‘La hora musa’ revela cuál es la auténtica “operación triunfo” de la música pop

Por | 03 Oct 18, 18:00

Anoche, tras el regreso de ‘Cachitos de hierro y cromo’ –con un especial dedicado al tecnopop en el que se permitieron el lujo de despreciar como poco menos que basura ‘Take On Me’ de A-Ha, por ejemplo– se estrenaba en La 2 ‘La hora musa’. Se trata de un magazine dirigido por Jero Rodríguez –también responsable de ‘Cachitos’–, conducido por la artista Maika Makovski que pretende que la música en directo vuelva “al prime time” televisivo. ¿Compramos que el “prime time” signifique comenzar la emisión a las 23:00h? Teniendo en cuenta que esa franja suele leerse en España como las 22:30h y, por ser ellos y tratarse del programa que se trata, va, sea.

Sea, porque estamos ante un formato, el magazine exclusivamente musical con actuaciones en directo, que la televisión pública había relegado hace ya más de una década, cuando Miguel Bosé presentaba aquel ‘El séptimo de caballería’ en el que este ‘La hora musa’ pretende inspirarse –quizá porque Rockopop, Tocata o A Tope han quedado ya un poco desfasados en el tiempo–. Y no tenemos claro si será la falta de costumbre o qué, pero el resultado se acerca bastante a lo que esperábamos. Con una Maika que, tras encomendarse a “San Hendrix, Santa Ella, San Bowie y San Young (aunque estés vivo)”, se mostró muy solvente como conductora y entrevistadora –qué gusto una presentadora que hable inglés correctamente, no podía ser tan difícil–, ayudada por el hecho de que el programa se nutre de diversas secciones y grabaciones.

Con una realización ágil –brillante en el plató de tv y también en la terraza –otro set que recoge actuaciones al aire libre al estilo de Balcony TV–, ‘La hora musa’ arrancaba con los escoceses Franz Ferdinand, que ofrecieron buenas (aunque algo más comedidas que en sus auténticos directos, lógicamente) lecturas de ‘Always Ascending’, ‘Lazy Boy’ y la incombustible ‘Take Me Out’. Entre estas, se intercaló la actuación de Mala Rodríguez en la citada terraza, haciendo gala de magnetismo y maestría con ‘Gitanas’ primero y ‘Quién manda’ después, y un reportaje (algo sobadillo y aleatorio) sobre rincones de Londres inmortalizados en portadas de álbumes históricos del periodista Víctor F. Clares –al que, en un gag al inicio del programa, Maika “afeaba”, guión mediante, el morrazo de lucir la camiseta de su grupo, Ladilla Rusa–.

Quizá, a espera de ver qué nos reservan en futuras ediciones, esos reportajes de Clares sean lo que más rechina de un programa que destaca por tratar la música con auténtico mimo y respeto. El mejor ejemplo fue el fragmento dedicado a Juan Perro, el álter ego de Santiago Auserón, que sí, recordó técnica y artísticamente al tratamiento de ‘El séptimo de caballería’: después de dos fantásticas revisiones en directo de la genial ‘Los inadaptados’ de su último disco ‘El viaje’ y su éxito ‘Charla del pescado’, acompañado por su extensa e intensa banda, Auserón se sentó a charlar con Makovski, demostrando entre chascarrillos que la experiencia es un grado y que su verdadero éxito –también el de Franz Ferdinand y Mala Rodríguez– está, precisamente, en haber trascendido a lo largo de los años sin renunciar a la búsqueda y la personalidad, a pesar de los mandatos de la industria. Esa es la auténtica “operación triunfo” que debería transmitirse a aquellos que quieren ser artistas, y ayudaría mucho que, además de en prime-time, se ofreciera en el canal principal de TVE –sí, ya sabemos que esto es mucho pedir–.

El colofón final, con Auserón y su banda acompañados por la presentadora a la guitarra y voz para rehacer una sorprendente relectura de la mítica ‘Annabel Lee’ de sus Radio Futura, dejó un sabor inmejorable. Sabiendo que el programa de la semana que viene estará protagonizado por Bunbury y Miguel Poveda –también por Jorja Smith, afortunadamente–, apenas podríamos acusar la necesidad de un mayor equilibrio con más artistas jóvenes y realmente refrescantes. Pero, como punto de partida, el primer ‘La hora musa’ merece los pulgares hacia arriba. 7,5

La Tienda JNSP