Dan Croll / Grand Plan

Por | 13 Sep 20, 19:26

Natural de Liverpool, como se puede apreciar en ‘Yesterday’, que recuerda un breve encuentro con Paul McCartney, Dan Croll se ha terminado de encontrar a sí mismo en Estados Unidos, y no en Nueva York, la ciudad favorita de todo europeo en Norteamérica, sino en Los Ángeles. Allí no se ha comprado una mansión como la de Robbie Williams o una casa tan mona como la de Morrissey. De pretensiones mucho más modestas, el artista simplemente ha desarrollado una faceta más de cantautor y menos de banda que la que tenía en las islas. Cuenta que sus influencias siempre han sido gente que o bien es de California o bien se ha encontrado a sí misma en este estado, y se refiere explícitamente a Joni Mitchell, a James Taylor y a Burt Bacharach.

Para acercarse a este sonido, nadie mejor que el productor Matthew E. White, conocido por su trabajo por ejemplo con Natalie Prass, que ha dado a los temas una exquisita pátina retro sin enormes arreglos, con toda la delicadeza y la calma del mundo. Canciones como ‘Honeymoon’ están grabadas con mimo: la guitarra eléctrica hace cosquillas por un lado, la voz en primer plano de Dan canturreando por el otro, en este caso sobre el fin de una luna de miel a la que no se volverá jamás. Los coros de Joseph Clarke y Angela Crawford en pistas como ‘Work’ explotan en ‘Surreal’, haciendo sonar a la canción definitivamente como una producción de principios de los años 70.

Si a ‘Rain’ le puede faltar un poco de fuerza como canción acústica, pareciendo la versión improvisada en la radio de una grabación con más cuerpo en el estudio, en otras ocasiones sí se ha recurrido al sonido de banda, como ‘So Dark’, que presenta influencias en guitarras y teclados de los Fleetwood Mac de los 70 y los 80, respectivamente. Por su parte, ‘Stay In L.A.’ tiene el gancho de una producción casi góspel de un Sam Smith o una Emeli Sandé, de ‘Stay With Me’ a ‘Next to Me’.

En el plano lírico, Dan Croll es definitivamente un cantautor personal que narra las vicisitudes de su viaje con humor o melancolía. Sus escasas dotes sociales son el foco de ‘Actor With a Loaded Gun’, que cuestiona el rol social que desempeñamos en un grupo de amigos, hablando del ridículo de presentarte en una fiesta sólo «con cerveza», sin unas tristes «flores»: «esto no es una fiesta / sino a una entrevista social / que determina la jerarquía entre los fuertes y los confundidos». El bueno de Dan pertenece con evidencia a este último grupo cuando el tema central, ‘Grand Plan’, habla de que «todo el mundo gana un montón de dinero» y «todo el mundo se casa»… menos él.

«Me han llamado «robótico» y también «intenso», entre otras cosas, es una de las frases en estas canciones que se benefician precisamente de no ser ni una cosa ni la otra. ‘Grand Plan’ es un álbum pasional pero sencillo en el que por supuesto despuntan las composiciones de corte romántico que se recrean en la cotidianidad. ‘Coldblooded‘ es el retrato de una discusión sin importancia mientras ‘Work’ y ‘Hit Your Limit’ son un bonito consuelo para alguien que acaba de petar. Sin streamings millonarios ni una atención desproporcionada por parte de la prensa, Dan Croll pertenece, desde este álbum, al equipo de gente tan querida por aquí como Jens Lekman y Tobias Jesso Jr.

Calificación: 8/10
Lo mejor: ‘Work’, ‘Coldblooded’, ‘Yesterday’, ‘Stay In L.A.’
Te gustará si te gusta: Jens Lekman, Tobias Jesso Jr, Matthew E. White, Andy Shauf
Youtube: audio de ‘Work’

Etiquetas:

La Tienda JNSP