- Publicidad -

Tony Bennett, Lady Gaga / Love for Sale

Lo mejor: 'It's De-Lovely', 'Night and Day', 'Love for Sale', 'Do I Love You', 'I Get a Kick Out of You'
Te gustará si te gustan: el jazz vocal clásico de Ella Fitzgerald, Peggy Lee, Frank Sinatra, Billie Holiday...
Escúchalo: Youtube

Antes de retirarse para siempre, Tony Bennett, que padece Alzheimer, ha querido grabar un último álbum con Lady Gaga, con quien ya publicara el disco de versiones de jazz ‘Cheek to Cheek‘ en 2014. Reconozco que, de entre todas las personalidades artísticas que tiene Lady Gaga, la de vocalista jazz es la que menos me interesa, pues siempre me ha parecido demasiado rígida con sus interpretaciones, un problema que persiste en este disco. Sin embargo, ‘Love for Sale’ es un buen homenaje a la obra de Cole Porter con el que despedirse de los escenarios en el caso de Bennett, que acaba de cumplir 95 años.

En lugar de seleccionar canciones de diversos autores, ‘Love for Sale’ efectivamente se centra en el repertorio de Cole Porter, uno de los compositores y letristas más populares de los años 30. Las canciones de Porter se caracterizaban por sus ingeniosas letras, ocasionalmente arriesgadas y plagadas de dobles significados, y por sus inusuales estructuras. ‘Night and Day’, su canción insignia, presentaba una composición melódica totalmente fresca para la época; ‘I Get a Kick Out of You‘ declaraba que «beber alcohol» y «esnifar cocaína» no puede ser mejor que pasar tiempo con la persona amada, ‘Love for Sale’ estaba protagonizada por una prostituta y ‘Let’s Do It’ se considera una de las primeras canciones que hablaron sobre pasárselo bien follando, aunque su letra contenga más eufemismos que el guion de un telediario.

- Publicidad -

Algunas de las canciones incluidas en ‘Love for Sale’ han sido mil veces versionadas por gente como Ella Fitzgerald (que publicó un disco dedicado al cancionero de Porter en 1957), Frank Sinatra, Billie Holiday, Judy Garland o el mismo Tony Bennett. En 2021, casi un siglo después de que fueran escritas, no han perdido un ápice de su encanto, ahora adaptadas por un Tony Bennett que, a sus 95 años, sigue cantando de maravilla, y por una Gaga que no puede sonar más cómoda en su papel de diva del jazz. Tony suena totalmente entregado a las canciones, y Gaga también.

En conjunto, el repertorio de ‘Love for Sale’ se debate entre los grandes vientos de la «big band» de jazz clásica y los fastuosos arreglos de cuerda tipo «Disney» que hacen a las mariposas volar. Especialmente las cuerdas suenan de maravilla en baladas como ‘Do I Love You?’ o ‘So in Love’ y no me extrañaría que este disco ganara un Grammy por Mejor Ingeniería de Sonido. Las composiciones más animadas, como ‘It’s De-Lovely’, ‘Love for Sale’ o ‘I Get a Kick Out of You’, son simplemente encantadoras; ‘Night and Day’ es una fantasía de violines y marimbas que te hace querer que Natalie Prass vuelva a grabar otro disco en su estilo; ‘I Concentrate on You’ añade una gustosa capa bossa al conjunto (Sinatra la llegó a versionar junto a Tom Jobim) y ‘Do I Love You?’ es una de esas baladas apasionadas por las que cualquiera querría ver a Gaga en directo.

- Publicidad -

La gran pega que deja ‘Love for Sale’ es que un disco de jazz demasiado correcto. Para un género musical tan dado a la improvisación, tan divertido en general, sobre todo en directo, el trabajo de Tony Bennett y Lady Gaga no se sale de los límites en ningún momento. Las interpretaciones de Gaga son técnicamente sobresalientes pero rara vez elevan el mensaje de las letras o la llevan a su propio terreno; y solo Tony les agrega de vez en cuando una chispa especial. En ‘Love for Sale’, Gaga se centra tanto en el estilo que olvida contarte la historia. Quizá no era momento de arriesgar en el que será el último disco de Tony Bennett, pero los grandes discos de jazz han solido arriesgar de vez en cuando porque de la improvisación también nace la magia. ‘Love for Sale’ es otro disco de jazz-pop que parece hecho para sonar en cafeterías, para ser escuchado de fondo. Merece más atención que esa, pero también podría haber sido mucho más.

Discos recomendados