- Publicidad -

‘Val’: qué fue de Val Kilmer y por qué sale tan poco en ‘Top Gun: Maverick’

En la secuela de ‘Top Gun’ hay dos ausencias destacadas: Meg Ryan, que interpretaba a la pareja del difunto Goose, y sobre todo, dado su protagonismo, Kelly McGillis, la novia de Maverick (Tom Cruise). La razón de este ninguneo la ha apuntado McGillis en una entrevista en Entertainment Tonight: “Soy vieja, gorda y aparento la edad que tengo”, 64 años. Su rol ha sido sustituido por Jennifer Connelly, que tiene menos años, 51, y menos kilos.

Una tercera ausencia podría haber sido la de Val Kilmer. “Iceman” también está «viejo» (62 años) y gordo, pero la razón de que al principio no estuviera en el reparto de ‘Top Gun: Maverick’ no fue su “mal” estado de conservación, sino su mal estado de salud. El actor fue operado en 2015 de un cáncer de garganta que le ha dejado graves secuelas en la voz. Kilmer insistió a los productores que su personaje no podía faltar en la película y les convenció de que estaba en condiciones de actuar. Al final sale poco, pero sale.

- Publicidad -

El reciente estreno en Filmin del documental ‘Val’, una producción de A24 presentada el año pasado en el Festival de Cannes, es una buena oportunidad para conocer la turbulenta vida de una de las grandes estrellas del Hollywood de los 80 y 90, que se fue apagando tras su desastroso ‘Batman Forever’ (1995) y cuya enfermedad parece haberlo hundido definitivamente. Las escenas donde aparece firmando fotos en la Comic-Con como una vieja gloria son tremendas. Sobre todo si las comparamos con las de su “compañero de ala”, paseando hace unos días por la alfombra roja de Cannes.

‘Val’ mezcla imágenes de la vida actual de Kilmer con material de archivo grabado por el propio actor a lo largo de su vida. Lo primero es menos interesante. Salvo algunos momentos puntuales (la mencionada secuencia de la Comic-Con), la mayoría son escenas cotidianas que, una vez pasado el shock de ver el deterioro físico del actor, resultan algo repetitivas, un mero sostén narrativo para lo que realmente importa: el relato de la vida del actor a través de sus vídeos caseros y de sus recuerdos narrados –en un bonito gesto de amor paternofilial- con la voz de su hijo.

- Publicidad -

Son imágenes que documentan su infancia (donde ocurrió un hecho traumático), su vida familiar (estuvo casado con la actriz Joanne Whalley, con quien trabajó en ‘Willow’) y su carrera como actor. Aquí hay momentos impagables: unos jovencísimos Kevin Bacon y Sean Penn enseñando el culo en un camerino, el infernal rodaje de ‘La isla del Dr. Moreau’ -con Marlon Brando pasando de todo y Kilmer ganándose su fama de actor difícil- y unos inenarrables castings donde el actor se ofrece para trabajar en ‘La chaqueta metálica’ o ‘Uno de los nuestros’ rodándose a sí mismo como si estuviera en una escena (mala) de esas películas.

‘Val’ es un ejercicio de narcisismo y honestidad brutal, un biopic descarnado que resulta más interesante por el subtexto, por lo que dejan traslucir sus imágenes, que por su discurso, demasiado hagiográfico. Val Kilmer como ejemplo del actor limitado, aupado a estrella juvenil, que suple sus carencias con toneladas de entusiasmo, inconsciencia y fuerza de voluntad. Un (auto)retrato que conmueve por la decadencia física del actor pero también por lo admirable y entrañable de su combate interior.

Discos recomendados