Jesús Ordovás defiende el carácter obrero de la Movida, habla de la heroína y critica ‘Cachitos’ en una entrevista histórica

Por | 21 Mar 18, 16:00

Jot Down publica esta semana una entrevista histórica con Jesús Ordovás, de esas que lleva más de media hora leer, pero absolutamente enriquecedoras. El ex locutor de Radio 3, cadena con la que ha terminado muy mal, comienza hablando de su infancia marcada por el maltrato de los curas y la violencia de su barrio en Madrid (más tarde narra el día que recibió una puñalada en Valencia que le dejó en coma) para terminar reconociendo, algo vagamente, que le gusta el trap: «Creo que es un gran cambio de paradigma. Ha llegado el final de una época y empieza otra. Eso está clarísimo. Algunos ya hemos acabado y ahora le toca a otra generación… y eso me encanta». Foto: Facebook Jesús Ordovás.

Pero lo mejor es lo que queda en medio, desde la educación de escuchar ‘Vuelo 605’ de Ángel Álvarez hasta su pasión por Bob Dylan, cómo sobrevivió en Londres o Estados Unidos, lo poco que le gustaban Dúo Dinámico o Mecano («es que no tiene nada que ver la inteligencia de las canciones de Alaska con las de Mecano»), o la defensa de Vainica Doble, Pau Riba, Hilario Camacho, las canciones de Triana, Solera o CRAG. Sus favoritos parecen claros («Radio Futura hicieron el mejor rock español de los ochenta, aunque habría que meter ahí a Gabinete Caligari y Siniestro Total») y ricas son las anécdotas sobre el festival de León en el que Nico fue abucheada o el fracaso de cierta gira por España de Lou Reed.

A colación de este último y su consumo de heroína, Jesús Ordovás habla del consumo de drogas, afirmando que «la heroína ha sido lo más asesino que ha habido en la historia del rock» y poniendo como ejemplo la carrera de Antonio Vega. «Para salir a una actuación se pasaba una hora hasta que le hacía efecto lo que se había tomado. Estuvo muchos años atrapado por la heroína. Y a nadie que se pincha heroína le gusta contarlo. Carlos Berlanga nunca lo reconoció. Y otros muchos nombres que no quiero dar nunca lo han admitido. Manolo Tena fue uno de los pocos que lo reconoció públicamente».

También es llamativa su posición en contra de que la Movida fuera un nido de pijos, en oposición a lo que se ha dicho en los últimos años, situando como excepciones a Dinarama y a Bernardo Bonezzi: «Los grupos que yo conocí y a los que yo apoyaba era gente que no tenía ni para un bonobús. Radio Futura no tenían ni un duro. Eran todos de clases medias y de clases medias bajas. (…) Vale, había tres tíos de clase alta, pero ellos no eran los cinco mil grupos que había. PVP, Manolo Uvi, Los Secretos, ninguno de estos grupos era rico. Era gente de clase media. Gabinete Caligari eran de Diego de León. Yo vivía en el Barrio de la Concepción. Burning eran de La Elipa. Aviador Dro eran de Prosperidad, un barrio de clase media, clase media baja en alguna zona. Es ridículo decir que esta gente no sabía lo que era un barrio. Es crear una falsa diatriba, un falso relato». Continúa después: «Almodóvar era un pobre, pobre, pobre. Cuando llegó a Madrid en 1969 vino con una mano delate y otra detrás. Vivía en una puta pensión. Se tuvo que ir a trabajar a la Telefónica y cobraría el equivalente actual a ochocientos euros. Era un puto pobre. Nunca tuvo dinero», indica elogiando también la originalidad de McNamara.

Ordovás habla de la muerte del prescriptor musical, pues afirma que su último descubrimiento para el mundo fueron Los Planetas («ahora tengo las mismas posibilidades de descubrir algo que cualquiera que abra internet»), y critica el programa ‘Cachitos’ por no hacer un uso adecuado del archivo de RTVE: «Cachitos creo que es una vergüenza el uso tan chabacano y ridículo que hacen del archivo tan fantástico que hay en Televisión Española. Un archivo riquísimo desde los años sesenta hasta hoy, lo sé porque lo utilicé para hacer los episodios de la Historia de la música pop española con canciones de Los Salvajes, Lone Star, Los Brincos… canciones que no están en YouTube. Y sin embargo, que esas canciones, lo mejor que ha dado la música pop en nuestro país, se usen para hacer gracias en ese programa, cuyo fin no sea más que retener a la gente viéndolo, me parece de lo más irresponsable. Creo que Televisión Española está faltado a su obligación de hacer programas culturales honestos y con sentido».

La Tienda JNSP