Vetusta Morla / Mismo sitio, distinto lugar

Por | 10 Nov 17, 0:03

vetusta-mismositioDesde que publicaran su primer disco hace casi una década, Vetusta Morla se han ido convirtiendo, paso a paso, en un grupo monstruosamente popular. Su alcance, desde la autoedición y la independencia, culminaba en la etapa anterior con un concierto en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid frente a 15.000 espectadores. Ni a Los Planetas en su momento de mayor apoyo de Sony y Los 40 Principales vimos arrastrar tanto a las masas, no hay más que recordar que ‘Una semana en el motor de un autobús’ fue presentado en la Sala Canciller en 1998 y después en 1999 en una «Riviera que no se llenó» según las crónicas de la época. Y lo mejor es que Vetusta Morla a su vez han animado a atreverse con grandes recintos a otros artistas como Izal o unos Love of Lesbian que tampoco han dejado de crecer sobre todo desde ‘1999’, editado en 2009. Sin duda, algo cambió para siempre en el pop español a finales de la década pasada.

El caso de Vetusta Morla se estudiará en los libros, no solo por ese hacerse a sí mismos, sino por lo que representan para una generación. Su debut, ‘Un día en el mundo’, editado en 2008, es el disco más antiguo de la lista semanal actual de «streaming álbumes» por 7 años de diferencia (el 2º más viejo de la tabla es ‘Luciffer’ de Arce, de 2015). Es decir, a día de hoy la gente lo continúa escuchando de manera obsesiva de cabo a rabo, como si fuera una novedad, representando para estas personas lo que en otros momentos para otras significó ‘Entre el cielo o el suelo’ de Mecano o ‘Más’ de Alejandro Sanz. Esa obsesión del público por ‘Copenhague’ o ‘Valiente’ puede estar desvirtuando la evolución del grupo tanto para fans como para haters. Por un lado, tengo la sensación de que su público no termina de ser consciente de la excelente evolución que está demostrando la banda, editando un disco que siempre es mejor que el anterior (no, ni remotamente el primero es el mejor); y por otro, hay otro tipo de público que ya parece haber decidido que no le gustan Vetusta Morla, que es demasiado tarde para subirse al carro, y por ende, se está perdiendo también esa evolución de la banda. Y ‘Mismo sitio, distinto lugar’ no es, ni más ni menos, que el mejor disco hasta ahora editado por el grupo de Tres Cantos.

Lo es por varias razones. En primer lugar, han querido dejar claro que su fichaje por Sony, sobre todo para acercarse a Latinoamérica, no les ha condicionado en lo artístico lo más mínimo. Ahora que Los 40 Principales se está animando a pinchar canciones de Love of Lesbian, Sidonie y Sidecars, ellos vuelven con un tiro de 2 minutos de tintes kraut, guiños a Suicide y teclados psicodélicos, sin ninguna opción de ser adoptado por el equipo de Tony Aguilar. ‘Te lo digo a ti’ es un desafío violento cargado de odio pero también es un «no os necesitamos» en toda regla en ese «nunca fui tu polizón».

En segundo, musicalmente y como ‘La deriva‘, es una evolución respecto a su carrera anterior. El grupo ha podido reunirse con Dave Fridmann durante 15 días, siendo el primer grupo español que lo consigue. El productor de Flaming Lips o MGMT esta vez ha ejercido solo de mezclador, pero no ha sido una mezcla al uso. Como nos ha contado el grupo en una entrevista que publicaremos durante los próximos días, Fridmann no trabaja a distancia y sus decisiones de qué arreglos tomar y qué arreglos dejar fuera de todos los que Vetusta Morla habían grabado han sido claves para que ‘El discurso del rey’ presente la medida justa de virguerías y caos, para que los efectos y falsetes de ‘Guerra civil’ parezcan aportados por Danger Mouse sin desentonar, para que ‘Consejo de sabios’ sea casi tan solemne como una balada de Depeche Mode, para que ‘Punto sin retorno’ logre ser una canción preciosa y épica sin resultar empalagosa o para que el vals de final tabernero de la ceremonial ’23 de junio’ sea poco ortodoxo y a su vez perfecto. Dave Fridmann, que ha pedido las letras traducidas al inglés para comprender al grupo, lo ha logrado sin duda a la perfección. Te podrán gustar Vetusta Morla o no, pero negar que la producción de este álbum es excelente y no demasiado formulaica, sería muy marciano.

En tercer lugar, las letras presentan interesantes novedades. Aún aparecen palabras algo forzadas o figuras rocambolescas, como la del «fuel para regresar» (a lo que no contribuye la redacción de notas de prensa imposibles) o, en general el texto de ‘La vieja escuela’, dedicada a sus ídolos de The Clash, Bowie o The Doors; pero se nota cierta evolución y, además, han sabido introducir con acierto el tema del humor. ‘Palmeras en La Mancha’, que incluye un delirante boletín de El Mundo Today (con una frase casi premonitaria de lo que ha sucedido con ‘House of Cards’), es todo un atrevimiento no demasiado políticamente correcto que además se beneficia de uno de los estribillos más inmediatos del álbum. Por otro lado, ‘Guerra civil’ puede ser interpretada como una crítica o una autoparodia de alguien que políticamente busca porque sí la confrontación, y son varias las autorreferencias del grupo a su propia carrera en varios puntos del álbum: ‘Mismo sitio, distinto lugar’, la canción, no habla sino de su evolución como banda. Sumando alguna canción posiblemente social, de nuevo saben evitar la manida temática del amor como muy pocos grupos siquiera se plantean.

En distintos terrenos Vetusta Morla han apuntado alto y muy pocas veces se tambalean. Puede que a veces suenen demasiado anglosajones, recordando a los trucos de Radiohead entre ‘The Bends’ y ‘OK Computer’ y ahora también a los R.E.M. más electrónicos de ‘Reveal’ y ‘Up’. Uno casi que se queda con más ganas de que continúen tirando de folclore u otros ritmos como hacen en ’23 de junio’, pero qué alegría para todos es que una banda de éxito no se conforme con replicar el sonido de sus aciertos comerciales. Sí, es posible que te empiecen a gustar Vetusta Morla aunque nunca comprendieras ‘Un día en el mundo’.

Calificación: 7,6/10
Lo mejor: ‘Te lo digo a ti’, ‘Palmeras en La Mancha’, ’23 de junio’, ‘Consejo de sabios’
Te gustará si te gustan: los Radiohead de los 90, los R.E.M. de 2001, los anteriores
Escúchalo: Spotify

La Tienda JNSP