Amaia Romero y Carolina Durante ponen en el mapa a Marcelo Criminal: sus 6 mejores canciones

Por | 16 Oct 18, 16:38

Cuando a principios de este año apostábamos por Marcelo Criminal como una de las posibles revelaciones nacionales de 2018 no podíamos ni imaginar que su gran espaldarazo llegara así: con Amaia Romero, la prometedora ganadora de Operación Triunfo 2017, y Carolina Durante, uno de los nuevos grupos madrileños que más y mejor han crecido gracias al exitazo de ‘Cayetano’, cantando juntos una de sus canciones. Esta reivindicación ha supuesto, de golpe y para muchos, la ubicación en el mapa musical del joven artista murciano Marcelo García Marín.

Hasta el pasado fin de semana, García se había construido una reputación en el panorama underground a base de baja fidelidad extrema –emparentada con la de La Estrella de David y el colectivo catalán Hi Jauh USB? (Gúdar, Tirana)–, ecos de Daniel Johnston y Beat Happening y una voz limitada para entonar letras desconcertantes y enternecedoras –él cita como influencias a Astrud, Charli XCX, Kinder Malo y The Magnetic Fields, ojo–. No nos cabe duda de que, al menos de momento, su sitio seguirá siendo el panorama alternativo por mera vocación, pero es un momento inmejorable para reivindicar algunas canciones igual de geniales o más que la interpretada por Amaia y los Durante, que han dado cuenta de su potencial para un público más amplio. Más allá de sus versiones de ‘Teléfono’ de Aitana o La Mafia del Amor, estas son nuestras 6 –con él sería casi irrespetuoso emplear un número redondo– canciones favoritas de Marcelo Criminal y su “música mala para gente sensible y moderna”.

‘Juana de Arco’

Este John Maus levantino comenzó a escribir canciones en 2015 para que las cantara una chica que en el último momento se echó atrás. Así que, como le parecían buenas, decidió grabarlas con el móvil y subirlas a Bandcamp. Su primera mixtape ‘Nueva política’ llegaba así en el verano de 2016, incluyendo ya canciones como ‘Juana de arco’, una suerte de reprimenda a la heroína francesa por haberse hecho la ídem. Tras su primera versión ultra lo-fi, la recuperaría en su primer álbum más o menos oficial, ‘(Acepta su cruz)’.

‘El descontento o los límites de la reforma (democracia)’

‘(Acepta su cruz)’, editado en CD por el sello Fikasound a finales de 2017, es algo así como la versión maximalista de Marcelo, su muro de sonido construido con la producción de Álex López y los coros de Juana García, miembros ambos del grupo El Nuevo Acelerador (autores de ‘Escuela de negocios‘, otra de sus covers). Entre los múltiples palos que tocan sus letras, no esquiva la política, como esta canción tan Stephin Merritt que establece un tragicómico diálogo con el desencanto de un/a votante y la fantasía/confusión de no votar “nunca más”.

‘WhatsApp/Huerta’

Otro de los temas que preocupan a Marcelo como millennial es el rechazo a las nuevas tecnologías y nuevas formas de relación que aquellas suponen. En esta canción tan espacial, se pone en la piel de uno de esos reaccionarios anti-WhatsApp que contrapone las redes sociales a la Huerta murciana. La invitación final, en forma de spoken-word, a comer pipas en un banco de la calle es sencillamente sublime.

‘Murcia nos pertenece’

Una de las especialidades del mundo interior de Marcelo Criminal es llevar lo universal al ámbito local; eso es también una parte fundamental: en el caso de esta canción, un guiño a ‘París nos pertenece’ de Jacques Rivette, reivindica el poder de lo popular a través de la eliminación de unas farolas para “poder ver las estrellas”, aunque sea en soledad.

‘Perdona (Ahora sí que sí)’

La canción que han contribuido a popularizar Amaia y Carolina Durante es, realmente y a pesar de su brevedad, todo un temazo, posiblemente la construcción de canción más sólida y asequible que haya escrito hasta el momento Marcelo. El halo de perdedor que se fustiga a sí mismo se combina aquí con una melodía fantástica que, interpretada al estilo Nikis, y con una estrofa más, tiene hechuras de hit.

‘Solán de Cabras’

No es de extrañar que esta canción sea la más escuchada de Marcelo en Spotify y Youtube (suman la improbable cifra de 10.000 escuchas/visitas). Así es el magnetismo de este anti-jingle de ambientación espacial, tan desolador (no me digas que no hay nada más triste que lo tuyo, si un agua mineral es “lo mejor” que le “ha pasado en 1, 2 o 3, o 4 o 5 años”) que sólo a un responsable de márketing suicida se le podría ocurrir usarlo para anunciar su marca de agua embotellada.

  • LxTxCx

    you’re going 70 miles PER HOUR

  • Raskolnikov

    Mola! Un poco Cassiotone For The Painfully Alone murcianico.

Send this to a friend