- Publicidad -

Metro Boomin / HEROES & VILLAINS

Lo mejor: 'Walk Em Down (Don't Kill Civilians)', 'Superhero (Heroes & Villains)', 'Too Many Nights', 'Creepin''
Te gustará si te gustan: 'SAVAGE MODE 2', Future, 21 Savage
Escúchalo: Youtube

Desde que consiguiera su primero número 1 al servir como productor para Migos en la enorme ‘Bad and Boujee’ (2016), Metro Boomin se ha convertido en uno de los superproductores más importantes e influyentes del hip hop estadounidense. Leland Tyler Wayne, su nombre real, puede decir que ha trabajado con el Olimpo del género, desde Kanye hasta Drake, pasando por Future y Post Malone, y además, siendo un artista jovencísimo (consiguió su primer Nº1 con 23 años) ha conseguido elaborar un sonido único, reconocible y frecuentemente imitado.

Tanto ‘NOT ALL HEROES WEAR CAPES’, su primer disco en «solitario», como ‘SAVAGE MODE 2’, su segundo LP colaborativo con 21 Savage, debutaron en el Nº1 del Billboard 200 y recibieron críticas muy positivas, sobre todo alabando la oscura e inquietante producción de Metro, como sacada de una película de terror. En especial, ‘SAVAGE MODE 2’, que además significó la primera colaboración de Morgan Freeman en un álbum de rap, conduciendo el aspecto narrativo del mismo. Otros grandes éxitos producidos por Metro son ‘Mask Off’ de Future o ‘Heartless’, el primer single del ‘After Hours’ de The Weeknd.

- Publicidad -

Conociendo de dónde viene el productor y compositor estadounidense, no es de extrañar que ‘HEROES & VILLAINS’ haya conseguido la misma hazaña que los dos discos anteriores, debutando directamente en el número 1. Y no es para menos. Ya de entrada, el reparto es bastante más impresionante que en su primer disco, con estrellas como The Weeknd, Travis Scott o A$AP Rocky y con cameos gratuitos de, una vez más, Morgan Freeman.

Digo reparto, porque ‘HEROES & VILLAINS’ es un disco totalmente cinemático. No es que siga un hilo narrativo, ni mucho menos, pero a Metro Boomin le encanta dar esa dimensión a sus discos a través de samples peliculeros, pasajes hablados y transiciones limpísimas. Este sentido cinemático también se traspasa a la música, formada por unos beats dramáticos, complejos y plagados de sutiles, pero contundentes cambios.

- Publicidad -

‘Walk Em Down (Don’t Kill Civilians)’ es, precisamente por esto, uno de los mejores (y más amenazantes) temas del disco. Todo lo dicho en el párrafo anterior está condensado en esta canción, siendo además el corte que mejor define el concepto detrás del disco, el contraste entre héroes y villanos. Las letras asesinas de 21 Savage («Buck shots hit his stomach / Now his guts gone») en la primera parte, juntado con la durísima base de Metro, forman el soundtrack que todo buen villano se merece. Esto es, hasta que llega Mustafa en la segunda mitad para salvar el día sobre un esperanzador piano.

Pese a no inventar la rueda, Metro Boomin hace un trabajo encomiable tanto de producción como de dirección, pero no todos los actores de ‘HEROES & VILLAINS’ están a la altura. Tras el hype del primer tema llegan ‘Superhero (Heroes & Villains)’ (con Future y Chris Brown) y ‘Too Many Nights’ (con Don Toliver y Future): la primera presenta uno de los mejores y más atmosféricos beats del proyecto y la segunda es hasta más pegadiza que el hit del disco, ‘Creepin». Sin embargo, con ‘Raindrops (Insane)’ ya se empieza a vislumbrar que el mayor problema de este proyecto son las desinspiradas apariciones de Travis Scott.

Hubo un tiempo en el que Travis estaba protegido por el «efecto superestrella», con el que parecía que nunca fallaba, pero ya hace mucho de eso. Tanto, que Scott se ha vuelto hasta genérico. Está presente en cuatro canciones, empatado con Future y 21 Savage, y parece que está usado como un recurso para rellenar tiempo. No hay ningún tipo de sustancia en sus versos y usa prácticamente el mismo flow en todas sus apariciones, sobre todo en ‘Niagara Falls’ y ‘Lock On Me’, prácticamente indistinguibles entre sí. Esperemos que ‘UTOPIA’ tenga poco que ver con esto.

‘Feel The Fiyaaaah’ es un final positivo y fresco para el disco. Después de tanta oscuridad en la producción, que puede llegar a hacerse monótono, este corte ofrece un sample chopeado de soul setentero que destaca como el beat más diferente de todos. Mientras A$AP Rocky se pregunta «¿Por qué somos codiciosos como los lobos»?, el difunto Takeoff aparece para marcarse un gran verso basado en el abecedario y poner el punto final a un disco con más aciertos que fallos, y con más héroes que villanos.

Discos recomendados

Ryuichi Sakamoto / 12

La Élite / Nuevo punk