Cardi B, Post Malone y French Montana, tres godzillas del rap que arrasan la metrópolis (y posiblemente las listas)

Este viernes se ha estrenado la que, con mucha probabilidad, será una de las canciones más escuchadas de lo que queda de año, sino también del que viene. Y es que sumar a Cardi B y Post Malone –actual número 1 en USA con ‘Hollywood’s Bleeding‘–, dos de los nombres más prominentes de la actual escena rap-pop estadounidense es casi una garantía de éxito. Buena jugada la del marroquí –aunque establecido en Nueva York– French Montana, que ha unido a ambos en su nuevo single ‘Writing On The Wall’.

Así que no nos extrañaría lo más mínimo ver cómo esta canción copa los charts de Estados Unidos y quizá Reino Unido con relativa rapidez. Pero no solo por el tirón de la suma de sus partes –que también, y en la que también hay que contar la co-producción del jamaicano Rvssian–, sino porque tiene un potencial comercial más que evidente. Y es que, los tres MCs se desenvuelven de maravilla, cada uno con su estilo personal, sobre una base de ese dancehall-pop que lleva años explotando Drake y que no parece agotarse (al menos de momento). Esta vez, la producción del citado Rvssian –junto a Chasio y Louis Bell, autor de varios hits de Post Malone– es bastante seductora y elegante, con esa guitarra que va conduciendo el tema y que sirve en bandeja el gancho del tema, muy pop.

Quizá en una metáfora de cómo puede llegar a arrasar esta canción en las listas, el vídeo del tema presenta a los tres protagonistas convertidos en gigantes que, al más puro estilo Godzilla, no pueden evitar arrasar una metrópolis al campar a sus anchas por ella. El vídeo, co-dirigido por el propio Karim Kharbouch (que comienza mostrando su salto, literalmente, de un suburbio de Marrakech a Nueva York), es una mezcla de product-placement salvaje y escenas bastantes cómicas, como la de Cardi liándola parda con los helicópteros que la acechan… con un salto de cama sexy.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Raúl Guillén