- Publicidad -

‘Aguas profundas’: la «atracción» de Ana de Armas y Ben Affleck no es «fatal»

¿Vosotras os visteis venir la irrupción de Ana de Armas en Hollywood? Porque yo no. Si me hubiesen dicho, cuando veía ‘El Internado‘, que a la misma persona que correteaba por esos pasillos con cara de susto la íbamos a ver -¡en un solo año!- como Marilyn, como chica Bond y como musa de Adrian Lyne, no me lo hubiese creído. Pero desde que robó el protagonismo a principiantes como Chris Evans, Jamie Lee Curtis o Daniel Craig en ‘Knives Out’, su carrera no parece tocar techo, aunque ese salto a la fama internacional se haya visto torpedeado por la pandemia.

Así, después de numerosos retrasos, ‘Aguas Profundas’ ha acabado estrenándose sin pasar por los cines, directamente en Prime Video (Amazon). Esto no significa un mal augurio de calidad en las circunstancias actuales. Pero las noticias sobre esta película -el tijeretazo de media hora tras tests poco entusiastas- nos hacen pensar que sí es ese el principal motivo.

- Publicidad -

Porque había muchas ganas de ‘Aguas Profundas’. Y no hablo de un motivo extracinematográfico -es en este rodaje donde se conocieron Ana y Ben Affleck, terminando esa relación de manera un tanto estrambótica antes de volver él con Jennifer López. Hablo de que se trataba del regreso de Adrian Lyne tras ¡veinte! años sin películas suyas, desde aquella ‘Infiel’ con Diane Lane y Richard Gere.

Lyne es uno de los máximos exponentes de aquella ola de thrillers eróticos de los 80-90. Suyas son tres míticas: ‘Nueve semanas y media’, ‘Atracción fatal’ y ‘Una proposición indecente’. También se encargó de ‘Flashdance’, ‘La escalera de Jacob’ o aquel remake de ‘Lolita’. Y se da la coincidencia de que justo vuelve meses después de que su colega Paul Verhoeven volviese con ‘Benedetta’ a la senda desvergonzadamente guarra que tan buenos resultados le dio en ‘Instinto básico’ o ‘Showgirls’.

- Publicidad -

Como bien apunta Daniel Mantilla en El Español, una de las fortalezas de ‘Aguas Profundas’ es precisamente que ese cine ya no se hace, que Hollywood tiene la mirada más cauta al erotismo desde los dosmiles. Especialmente en estos años sorprende una película así. Pero ahí está a la vez el principal problema de ‘Aguas Profundas’: que no termina de entregarse. Inevitablemente podemos hacer una comparación con un polvo, y decir que nadie se corre en ‘Aguas Profundas’. Y que en los (mal llamados) preliminares hay más inercia que deseo.

No hablamos solo de la falta de sexo y de momentos menos recatados, que también influye. Ojalá se pegase la sensualidad que hay en ‘Before I Ever Met You’ de Banks, el tema principal de la peli. Es que hay una película divertidísima aquí, y quizás un futuro “montaje del director” que incluya el tijeretazo de media hora lo sea (la tijera se nota a leguas en varias escenas). Pero lo que nos llega es una película que recomendamos si te flipó ‘Atracción fatal’, pero que se queda a años luz.

No es, desde luego, por fallo de casting: volvemos a comprobar que el Ben Affleck majete-por-fuera-turbio-por-dentro de ‘Perdida‘ es el mejor Ben Affleck. Y lo de Ana de Armas es increíble, comiéndose la pantalla cada vez que sale solo con miradas o con la manera en que dispara ciertas frases. Una pena que el personaje no esté a la altura. Parece como si no quisiera caer en lo autoparódico, y acaba en tierra de nadie.

‘Aguas Profundas’ es mucho mejor cuanto menos se toma en serio y cuanto más se entrega a lo gamberro, y por eso funcionan tan bien secuencias como la de la escalera, la cena con el primer chico, o algunos encuentros con Jacob Elordi (curioso ver a Nate Jacobs de ‘Euphoria’ en esta tesitura) y Finn Wittrock. Funciona peor cuando se acerca al thriller “elevado”, quedándose en thriller convencional y un tanto aburrido. Para solucionarte una tarde tonta viene genial, pero se siente una oportunidad perdida porque no te la volverás a poner más allá de eso. Y Adrian Lyne tenía aquí los ingredientes (entre ellos, su propio retorno) para conseguir un pequeño clásico del mamarracheo hollywoodiense, como hizo en su momento.

Discos recomendados