- Publicidad -

Nilüfer Yanya / PAINLESS

Lo mejor: 'the delaer', 'L/R', 'stabilise', 'midnight sun'
Te gustará si te gustan: Radiohead, St. Vincent, Grandaddy, Mitski
Escúchalo: Youtube

Nilüfer Yanya es una de esas artistas singulares que solo suenan a ellas mismas. No importa cuántas influencias reconozcas en su música, sus canciones siempre llevarán una firma inequívocamente propia. Serán sus extrañas melodías vocales, sus viscerales texturas de guitarra eléctrica o su voz rasposa y muscular, pero escuchar a Nilüfer Yanya es darse cuenta de que se está ante una artista original que, en cualquier momento, puede ofrecer algo grande.

Su nuevo disco halla a la artista en el camino correcto. ‘PAINLESS’ es más corto que su debut ‘Miss Universe‘ (2019) pero también más enfocado y denso, y escucharlo es apreciar a una artista que está esculpiendo su sonido con una visión cristalina. La artista turco-británica lo ha grabado con algunos músicos y productores de confianza como Wilma Archer, Bullion, Andrew Sarlo (productor de Big Thief) y Jazzi Bobbi, y lo ha llamado ‘PAINLESS’ aunque irónicamente las letras hablen de manera más franca que antes sobre cosas como el desamor o la inseguridad, y el dolor que estas provocan.

- Publicidad -

«No me gusta cuando no siento dolor» es una de las frases que deja ‘midnight sun‘, la pista central de ‘PAINLESS’, y viene a resumir el concepto de un disco que habla sobre una relación que daña a la autora, pero de la que ella aún no se ve capaz de escapar. Es una de las mejores canciones jamás escritas por Nilüfer: su cruda mezcla de guitarras eléctricas, baterías a medio camino entre el indie-rock y el trip-hop y su impredecible progresión de acordes y estructura, que se desahoga en un final de guitarras distorsionadas impecable, constituyen una de sus composiciones más inmediatas y adictivas.

De las cuales hay unas cuantas en ‘PAINLESS’. El disco abre con ‘the dealer’, que entre la decepción («pensaba que eras una persona en la que confiar») y el auto-engaño, presenta la base más uptempo de la secuencia, en clave breakbeat, y supone una introducción accesible al disco. El frenético primer single, ‘stabilise‘, devanea entre la paranoia propia de la artista que escribió ‘In My Head’ y afirmaciones tipo «no me voy a ninguna parte» y captura la energía de los primeros Bloc Party, y ‘try’ es directamente una balada de cantautora de rock universario de los 90 que Nilüfer lleva a su terreno.

- Publicidad -

En ‘PAINLESS’, Nilüfer sigue mostrando un logrado equilibrio entre accesibilidad y experimentación, y entre algunas de sus canciones más maduras. ‘L/R’ es una de ellas, pero además Nilüfer eleva su atmosférico sonido post-punk con un estribillo de melodía angular que no te podrás sacar de la cabeza; la balada ‘shameless’ retrata una relación humillante de la que Nilüfer no puede salir y suena «celestial» a propósito; y ‘chase me’, que de nuevo está sumida en la paranoia («por los pasillos tu amor me persigue»), combina las físicas guitarras de Nilüfer con una base electrónica de lo más rudimentaria que hace cosquillas en los oídos.

La extraña belleza de las canciones de ‘PAINLESS’ queda bien capturada en la atmosférica ‘trouble’, inspirada en Cat Stevens, y aún es posible de encontrar este tipo de belleza en algunas de las composiciones más esquivas del largo, como la introspectiva ‘company’, a la que «acompañan» los demonios de Nilüfer, bien asentados en su cabeza; o la jazzy ‘belong with you’, inspirada en ‘All the Things She Said’ de t.A.T.u. aunque jamás lo dirías. Dice mucho de Nilüfer que incluso sus canciones menores tengan algo interesante que ofrecer, y ‘PAINLESS’ es buena señal de que ha venido para quedarse.

Discos recomendados