Delaporte / Abril

Lo de Delaporte en ‘Abril’ no parece encerrar mayor misterio. Suena hasta facilón. El dúo de Sandra y Sergio viene de publicar un álbum de cierta inquietud espiritual como fue ‘Las montañas‘, cuyo corte principal, que ya era sobresaliente, subió a otro nivel sumando la voz de Eva Amaral en el proyecto ‘Titanas’, en el que colaboraban con mujeres diversas del panorama musical en un momento muy difícil para la industria. La reacción a todo aquello sólo podía ser un EP hedonista y bailable para a su vez reencontrarse con las salas de conciertos a lo grande después de varios aplazamientos y cancelaciones.

‘Abril’ repasa sencillamente -en compañía de un corto de 8 minutos- la típica noche en que no te ibas a liar pero te lías, ligas, fracasas, te reconfortas en tus amigos… mientras una voz interior te dice que ya deberías estar en casa. Las letras nos hablan de amor, sexo y de la pista de baile en sí, con cierto guiño también a los seguidores de Delaporte, a quien podría dirigirse también ese «ya solo puedo pensar en cómo te haré bailar». El vídeo de ‘Droga dura’, que fue el single de adelanto aunque no lo sabíamos, versaba sobre esos «nudes» que no debiste mandar vía móvil, atrapado/a en una relación tóxica.

Lo que ya no es tan fácil es conseguir una colección de éxitos tan numerosa como la que está ofreciendo Delaporte. El grupo que lograba un viral con ‘Un jardín’ gracias a un concurso televisivo no se quedó ahí, de hecho ya han superado sus streamings con la acústica ‘Si estás tú’ con John Grvy, y se han ido creciendo en producciones cada vez mejores y más ricas como ‘Ni un beso’, la estupenda ‘Clap Clap’ -su mejor canción-, ‘No te vas a olvidar’, la mencionada ‘Las montañas’, la muy Goldfrapp ‘Se va’…

‘Abril’ es un suma y sigue. ‘Narciso‘ es otra de sus mejores composiciones, inmersa en una producción más techno-house mientras huye de la mencionada relación tóxica con todo tipo de ganchos y giros, como esa subida de tono en la segunda estrofa. ‘Kryptonita’ está más orientada al pop electro, mientras ‘Desnudarnos otra vez’ incorpora la guitarra eléctrica para acercarse al sonido Sofi Tukker, también orientado a la pista de baile pero en un sentido más orgánico.

En verdad, su remezcla de L’Voix es más interesante en tanto que suena más oscura y sofisticada, y es que si en estas cuatro nuevas canciones Delaporte han dejado al margen los featurings que restaron algo de alma a ‘Las montañas’ (nada en contra de Ginebras, PUTOCHINOMARICÓN, etcétera, pero había demasiadas colaboraciones en aquel disco), el EP ‘Abril’ sí se cierra con interesantes revisiones de ODDLIQUOUR y VAN17INO6, quien ha acercado ‘Narciso’ a los tiempos del drum&bass. Delaporte continúan con este aparentemente sencillo lanzamiento, entre los grupos de electrónica más importantes de nuestra escena.

Los comentarios de Disqus están cargando....
Share
Publicado por
Sebas E. Alonso
Tags: delaporte