‘Jim Jim Falls’ debió ser el single de lo nuevo de Morrissey (o mejor no en absoluto)

Morrissey ha publicado este año un disco que está pasando algo desapercibido pese a haber sido promocionado por él mismo como “demasiado bueno para ser verdad”. Parte de la culpa la tiene la bocachancla con la que se ha coronado en los últimos tiempos (más incluso de lo habitual) y parte una pésima elección de los sencillos. Podemos debatir durante horas, días o semanas si ‘Bobby, Don’t You Think They Know?’ es o no la mejor canción del disco, pero lo seguro es que ‘Knockabout World’ no lo es.

El público ha sido rápido en darle la espalda a los 3 sencillos oficiales (los dos temas mencionados y también a ‘Love Is On Its Way Out’) y las canciones más escuchadas del álbum ‘I Am Not A Dog On a Chain’ en Spoti son el corte titular y el corte que lo abre. Este último, ‘Jim Jim Falls’, contiene una producción embriagadora y rara, atípicamente electrónica incluso para el Morrissey que ya ha jugado con las cajas de ritmo. Despierta mucha curiosidad por el sonido que encontraremos en el resto del largo, cuenta con un cambio de acordes en las estrofas bastante inesperado, un estribillo muy inmediato, un juego de palabras con el verbo «fall» bastante sonoro y simpático, y un desarrollo que consiente la incorporación de instrumentos como las guitarras eléctricas más rugientes y la sección de cuerdas. En resumen, es un señor temazo.

¿Por qué no ha sido entonces el primer single del disco o al menos el tercero? La razón bien podría ser su letra. El título del tema, ‘Jim Jim Falls’, nos lleva a unas cataratas en Australia

, pero esta no es una de las canciones viajeras de Morrissey, que recientemente ha lanzado sus brazos llenos de amor a París, a Roma, y a Estambul. Morrissey nos lleva a Jim Jim Falls para que nos tiremos. Refiriéndose a uno de sus polémicos titulares en años recientes, que el suicidio es «admirable», el estribillo dice «si vas a saltar, salta, no te lo pienses» y, por si a alguien le cabe alguna duda, la última frase del tema es «si te vas a matar a ti mismo, por el amor de Dios, simplemente hazlo».

Otras frases del álbum apuntan a la teoría de que en realidad Morrissey nos está intentando llevar por el camino del bien, incitándonos en verdad a hacer las cosas buenas que siempre decimos que vamos a hacer pero nunca hacemos («Si vas a cantar, entonces canta / No te limites a hablar de ello»), pero aunque todo el tema fuera un ejemplo de psicología inversa, es fácil adivinar por dónde habrían ido los titulares si el álbum se hubiera presentado con esto. Por no hablar de que el tema, con esta letra, no tiene ninguna opción de sonar en Radio 2, como ahora mismo sí lo están haciendo ‘I Don’t Wanna’ de Pet Shop Boys y lo nuevo de The Pretenders. Muchos seguidores de Morrissey estamos un poco hartos de polémicas, así que mejor que esto quede en «fan favorite», sí…

Lo mejor del mes:

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso
Tags: morrissey