelona». Es en esta última ciudad, precisamente en Primavera Sound, donde Ocean iniciaba su gira europea, exactamente como Solange. Ambos de hecho presentan sus últimos discos en una gira que todavía no ha visto nadie y ambos vienen de cancelar sus anteriores giras europeas en 2012 y 2013, respectivamente, el uno de nuevo por problemas ajenos, la otra para pasar más tiempo con su familia.

Aparte de una disculpa en Twitter, Solange ha hecho la promesa de volver a Boston tras la cancelación: «será mi misión», ha dicho. Ya es más de lo que ha hecho Frank Ocean, quien ha optado por comunicarse a través de intermediarios, porque en su página de Tumblr, que es donde suele expresarse, no ha dicho nada. Sin embargo Solange ya ha hecho promesas similares en el pasado que no ha cumplido y se especula con que la verdadera razón de su cancelación en Boston sea que su hermana Beyoncé está a punto de dar a luz a sus gemelos.

En el foro de Primavera Sound, Gabi Ruiz sí ha explicado que «hemos intentado salvar esta actuación hasta el último momento, todo nuestro equipo lleva haciendo malabares desde hace semanas pero al final no hemos podido hacer nada por salvarlo. En cuanto ha sido evidente que no había marcha atrás hemos decidido comunicarlo. Hasta ayer yo estaba totalmente convencido de que venía a Barcelona. Hemos superado todo tipo de problemas logísticos y de producción de un show que iba cambiando día tras día, hemos dejado mucho dinero y tiempo para que esto sucediese… No ha podido ser».

Ninguno de esos artistas debe conciertos a nadie: en su derecho están de anular fechas por la razón que sea. Por lo que cuenta Ruiz, el show de Ocean presenta una producción complicada y es comprensible que tanto él como la hermana Knowles prefieran anular conciertos antes que presentar una gira a medio hacer o que arrastre problemas de ciudad en ciudad. Sin embargo tanto Ocean como Knowles sí deben algo a sus fans y es una explicación algo más elaborada: sería de agradecer que Ocean se dirigiera a sus seguidores directamente y explicara qué está pasando con su gira tanto como que Solange no hiciera promesas que luego no va a cumplir. Y si esta debe quedarse en Estados Unidos para asistir al parto de su hermana… ¿por qué no reconocerlo abiertamente?

Frank Ocean y Solange son dos de los artistas mejor valorados del pop en este momento: tanto ‘Blonde’ como ‘A Seat at the Table’ fueron dos discos clave de 2016. Son muchas las personas que han comprado abonos en Primavera Sound con intención de verlos, especialmente al primero, que aparte de no prodigarse mucho en ninguna parte -ni en directo ni en redes sociales- nunca ha actuado en España. El problema es que las “explicaciones” de ambos artistas, aparte de no «explicar» mucho, huelen un poco a chamusquina. Por suerte la actuación de Solange en Barcelona todavía sigue en pie y de hecho la cantante ya se encuentra en España de vacaciones con su amiga y colaboradora Carlota Guerrero, pero tras su cancelación en Boston, cualquier cosa puede pasar, y sin una justificación mejor muchos fans seguiremos pensando que nos han tomado un pelín el pelo… ¿No es responsabilidad del artista evitar esto?

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Jordi Bardají