‘El momento’ de La Casa Azul: ¿un nuevo hitazo o un tema poco sorprendente?

Parte de la redacción evalúa el single de regreso de La Casa Azul.

“Más de un año después de ‘Podría ser peor’, llega por fin el nuevo adelanto del próximo disco de La Casa Azul. Y la espera (aunque ojalá hubiese sido menor) ha merecido la pena: ‘El Momento’ es otro temazo nostálgico-bailable de los que a Guille MIlkyway le salen tan bien (y éste le toca bastante en lo personal, según ha comentado). Su cuidadísima producción recuerda, efectivamente, al italodisco y a los Daft Punk de ‘Instant Crush’, pero guarda también signos fácilmente identificables del catalán. Ojalá no tener que esperar otro año y pico para el siguiente tema… pero, si así fuese, con canciones tan estupendas como ésta, se lo perdonamos. ¿Podemos soñar con una presentación en vivo en la Gala Final de OT, donde Guille está ejerciendo de profesor?” Pablo N Tocino.

“‘El momento’ me pone triste pero… ¿me gusta? Pues no sabría decir. Tiene una letra amarga y magnífica, que ilustra el derrumbe de una relación carcomida por la rutina y los reproches. El ambiente de italo disco satinado, el ritmo suave y ajustado, la melancolía que desprende, están muy logrados. Sin embargo, me falta algo. ¿Un estribillo? ¿Algún otro tipo de gancho? No acertaría a decir, pero no me encandila como ‘Podría ser peor’, que a cada escucha me parece más y más maravillosa”. Mireia Pería.

“Con el programa de OT para Eurovision y los Grammys 2018 aún calentitos, llega ‘El Momento’ de La Casa Azul para añadir más leña al fuego. Con todo este panorama, es inevitable recordar aquella estrofa de Chico y Chica que decía: “lo que tenemos que hacer, es tener estilo propio”. Hemos vivido una larga espera para ‘La Gran Esfera’, disco nuevo del que ya se empieza a perder la cuenta del retraso, pero todo este tiempo ha sido solo para que Guille nos deleite con un homenaje a destiempo a Daft Punk, como lo es también su loa al italo disco. ¿De verdad a estas alturas no ha perdido exotismo un género que se ha tenido en cuenta hasta en bandas sonoras e incluso anuncios? ¡Si lo han practicado hasta Phoenix en su último trabajo, y con cuestionables resultados! ¿Y la letra de ‘El Momento’? ¿Es una clase de decoración de interiores? ¿De jardinería básica? ¿De biología embrionaria? ¿O me perdí y trata del desamor futurista de un capítulo de ‘Black Mirror’? Esto por no meter el dedo en la conexión directa con Fangoria por frases como “hipersueño emocional” y “morfogénesis mental”. Una dispersión antológica que le resta pegada a la base de Daft Punk. Me quedo con el Guille que hace una rumba sin parecer un sucedáneo, el que resucita muy dignamente a Nino Bravo, o el que muestra estilo propio a la hora de combinar tormento con un haz luminoso, no con el poco ambicioso que toca demasiados palos al unísono”. Sr. John.

“En la segunda mitad de los 70, la música electrónica se llenaba de alma: Jean Michel Jarre había editado ‘Oxygène’ (1976); Kraftwerk, ‘Das Model’ (1978); Yellow Magic Orchestra, su espléndido segundo álbum ‘Solid State Survivor’ (1979), conteniendo maravillas como ‘Behind the Mask’. ‘El momento’ contiene un par de notas tristonas en sus estrofas que parecen remitirnos a aquellos años, mientras su melodía continúa siendo muy españoleta o latina, como propia de nuevo de Juan Carlos Calderón o Manuel Alejandro. La suma de elementos da lugar a una nueva gran canción de La Casa Azul, que por supuesto puede seguir permitiéndose sonar a sí mismo porque nadie más suena a La Casa Azul, en la que vuelve a hablarnos por segunda vez consecutiva de la muerte del amor. Curiosamente, y como ya comprobamos en directo, aquí destaca la fuerza del pre-estribillo y de la coda final por encima del propio estribillo”. Sebas E. Alonso.

Cargando ...

Disqus Comments Loading...